Jueves 13.5.2021

La crisis climática está afectando al eje de rotación de la Tierra

Un reciente estudio demostró que el eje de rotación del planeta está desplazándose de forma acelerada. 

Por Redacción

  • sobre

Sumado a las sequías, incendios, inundaciones, extinción de especies y otras tantas consecuencias de la crisis climática, se descubrió que también está dañando el eje de rotación de la Tierra.

 

Para empezar: el eje de rotación es “es la línea imaginaria alrededor de la cual gira la Tierra en su movimiento de rotación”. Y, en los últimos años, se estuvo desplazando. Aunque este fenómeno, conocido como movimiento polar, es normal el problema, actual es la celeridad del cambio. 

 

A partir de los ‘90, la velocidad del desplazamiento de los polos aumentó considerablemente en comparación a años anteriores. Es 17 veces mayor que la registrada entre 1981 y 1995, según un artículo publicado en la revista de la Unión Geofísica Estadounidense (AGU, por sus siglas en inglés).

 

Transformación acelerada

 

La rotación sobre el eje se da cuando el objeto modifica la distribución de su masa. Y, a causa de los cambios internos que se dan en la Tierra, es muy común que se vaya modificando su eje. 

 

Sin embargo, los científicos detrás de la investigación de la AGU han demostrado que en este caso la rapidez se debe a la intervención humana. Ya que, en los últimos 30 años, aumentó la distribución de masa de la Tierra a causa del derretimiento de los glaciares.

 

"La disminución acelerada del agua almacenada en tierra, resultante del derretimiento del hielo glacial, es el principal impulsor de la rápida deriva polar después de la década de 1990", explica el grupo liderado por por Shanshan Deng, del Instituto de Ciencias Geográficas e Investigación de Recursos Naturales de la Academia de Ciencias de China.

El 95% del hielo más grueso y antiguo ya se derritió, según se expresa en el estudio. Y más de un tercio de los glaciares que quedan dejarán de existir para el 2100 si las condiciones actuales se mantienen. 

 

Disminución de los hielos en Groenlandia. | Fuente: BBC

Pero el derretimiento de los glaciares no es la única causante. El bombeo incontrolado de las aguas subterráneas también aporta al problema. Ya que, una vez que es extraída para consumo humano, el resto del agua se filtra hacia el océano generando así una redistribución de la masa. 

En los últimos 50 años se han extraído 18 billones de toneladas de agua que jamás fue reemplazada. 

 

El cambio del eje de rotación no llegó al punto de afectar el día a día pero los científicos insisten en que es necesario declarar una nueva etapa geológica: el Antropoceno.