Martes 11.5.2021

Reuniones entre vacunados, la nueva sugerencia de los especialistas

Las personas que están completamente vacunadas contra la COVID-19 pueden reunirse de forma privada en grupos, sin barbijos ni distanciamiento físico, sugirieron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

ELIZABETH MAIER

@ElizabethMaierC

  • sobre
Las nuevas recomendaciones no aplican a quienes viven en instalaciones como hogares de ancianos o prisiones. 

Las personas que están completamente vacunadas contra la COVID-19 pueden reunirse de forma privada en pequeños grupos sin barbijos ni distanciamiento físico, sugirieron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.  

 

Se considera a una persona completamente vacunada después de dos semanas de la segunda dosis. El relajamiento de las pautas de seguridad solo aplica a una pequeña porción de la población, dado que alrededor del 18% de los estadounidenses han recibido al menos una dosis y poco más del 9% recibió las dos. 

 

Para el resto, las precauciones deben mantenerse. Es decir, usar mascarillas, evitar viajes largos, limitar las reuniones al aire libre y preservar la distancia.  

 

El objetivo de tales medidas es reducir la propagación del virus, ya que a pesar de haber sobrevivido a la enfermedad y/o estar inmunizado, igual se puede contagiar a otros. 

 

A un año del inicio de la pandemia, los CDC y el gobierno de Joe Biden planean vacunar a todos los adultos para fines de mayo.  

 

 

Prevenir la trasmisión

A pesar que las fórmulas aprobadas globalmente demostraron ser eficaces para prevenir cuadros graves, hospitalización y muerte, aún no está claro si impiden la trasmisión del virus.  

 

Quienes están completamente inmunizados no necesitan hacer cuarentena o pruebas de coronavirus. Con todo, esto no evita que, al convivir con otras personas, sea necesario un test para evitar contagios de otros no vacunados. 

 

Esta recomendación aplica principalmente a quienes viven en instalaciones muy pobladas, como prisiones o hogares de ancianos. 

 

Hasta el momento, la guía de los CDC, que sirve de orientación para varios países del mundo, comunicó que se seguirá evaluando el riesgo de trasmisión y actualizando las recomendaciones.