icon

La Unión Europea más cerca de autorizar la vacuna rusa Sputnik V

Tres países del viejo continente ya demostraron su apertura y apoyo a recibir las dosis de la fórmula creada por el Instituto Gamaleya. Ahora se espera un dictamen de parte de la Agencia Europea de Medicamentos.

Los resultados preliminares del ensayo de fase III de la vacuna rusa Sputnik V demostraron una eficacia mayor al 91%.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) comunicó que iniciará la revisión de datos de los ensayos clínicos de la vacuna Sputnik V, para luego tener pruebas suficientes y otorgarle la autorización para su comercialización. 


Este paso del proceso busca acelerar los trámites para que la fórmula del Instituto Gamaleya reciba la autorización de emergencia en todo el territorio europeo. 


Hasta el momento, Hungría ha sido el único país del viejo continente que le brindó las aprobaciones pertinentes. Además, Eslovaquia ordenó envíos de dosis y el primer ministro de Republica Checa, Andrej Babis, sugirió que podrían comenzar a utilizar Sputnik V. 


Krill Dmitriev, el director ejecutivo del fondo soberano ruso, definió el comunicado de la EMA como un momento importante para Rusia. 


"Sputnik V puede actuar como un puente entre Rusia y Europa, pero su despliegue no debería atascarse en la política", dijo Dmitriev a Reuters, elogiando a Alemania, Francia, Italia y Austria, por lo que denominó como un enfoque pragmático. 


Sputnik V ha sido blanco de escépticos y críticos dado que fue aprobada en agosto en Rusia, antes de tener los resultados de los ensayos clínicos. 


Sin embargo, cuando los científicos corroboraron en The Lancet que la vacuna es casi 92% efectiva, tales especulaciones se desvanecieron.  


La vacuna consta de dos dosis con dos adenovirus distintos, que son virus de resfriados comunes debilitados.  


Dmitriev agregó que desde junio podría proporcionar 50 millones de vacunas para los europeos si logra los permisos de la EMA, aunque no especificó a qué países irían. 


Por el momento de aplican las de Pfizer/BioNTech, Moderna y AstraZeneca/Oxford. También se estudian CureVac, Novavax y Johnson & Johnson.