icon

NFTs: el mundo cripto llegó al arte

El mundo cripto es cada vez más grande y abarca cada vez más mercados. Uno de estos es el del arte, que con la incorporación de los NFTs, un token que forma parte del Ethereum Blockchain, permite la validación de toda clase de arte digital. 


Cryptokitties, la primer tendencia que dio origen al mercado del arte en el mundo cripto

Una nueva manera de comprar arte digital


En 2017, mientras más personas incursionaban en el mundo cripto, distintos artistas digitales iniciaron un proyecto llamado “Crypto Kitties”. Estos eran pequeños gatitos virtuales, con diferentes características, que podían comprarse mediante unos tokens llamados NFTs, que funcionan mediante la Blockchain Ethereum.


Ahora, ¿qué son estos NFTs? “non-fungible tokens”, que se traduciría a un bien que no se desgasta. 


Así como se le otorga a una persona un token para poder entrar a su cajero automático, cada vez que alguien compra un “Crypto Kitty”, se le otorgaba un NFT que representa a ese gatito específicamente y la transacción se hace mediante un contrato inteligente en la blockchain Ethereum. 


Ethereum es una criptomoneda, como Bitcoin, pero su blockchain tambien contiene estos NFTs, que pueden almacenar información diferente a las ETH Coin y, por esa razón, funcionan de otra manera.  


Los NFTs pueden utilizarse como token para vender cualquier bien digital, desde dibujos, música y videos, pero actualmente son cada vez más populares como medio para vender arte digital.


Qué tienen de especial los NFTs


La tecnología del Blockchain y la posibilidad de pagar por medio de la cripto-moneda crearon un nuevo mercado de arte que presenta características muy atractivas ya que enfrenta directamente dos problemas centrales en este mercado: el de la originalidad y reproducción.


Asegurar la originalidad de una obra de arte es un proceso que demanda muchos recursos y aquellas creadas en medios reproducibles, como la fotografía, la impresión, el film y en especial el arte digital, se encuentran también en esta encrucijada. 


Existen protocolos como certificados y legitimaciones añadiendo la firma de la mano del artista pero no hay manera de asegurar que estas medidas sean cien por ciento legítimas. En este caso, solamente la ética del artista y de la galería entran como garantes.


Para estos problemas, el Blockchain ofrece una solución al problema garantizando que existe una univocidad de la obra así como un determinado número de series: la obra de arte viene a ser criptográficamente registrada como un NTF y enlazada con un sistema de pago en cripto moneda que le permite distribuirse dentro del Blockchain. 


De esta manera, el arte digital, es decir, una obra de arte creada solo con herramientas digitales y cuya naturaleza reproducible es 1:1 (la cero diferencia entre el original y la copia) puede ser registrada como única, y así comercializada en las bolsas de mercados digitales para NTFs.


Las obras pueden ser descargadas y reproducidas por internet infinitamente pero sólo una persona, quien realizó la transacción con el artista directamente, tendrá la autoría de la obra.


Esta nueva metodología tambien ayuda a los artistas digitales ya que, permite vender su obra fácilmente, sin tener que ir a galerías como intermediarios, y de cada transacción que se haga de su obra, obtendrá un porcentaje.


Millones y millones en arte digital


Celebridades como Grimes, Beeple, Logan Paul y el creador del Nyan Cat vendieron toda clase de arte digital a millones de dólares desde que se empezó a implementar el uso de NFTs.


Grimes, la cantante canadiense y reciente esposa del multimillonario Elon Musk, vendió diez imágenes de obras que había realizado a un costo de aproximadamente 400.000 dólares. 


Mientras, la reconocida y tradicional galería Christie´s, realizó su primer subasta digital con un trabajo realizado por Mike Winkelman, mejor conocido como Beeple, en una colección llamada “Everydays: The First 5000 Days”. La obra ya se encuentra con una oferta por más de 3.000.000 de dólares.