icon

Hoy martes (23-2) parte el primer avión a buscar las vacunas chinas

Las dosis de Sinopharm llegarían a la Argentina el próximo jueves a la noche, de acuerdo a los plazos estimados. Permitirán inmunizar a 500 mil personas.

El domingo pasado (21-2) la nueva ministra de Salud de Argentina, Carla Vizzotti, autorizó con carácter de emergencia la vacuna Sinopharm (de nombre científico es BBIBP-CorV).

Hoy martes (23-2) parte a las 13 horas el primer vuelo hacia China para traer a la Argentina un millón de dosis de la vacuna Sinopharm para la COVID-19, permitirán inmunizar a 500 mil personas.


Se trata del avión Airbus A-330 de Aerolíneas Argentinas que viajará con una tripulación de 20 integrantes. Saldrá desde el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, hará una escala en Madrid y aterrizará luego en Beijing.  


En China permanecerá alrededor de cuatro a seis horas para completar el operativo de carga y volver al país hacia el jueves de noche, de acuerdo a los plazos estimados.  


De acuerdo al Instituto de Productos Biológicos de Beijing, la eficacia de Sinopharm es del 86%, tiene una tasa del 99% de seroconversión de anticuerpos neutralizantes y 100% de efectividad en la prevención de casos moderados y severos de coronavirus.


Las dos dosis de Sinopharm costarán finalmente 40 dólares, y después de una larga negociación con Xi Jinping se acordó que el pago será cuando el avión aterrice en Argentina.


Una de las principales ventajas de esta vacuna es hacia los países con menor capacidad de infraestructura, debido a que usa la tecnología de virus inactivado y se puede almacenar a temperaturas de refrigeración normal. 


Otros desarrollos, como los de Pfizer-BioNTech y de Moderna requieren una cadena de frío difícil de implementar.  


Argentina ha participado de los estudios clínicos de Sinopharm, al igual que Baréin, Egipto, Jordania, Perú, entre otros.


Según comunicó Clarín desde una fuente de Aerolíneas, “esta vez no se utilizará la cabina para ubicar las vacunas como se hizo en otros vuelos del mismo tipo. De todos modos, si eventualmente eso fuera necesario, sería posible sin mayor dificultad, ya que se trata de un avión de pasajeros adaptado para el transporte de carga”.