icon

Once ideas para quienes odian hacer ejercicio

Realizar reuniones con caminatas, bailar y hacer jardinería son algunas de las opciones más accesibles para movilizar el cuerpo. Cualquier tipo y duración mejora la salud y el bienestar, aunque más siempre es mejor.

Si la población mundial fuera más activa se podrían evitar hasta cinco millones de muertes al año, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud.

Uno de cada cuatro adultos y uno de cada cinco adolescentes no realiza suficiente actividad física.

La actividad física regular es clave para prevenir y ayudar a controlar las enfermedades cardíacas, la diabetes tipo 2 y el cáncer, así como para reducir los síntomas de depresión y ansiedad, reducir el deterioro cognitivo, mejorar la memoria y estimular la salud del cerebro.

Además, en pandemia se ha vuelto aún más imprescindible mover el cuerpo para contrarrestar los efectos nocivos del sedentarismo y el tiempo frente a las pantallas.

Por eso, estas son las once mejores formas de mantenerse saludable incluso para quienes odian hacer ejercicio:

 

1) Videojuegos 

Se puede practicar esgrima, boxeo, baile, tenis y otros deportes de forma virtual. En un estudio, las personas que caminaron, corrieron y se subieron a una colchoneta durante un juego de roles hicieron más ejercicio que si hubieran pasado la misma cantidad de tiempo en una cinta de correr. 


2) Quehaceres 

Lavar el auto, limpiar las canaletas o aspirar los pisos ayudan a estar en mejor forma física y fortalecen el bienestar mental. 


3) Jardinería 

Puede que no se haya considerado un ejercicio antes, pero excavar, agacharse, levantarse y cargar peso durante 30 minutos aproximadamente, se obtiene un entrenamiento aceptable e incluso ayuda al buen humor. No se necesita un jardín, ya que un balcón o una terraza son suficientes. 


4) Baile 

Bailar tonifica los músculos, fortalece el corazón, los pulmones y levanta el ánimo.  


5) Reunión sobre la marcha 

Al hablar con un compañero de trabajo o con otra persona del ámbito laboral, se puede proponer mantener la charla en una caminata. Incluso de esa forma se impulsa la creatividad y disminuyen las ansiedades.  


6) Involucrarse en un equipo 

Sin importar el interés o la habilidad, al comprometerse con un equipo es menos probable faltar o buscar excusas. Además, la compañía y las competencias pueden hacer olvidar que se está haciendo ejercicio. 


7) Al aire libre 

Si genera agrado estar al aire libre pero no comprometerse con un equipo, se puede buscar una cancha o parque en el que se organicen juegos espontáneos.  


8) Deportes de interior 

Si la temperatura del invierno y/o el verano son una limitación, hay juegos de interior como el básquet, la natación o el vóley que se practican bajo techo. 


9) Entrenamiento de intervalos 

Solo tres intervalos de 20 segundos de correr o andar en bicicleta, por ejemplo, ofrecen aproximadamente el mismo beneficio que un trote constante de 50 minutos. Incluso se pierden calorías durante el enfriamiento y los descanso entre intervalos.  


10) Caminatas 

Todos los movimientos que se hacen en auto, transporte público y hasta en ascensor pueden convertirse en momentos de ejercicio. Estacional lejos del lugar del destino, utilizar las escaleras, acercarse a alguien para hablar en vez de usar el celular, todo suma. 


11) Artes marciales 

Los deportes de defensa ayudan a entrenar la atención, mantener el cerebro más agudo y ejercitar el cuerpo al mismo tiempo. Los de contacto "ligero" como el karate, el judo y el taekwondo son bastante seguros, en comparación con otros.