icon

Comenzó la producción a escala de la vacuna cubana Soberana 2

Se trata de una de las cuatro vacunas del país contra la COVID-19. El mes que viene iniciará la fase tres de ensayos clínicos con 150 mil voluntarios. Es la primera latinoamericana en llegar a esta etapa.

Las dosis se fabrican para utilizarlas en la fase III de los ensayos clínicos que comenzarán en marzo próximo.

Cuba desarrolla cuatro vacunas: Soberana 01 y Soberana 02 (Instituto Finlay de Vacunas) y Mambisa y Abdala (Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología).

Soberana 2 es una vacuna conjugada, es decir que un antígeno se fusiona con una molécula portadora para aumentar la estabilidad y eficacia.

La vacuna cubana Soberana 2 comenzó la producción a escala para tener suficientes dosis y comenzar el mes que viene con los ensayos clínicos de fase tres con la participación de 150 mil voluntarios.


Se trata de una de las cuatro que desarrolla la isla y la más avanzada de Latinoamérica. Además, los científicos cubanos avanzan con Soberana 1 desarrollada por el Instituto Finlay de Vacunas (IFV) al igual que la 2, y AbdalaMambisa, por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB).


La producción a escala está a cargo del Centro Nacional de Biopreparados (Biocen), que cuenta con tres décadas de experiencia en la materia, según Sputnik News.


Soberana 2 había iniciado la fase dos el 22 de diciembre del 2020 con 900 voluntarios. La plataforma de la vacuna consiste en un antígeno que se fusiona con una molécula portadora para reforzar su estabilidad y eficacia.  


Se la denomina “conjugada” debido a que une una toxina del tétano a la proteína con la que el virus se adhiere la célula humana. Entonces, cuando el Sars-coV2 intenta ingresar a la persona a través de la proteína, se genera una reacción inmune y se le bloquea la entrada. 


La vacuna planea una administración en dos dosis, aunque los científicos no descartan una tercera de refuerzo de Soberana 1. Los otros tres desarrollos de Cuba proponen la misma dosificación, excepto Mambisa que sería intranasal. 


Hace dos semanas, la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI) trasmitió su confianza a la producción de la isla diciendo que "la capacidad de Cuba para desarrollar una vacuna es el resultado de décadas de inversión en su industria biofarmacéutica". 


Cuba planea inmunizar a su población durante el 2021 y exportar dosis a otros paíes.