icon

Todavía no se olvida el B-737 Max y ya llega el B-777 en problemas

Docenas de aviones de fuselaje ancho Boeing 777 han quedado en tierra en todo el mundo después de que una falla en el motor de un vuelo de United Airlines provocara que el avión arrojara escombros en un suburbio de Denver. 

El vuelo 328 de United Airlines tuvo una falla total del motor, lo que provocó que los escombros del avión cayeran en un suburbio de Denver.

La estadounidense Administración Federal de Aviación (FAA) ordenó inspecciones de aviones Boeing 777 con turbinas Pratt & Whitney PW4000-112 después de que una falla que resultó en un aterrizaje de emergencia de un vuelo de United Airlines, identificada como "problemas con las aspas huecas del ventilador" que son componentes "exclusivos de este motor".

El vuelo de United Airlines Holdings Inc. fue la 3ra. falla relacionada con ese modelo de avión con esos motores en los últimos años.

Los investigadores de seguridad en USA están tratando de determinar por qué el motor falló poco después de que despegó el avión con destino a Honolulu, lo que lo obligó a regresar al Aeropuerto Internacional de Denver y dejó un rastro de escombros esparcidos por una ciudad cercana.

El vuelo 328 de United tuvo que regresar al aeropuerto de Denver poco después del despegue el sábado 20/02 después de que los escombros, incluidas partes del carenado que fueron diseñadas para soportar el motor, cayeran del avión.

** United Airlines dijo que estaba retirando voluntaria y temporalmente sus 24 aviones Boeing 777 activos propulsados ​​por el mismo modelo de motor y que estaba trabajando con los reguladores para garantizar que pudieran volver al servicio. La aerolínea tiene, en total, 28 de estos aviones en los hangares. 

** El Ministerio de Transporte de Japón ordenó, a su vez, a sus aerolíneas que dejaran en tierra los aviones con esos motores hasta que se investigara el incidente en USA: son 32 aviones registrados con el motor PW4000 (13 operados por Japan Airlines y 19 pertenecientes a All Nippon Airways).

** Las 2 aerolíneas más grandes de Corea del Sur, Korean Air y Asiana Airlines, también ordenaron dejar en tierra sus B-777, según la agencia de noticias Yonhap.

Boeing no termina de recuperarse de la puesta a tierra durante 18 meses de todos sus aviones 737 Max, y luego el impacto de la pandemia que redujo la demanda de aviones nuevos. 

Boeing informó una pérdida récord en el ejercicio contable 2020.

El otro incidente

Pero no fue el único percance de Boeing durante el fin de semana.

Un avión de carga Boeing 747 propulsado por una versión más pequeña del motor tuvo que regresar al hangar después de que partes de la turbina cayera poco después del despegue en Maastricht, Países Bajos. 

No está claro si los dos incidentes están relacionados. Nadie resultó herido en ninguno de los casos.

La carcasa del motor no evita que los escombros sean expulsados ​​a altas velocidades en todas las direcciones, amenazando potencialmente la integridad de la aeronave en sí, en un hecho particularmente grave pero no imposible, dijo John Strickland, de la consultora de aviación JLS Consulting.

La turbina PW4000 involucrada en el incidente y la aeronave 777 habían volado de manera segura durante décadas, y los investigadores tendrían que determinar si el incidente se debió a la antigûedad o mal mantenimiento de esa unidad o algún otro factor, dijo Strickland.

Control de daños

La variante de aviones propulsados ​​por motores Pratt & Whitney no fue muy utilizada por Boeing. 

Cirium, la consultora de datos de aeronaves, estima que hay apenas 60 B-777 aeronaves en servicio con los motores PW4000 y 67 más en hangares. 
Los principales clientes después de United son las aerolíneas japonesas y coreanas.

"Esta versión del 777 está fuera de producción, por lo que no hay ningún impacto para Boeing", dijo Rob Stallard, analista de Vertical Research. “La versión actual del 777, a la que también le quedan unos pocos años de producción, solo usa el motor GE-90.

Boeing dijo que estaba "monitoreando activamente los eventos recientes" y que estaba trabajando con los reguladores en USA y Japón. 

Por las dudas recomendó suspender las operaciones de todos sus 777 equipados con los motores Pratt & Whitney que el avión del vuelo 328 de United.

En tanto, Pratt & Whitney ha enviado un equipo para trabajar, “coordinando activamente con los operadores y reguladores para respaldar el intervalo de inspección revisado de los motores Pratt & Whitney PW4000 que impulsan los aviones Boeing 777”.

Steve Dickson, el administrador de la FAA, dijo que la agencia se reunirá con Boeing y Pratt & Whitney como resultado del incidente del fin de semana. 

“Basándonos en la información inicial, llegamos a la conclusión de que el intervalo de inspección debería aumentarse para las aspas huecas del ventilador que son exclusivas de este modelo de motor, que se utiliza únicamente en aviones Boeing 777”, dijo. 

Un examen preliminar realizado por la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte mostró que 2 aspas del ventilador en 1 de los motores de la aeronave de United estaban fracturadas, una casi por completo y la otra medio rota. Las aspas restantes del ventilador mostraron signos de daño, mientras que el avión también sufrió daños menores, dijo la Junta.

Estas fallas de motor, en las que las partes internas rompen la carcasa protectora del motor, pueden dañar gravemente los aviones porque los escombros pueden golpear las alas, los tanques de combustible y el fuselaje. Los hechos son raros y se intensifica el escrutinio investigativo; en este caso, más aún porque los vuelos prolongados sobre el agua enfrentan mayores requisitos de mantenimiento y otras medidas de seguridad, dijeron funcionarios de la industria.

El Ministerio de Transporte de Japón dijo que ordenó un mayor mantenimiento de los motores después de un grave incidente en diciembre cuando un 777 sufrió problemas en el motor al salir del aeropuerto de Naha en Okinawa.