icon

Elon Musk analizó la inmunidad de sus empleados y esto es lo que descubrió

Los científicos comandados por el multimillonario se centraron en la respuesta inmune, tanto de los que habían sido infectados como de aquellos que no. Sus conclusiones aportaron evidencias para entender por qué se registran reinfecciones.

El hombre más rico del mundo le pidió a 4 mil trabajadores de su compañía SpaceX que se realizaran análisis de sangre mensuales.

De acuerdo al estudio, los que habían presentado síntomas de coronavirus más leves generaron menos anticuerpos y tenían menos probabilidades de alcanzar una inmunidad a largo plazo.

Los investigadores aseguran que sus resultados sirven para identificar a las personas más vulnerables a la COVID-19 y para establecer el orden de vacunación.

El multimillonario dueño de Tesla y SpaceX, Elon Musk, pidió a científicos que monitoreen la inmunidad de 4 mil empleados, analizados voluntariamente entre abril y junio del año pasado, a través de muestras de sangre mensuales.


Tras la investigación, publicaron los resultados e indicaron que un nivel de anticuerpos altos producidos por la infección de COVID-19 genera una inmunidad duradera. Por el contrario, un umbral bajo de anticuerpos generados naturalmente por una enfermedad leve, significa una menor probabilidad de protección a largo plazo. 


Los investigadores y el propio Musk firmaron la publicación que apareció en la revista Nature Communications. 


Los hallazgos, dicen los autores, podrían servir para determinar con precisión las poblaciones más vulnerables al coronavirus y que deberían encabezar la lista de vacunación. Sin embargo, la muestra no ha sido representativa dado que la edad promedio fue de 31 años y en un 92% varones. 


Actualmente, se monitorean casos de reinfección para continuar con el estudio, principalmente por el arribo de las nuevas cepas. 



 

Los resultados 

Los anticuerpos sirven como biomarcadores de infección, pero si se mantienen, pueden conferir inmunidad a largo plazo, de acuerdo al resumen de la investigación. 


Sin embargo, para la mayoría de las vacunas aprobadas clínicamente, los títulos de anticuerpos de unión solo sirven como un sustituto de la protección. En cambio, la capacidad de los anticuerpos inducidos por la vacuna sí representan una protección alta. 


Además, a pesar que se ha evidenciado la persistencia de las respuestas de anticuerpos, también se registran casos de reinfección, lo que pone en duda la protección que puede otorgan haber sobrevivido al virus.


De las 4 mil personas analizadas en el estudio, 300 habían padecido la enfermedad y 120 fueron estudiados por los científicos por brindar suficientes datos sobre sus infecciones y niveles de anticuerpos.  


Los hallazgos apuntan a una relación directa entre el nivel de anticuerpos y una respuesta humoral y celular vigorosa de protección. “Este nivel de actividad de respuesta puede ser esencial para una protección duradera, lo que podría explicar por qué se producen reinfecciones con el SARS-CoV-2 y otros coronavirus comunes”, concluyen. 


En síntesis, los autores destacaron que la mayoría de las vacunas generan anticuerpos mayores a los identificados en los empleados del multimillonario.