icon

“Patria y Vida”: el rap que sacudió al régimen de Cuba

La nueva canción obtuvo más de un millón de reproducciones en menos de 72 hs y causó polémica. La letra que hizo enfurecer al régimen comunista que gobierna el país, relata la difícil situación económica y política que atraviesan las personas que habitan en la isla. Las mismas autoridades del gobierno y los medios oficialistas apuntaron contra los intérpretes que buscan hacer un llamado de atención titulando su canción con una frase inspirada en el antiguo lema de Fidel Castro “Patria o Muerte", que continúa vigente hasta el día de hoy.

“Patria y Vida”

La canción

Yotuel Romero, Descemer Bueno, Gente de Zona, El Osorbo y El Funky, son los cantantes que interpretaron la canción que se estrenó el martes 16 de febrero y que causó la furia del régimen cubano.

“Patria y Vida” es el título del nuevo tema que se muestra en contraposición a el antiguo lema del ex presidente Fidel Castro “Patria o Muerte”.

“No más mentiras, mi pueblo pide libertad, no más doctrinas. Ya no gritemos Patria y Muerte sino Patria y Vida”, pronuncian en la canción.

La letra apunta directamente contra la administración que se mantiene al mando del país desde 1959.

“Se acabó, tu cinco nueve, yo doble dos. Ya se acabó, sesenta años trancado el dominó”, dice el estribillo que utiliza el juego del dominó como parte del mensaje.

Los músicos se refieren a la difícil situación de crisis que pasan los cubanos tras más de 60 años de “represión” y de una “revolución maligna”.

“Ya ustedes están sobrando, ya no les queda nada, ya se van bajando. El pueblo se cansó de estar aguantando. Un nuevo amanecer estamos esperando”, pronuncian en otra parte de la canción.

La letra y una denuncia explícita

Entre tantas frases, los artistas repudian acontecimientos puntuales que sucedieron en el país y los relatan al ritmo de la canción.

El grupo se muestra a favor del movimiento San Isidro, una agrupación artística y social, opositora al Partido Comunista de Cuba.

“Rompieron nuestra puerta, violaron nuestro templo. Y el mundo ta' consciente de que el movimiento San Isidro continua, puesto”, dice la canción haciendo referencia al hecho ocurrido el 26 de noviembre del 2018.

En aquel episodio, la policía de Cuba entró a la la sede del movimiento y reprimió a un grupo de jóvenes que hacían una huelga de hambre para exigir la liberación del rapero contestatario Denis Solís.

La letra también hace referencia a las medidas económicas más recientes cuando dice: “que celebramos si la gente anda deprisa, cambiando al Che Guevara y a Martí por la divisa”.

Esta política tan criticada por los músicos, llevó a una dolarización parcial de la economía del país que se encuentra en plena crisis desde hace un largo tiempo.

Un fuerte golpe para el régimen

Muchas de las declaraciones que los músicos expresaron en su canción y de las imágenes que plasmaron en el video, enfurecieron al gobierno cubano.

Granma, el diario que funciona como el órgano oficial de comunicación del Partido Comunista, se mostró alterado por la nueva canción del grupo de artistas.

En su portada y en en el resto de las páginas, el diario publicó tres notas que hacen referencia a la canción, y en las que califica al tema de “trapero y cobarde” y a los músicos de “ratas”.

En uno de los artículos asegura que “no hay tiempo para amilanarse ante esos que pretenden pisotearnos la patria con una canción” y que la melodía “intenta cambiar a Cuba por un millón de vistas en YouTube”.

La reacción del Gobierno

El mismo Miguel Díaz-Canel Bermúdez, actual presidente de Cuba, se pronunció en la red social Twitter y apuntó directamente contra la canción y sus intérpretes.

Además, las autoridades llamaron al pueblo a cantar el himno del país en medio de una campaña a la que llamaron “Morir por la Patria es vivir”, una clara estrategia para hacerle frente a la repercusión que tuvo la canción.

El diario Granma quiso desacreditar a los músicos acusando a los artistas de “reescribir sus historias personales” en lo que llamaron una “operación desde Miami”.

Sin embargo, esa denuncia quedó sin efecto cuando El Osorbo dijo, a través de sus redes sociales, que la canción que para él se trata de “un himno de guerra”, la hizo desde Cuba.

Las gran cantidad de insultos y comentarios agresivos que recibieron los músicos que interpretan la canción, son un reflejo de lo mucho que esta afectó la poca estabilidad que mantiene el régimen.

El apoyo

Después del lanzamiento y de la repercusión, el resto de los artistas también se pronunciaron y hubo quienes los apoyaron.

Dita Charanzová, la vicepresidenta del Parlamento Europeo, se mostró a favor de la canción en las redes sociales.

“Para que todo el mundo sea consciente de la realidad cubana”, escribió antes de adjuntar el link del nuevo tema de rap.

Por su parte, Descemer Bueno se refirió a su canción, así como lo hicieron muchos de sus colegas, y dijo que “la gente se está dando cuenta de lo que pasa y está sintiendo en carne propia lo que va a ser el final de esta dictadura”.