icon

Uber pierde una batalla judicial importante en el Reino Unido

Algunos conductores de Uber tienen derechos que incluyen salario mínimo y vacaciones pagadas, dice un tribunal del Reino Unido. Los afiliados de la App Drivers & Couriers Union celebraron la decisión de la Corte Suprema del Reino Unido.

Uber pierde en Londres una demanda sobre sus condiciones laborales anteriores a 2016.

Uber Eats es la nueva apuesta de la empresa, pero es un negocio que ya se marchó de la Argentina y otros países. Habrá que evaluar cómo se encuadra aunque el fallo se refiere a antes de 2016, cuando no existía Eats.

El tribunal superior del Reino Unido falló que un grupo de 25 ex conductores de Uber Technologies Inc. tenían derecho a un salario mínimo y otros beneficios mientras trabajaban para la empresa, lo que supuso un revés para Uber y otras empresas de economía de conciertos en las batallas mundiales sobre su modelo de empleo.

La Corte Suprema del Reino Unido, en una decisión unánime, confirmó las decisiones de los tribunales inferiores que otorgaron al grupo de conductores un estatus laboral formalizado. 

La compañía había apelado esas resoluciones, sosteniendo que sus conductores de transporte de personas y entrega de alimentos son contratistas independientes, sin los derechos de los empleados en relación de dependencia.

Por ahora, la decisión se aplica solo a los 25 ex conductores de Uber involucrados pero los dirigentes sindicales dicen que sienta un precedente potencial para otros en el Reino Unido que trabajan en empresas similares, las de aplicaciones que distribuyen tareas individuales a un grupo de personas que son consideradas, por los dueños de la aplicación, como contratistas independientes.

Uber dijo que la decisión no reclasifica automáticamente a todos sus conductores del Reino Unido y que no está relacionada con su negocio de entrega de alimentos Uber Eats. 

La compañía también afirmó que desde que se presentó el caso, ha agregado beneficios para el conductor, como seguros por enfermedad y lesiones.

"Estamos comprometidos a hacer más y ahora consultaremos con todos los conductores activos en el Reino Unido para comprender los cambios que desean ver", dijo Jamie Heywood, director regional de Uber para Europa del Norte y del Este.

Reordenando

El impacto preciso de la decisión judicial anticipa nuevos litigos.

Ganan nuevos bríos los activistas laborales que han estado discutiendo en varios países con Uber y otras compañías como DoorDash Inc. y Deliveroo Inc. sobre la situación laboral de los trabajadores de aplicaciones. 

Esto lo confirmó Rachel Mathieseon, abogada de Bates Wells, que argumentó en nombre de los conductores.

Uber y otras compañías similares dicen que reclasificar a los trabajadores como empleados aumentaría los costos, resultando en la pérdida de empleos y reduciría la flexibilidad que tanto valoran sus trabajadores. 

En cambio los activistas laborales dicen que las empresas están trasladando el riesgo empresarial a los trabajadores precarios sin otras oportunidades de empleo.

Ellos no ponderan la ausencia de horarios que facilitan las aplicaciones.

Es una obviedad que de ahora en más Uber y otras empresas harán firmar a los interesados una renuncia expresa a litigios futuros o pondrán limitaciones que ya están estudiando los abogados.

Sin embargo, los ex conductores de Uber sólo buscan el resarcimiento.

"Este fallo reordenará la economía y pondrá fin a la explotación generalizada de los trabajadores por medio de engaños algorítmicos y contractuales", dijo James Farrar, uno de los ex conductores que dirigió el caso y que ahora es secretario general de App Drivers, el Sindicato de Mensajeros.

Diferentes casos

Los defensores laborales han logrado recientemente otras victorias legales en Europa. Los tribunales suizos han obligado a Uber Eats a dejar de utilizar contratistas independientes en el área de Ginebra. 

Y un tribunal francés reclasificó a un ex conductor de Uber como empleado.

Pero las empresas de transporte y entrega ganaron una batalla importante en California, donde los electores aprobaron una medida que protege sus sistemas de trabajadores contratados. La medida permite a empresas como Uber, Lyft Inc. e Instacart Inc. evitar cumplir con una ley de California que habría reformado la forma en que operan en el estado más poblado de USA.

Es cierto que en los últimos años, Uber ha aumentado los beneficios para sus conductores , incluida una nueva cobertura para cosas como licencia por enfermedad y licencia parental.

Algunas empresas también han comenzado a intentar llegar a acuerdos con sindicatos pero no llegan a convertirlos en empleados.

A principios de esta semana, Uber publicó un libro blanco para los responsables políticos europeos en el que se describen sus propuestas sobre cómo regular el trabajo en directo, algo que la Unión Europea debe considerar este año. 

Entre sus propuestas se encuentran la elegibilidad conjunta para los beneficios y los mecanismos para garantizar ingresos mínimos, al tiempo que se mantienen a los trabajadores como contratistas independientes.

Uber dice que cualquier precedente establecido por el fallo del Reino Unido será limitado porque en 2016 ha cambiado la forma en que maneja sus relaciones con los conductores. La demanda fue sobre el contrato anterior a 2016. 

Por ejemplo, Uber dice que los conductores actualmente pueden ver el destino y la tarifa de los viajes antes de aceptarlos, y no enfrentan sanciones por rechazar repetidamente las tarifas. En 2016, los conductores no recibieron dicha información y se les bloqueaba temporalmente la aplicación como penalización si declinaban las tarifas en forma reiterada.

"Los conductores están en una posición de subordinación y dependencia en relación con Uber, de tal manera que tienen poca o ninguna capacidad para mejorar su posición económica a través de habilidades profesionales o empresariales", dijo George Leggatt, un juez de la Corte Suprema que leyó un resumen de la decisión en Londres.

Uber ha dicho que sus conductores son sus propios jefes y eligen las horas que trabajan, citando encuestas que muestran que la mayoría dice que la flexibilidad es la razón más importante por la que trabajan para Uber.