icon

Putin ensaya un rescate de Maduro y de PDVSA

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, expresó su apoyo a su par venezolano, Nicolás Maduro, para reforzar la soberanía del país sudamericano. La página web del Kremlin (palacio presencial de Rusia), ha informado que los ambos mandatarios han mantenido una conversación telefónica y han abordado diferentes temas sobre las relaciones entre Rusia y Venezuela. Pero hay algo más en la noticia.

Nicolás Maduro y Vladímir Putin.

Vladímir Putin y Nicolás Maduro han hablado sobre varios problemas que vive la nación bolivariana en especial “la presión externa” ejercida por parte de ciertos países, básicamente USA.

El mandatario ruso “expresó su apoyo a los esfuerzos de las autoridades venezolanas para fortalecer la soberanía del país” en medio de las sanciones e intervenciones de otros países en Caracas.

Para algunos analistas, el respaldo de Putin a Maduro es en el marco de la flamante Administración Biden en USA pero también un intento de reorganizar el gobierno venezolano, en particular la producción de energía, cuyo ícono es Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Maduro le ha agradecido a Putin, su mayor proveedor de armamento y distribuidor de energía y oro ante las restricciones estadounidenses, el envío de los suministros de la vacuna rusa Sputnik V contra el nuevo coronavirus, causante de la Covid-19, en medio de las sanciones que obstaculizan la lucha del país bolivariano contra el virus.

La versión rusa del diálogo afirma que ambos han subrayado, una vez más, la importancia de ampliar relaciones beneficiosas entre Rusia y Venezuela en diferentes ámbitos.

México

** Venezuela vive una crisis política, acusando de planes de destabilización a USA y Colombia.

** Rusia denuncia que USA, que financiaría a la oposición venezolana, intenta apoderarse de las riquezas naturales Venezuela.

** Rusia, al igual que el Vaticano, ha solicitado un diálogo interno para alcanzar gobernabilidad, a lo que siempre se opuso Donald Trump. Nadie conoce aún la estrategia de Joe Biden.

En tanto, Maduro propuso convertir a la petrolera estatal PDVSA en una proveedora de gas a México ante los problemas de suministro desde Texas.

Se desconoce la capacidad verdadera de producción de la pauperizada PDVSA pero, aparentemente, Maduro intenta relanzar la empresa.

"Nosotros deberíamos proponernos ser seguros suministradores de gas a México para su eficiencia energética (…) suministrar el gas venezolano a México en una alianza estratégica",expresó Maduro.

Maduro lo dijo desde la sede de Petróleos de Venezuela S.A (PDVSA), en Caracas.

El ministro de Petróleo venezolano, Tareck El Aissami, indicó que Venezuela logró la recuperación del sistema de procesamiento de gas, lo que permitió estabilizar y beneficiar al sector industrial y restablecer progresivamente el sector residencial.

"Tengamos máxima protección, usemos todos nuestros sistemas de radares y misilísticos para defender a nuestras refinerías, nuestra industria petrolera", destacó El Aissami.

México es el mayor importador de gas natural de USA: en 2019 compró a ese país US$ 6.125 millones de ese hidrocarburo, más del doble que en 2015, 20% de las exportaciones estadounidense de energía.

La suspensión de los suministros de gas natural, debido a la a severa tormenta invernal que golpea desde hace días a Texas, el estado del sureste de Estados Unidos, dejó sin energía eléctrica a casi todo México.

A Biden

Nicolás Maduro dijo también que las empresas petroleras estadounidenses son bienvenidas (de hecho, Chevron aún está en Venezuela pero presionada por WDC para malvender sus activos), en el contexto de la ley antibloqueo que aprobó la extinta asamblea nacional constituyente para, supuestamente, burlar las sanciones.

“Quiero decirle a los inversionistas de Estados Unidos que las puertas de Venezuela están abiertas para la inversión petrolera y gasífera para una sociedad ganar-ganar. Estamos avanzando gracias a la ley antibloqueo, una herramienta eficaz de respuestas para contrarrestar estos hechos devastadores“, dijo.

“Venezuela y Pdvsa se están recuperando progresivamente. Por eso estamos listos para recibir todas las inversiones posibles. Tenemos una oferta muy fuerte para honrar los compromisos de Venezuela”, añadió.

Maduro firmó por la vigencia por 1 año más de la Comisión Alí Rodríguez Araque, que él creó en 2020 para, supuestamente, reestructurar y recuperar la industria petrolera del país.

“Hay tres enemigos: el burocratismo, la corrupción y los infiltrados. Es como el coronavirus, los infiltrados que se visten de rojo rojito y se la dan de más revolucionarios que todo el mundo y andan pasando información al enemigo imperialista. Sé lo que digo. Buscan cómo sabotear una industria, una refinería, una planta. Ojo avizor. Mosca la clase obrera ante el burócrata, ante el corrupto y ante el infiltrado”, manifestó.

Maduro denunció el bloqueo de cuentas de PDVSA para comprar y pagar deudas, además de las restricciones financieras a la industria petrolera par acceder a créditos.

“Es una industria necesitada, de gran inversión de capital. Tú produces y necesitas meter capital para repuestos, taladros, equipos especializados; es una industria que necesita capital fresco permanentemente. Y ¿de dónde viene el capital fresco? Fundamentalmente del financiamiento, de los bancos en el mundo, y se cortó el financiamiento, el refinanciamiento de sus propias deudas y eso pasó con la República”, concluyó.