icon

Origen del Covid: la OMS identificó dos posibles animales intermediarios

Los expertos perfeccionaron la búsqueda del eslabón entre los murciélagos y el humano. Identificaron a dos, los hurones característicos de China y los conejos. Ambos se podrían haber estado vendiendo en un mercado de Wuhan.

Un zoólogo de la OMS dijo en una entrevista que habían encontrado ejemplares de tejón hurón chino entre los cadáveres en los congeladores del mercado húmedo. Aunque dieron negativo, esta especie similar a las comadrejas y las nutrias, tiene la capacidad de portar el virus.

El mercado húmedo sigue siendo el foco de la investigación porque ya ha estado vinculado a infecciones anteriores y porque los científicos de la OMS creen que el virus se originó en murciélagos y se propagó a los humanos a través de otro animal, en una granja o en un mercado ilegal de vida silvestre.

Los expertos de la OMS dicen que aún tienen que establecer qué criaturas se vendían en el mercado húmedo de Wuhan , tanto legal como ilegalmente, vivas y muertas.

Los expertos enviados por la Organización Mundial de la Salud a investigar los orígenes de la pandemia dicen que se necesita más investigación sobre los proveedores de animales en el mercado húmedo de Wuhan. Algunos eran de una región de China cerca de las fronteras del sudeste asiático, donde se han encontrado los parientes conocidos más cercanos del Sars-coV-2 en murciélagos. 


Pero todavía no se ha podido establecer toda la lista de criaturas vendidas, legal o ilegalmente, vivas o muertas, en la primera ciudad en la que se registraron casos de COVID-19 de todo el mundo.


Para tal fin, el equipo de la OMS hace malabarismos con múltiples hipótesis en competencia y todavía no está seguro de si el virus saltó primero de los animales a los humanos en el mercado, o si estaba circulando primero en otros lugares como en granjas.


Por otro lado, los investigadores le han pedido a China que realice pruebas generalizadas de sus granjas de visones, luego de documentar las mutaciones que se pueden provocar en estos animales y la matanza que debió ejecutarse en Europa para prevenirlas.


Mientras tanto, la incertidumbre sobre cómo, cuándo y dónde el virus se propagó por primera vez a los seres humanos está alimentando las tensiones internacionales. Estados Unidos y China intercambian acusaciones de que están obstaculizando la investigación de la OMS. 


No obstante, tras largas negociaciones, el equipo de la OMS pudo viajar por 4 semanas a Wuhan y añadir evidencia a su teoría. 


 

Tejón hurón y conejo 

El mercado húmedo sigue siendo el foco de la investigación, porque ya ha estado vinculado a infecciones anteriores y porque los científicos de la OMS creen que el virus probablemente se originó en murciélagos y se propagó a los humanos a través de otro animal.


Numerosos científicos han sugerido que el virus podría haberse propagado a través del comercio ilegal de vida silvestre en China. 


Peter Daszak, un zoólogo del equipo de la OMS, dijo en una entrevista que los hurones se encontraban entre los cadáveres encontrados en los congeladores en el mercado y que, aunque dieron negativo, eran capaces de portar el virus. 


Esta hipótesis proporcionaría una explicación de cómo el virus pudo haber entrado en Wuhan, dijo el doctor Daszak. 


Los hurones, que viven principalmente en el sur de China, pertenecen a la misma familia de mamíferos que las comadrejas y las nutrias, y a menudo son cazados y comercializados por alimento o pieles, a pesar de ser una especie protegida. 


Además, el especialista dijo que los conejos también estaban presentes en el mercado y que "resultan ser bastante susceptibles al SARS-CoV-2". 


La OMS intentó repetidamente establecer si había mamíferos vivos en el mercado húmedo. Pero como se trataría de un comercio ilegal, las probabilidades de corroborarlo son pocas. 


Antiguos proveedores y el gerente de una empresa que comenzó a desinfectar el mercado, poco antes de que cerrara el 1 de enero de 2020, le dijeron a The Wall Street Journal que vieron cadáveres y mamíferos vivos enjaulados, incluidos perros, conejos y hurones. 


De hecho, la OMS y otros científicos dicen que cualquier animal o carne podría haberse vendido semanas antes y retirado del mercado antes de que llegaran las autoridades chinas. 


Identificar el animal que probablemente infectó por primera vez a un humano es un paso crítico en la investigación, ya que podría ayudar a rastrear el virus hasta su reservorio original, probablemente una colonia de murciélagos, y ayudar a evitar que se propague nuevamente a los humanos.