icon

Funcionarios de USA en Rusia pidieron vacunarse con Sputnik V

Los simunistros de Pfizer y Moderna son limitados y no fueron distribuidos para que alcencen a los 75 mil empleados del Departamento de Estado de Estados Unidos. 

El Departamento de Estado (USA) no recomienda a sus funcionarios inmunizarse con el fármaco ruso, aunque autoriza a cada uno a "tomar sus propias decisiones en materia de salud". Sin embargo, el simunistro de las vacunas autorizadas en Estados Unidos no han llegado a los diplomáticos.

El Departamento de Estado cuenta con 75 mil empleados y inicialmente pidió 315 mil dosis. Pero hasta ahora solo ha recibido alrededor de 73 mil dosis y en tres entregas distintas.

Funcionarios estadounidenses que prestan servicios en Rusia, solicitaron a las autoridades de Moscú recibir la Sputnik V, debido a las limitaciones en el suministro y acceso a las vacunas fabricadas en Estados Unidos, Pfizer y Moderna.


De acuerdo al diario The Washington Post, el Departamento de Estado (USA) no recomienda a sus empleados inmunizarse con el fármaco ruso, aunque autoriza a cada uno a "tomar sus propias decisiones en materia de salud".


No obstante, los diplomáticos residentes en Rusia no han tenido otra opción. Luego de la solicitud, al menos 13 gobiernos se han ofrecido a inocularlos con las dosis que han adquirido en Estados Unidos, y otros 8 países planean hacer la misma propuesta. 


"Es vergonzoso que el país más rico del mundo recurra a la caridad de otras naciones cuando se trata de vacunas, especialmente si se tiene en cuenta que las mejores vacunas se fabrican en Estados Unidos", dijo un funcionario norteamericano que trabaja en el Oriente Medio a The Washington Post. 


El Departamento de Estado (USA) cuenta con 75 mil empleados y pidió inicialmente 315 mil dosis para inocular a su personal. 


Sin embargo, hasta ahora recibieron 73 mil dosis y en tres entregas distintas, es decir, un 23% de lo solicitado. 


Sumado a la falta de vacunas, los diplomáticos residentes en el exterior han quedado relegados de la lista prioritaria. En lo que va de pandemia, 47 funcionarios del Departamento de Estado en todo el mundo han fallecido a causa de la COVID-19.