icon

Descubren siete nuevas variantes de coronavirus en USA

El Sars-coV-2 puede evolucionar de formas similares en distintas partes del mundo cuando las condiciones ambientales a las que se adapta son análogas. Pero no necesariamente aumenta su peligrosidad ni su transmisibilidad.

Las nuevas cepas detectadas tienen cambios en el aminoácido 677, que es la parte conocida como la “corona” y es desde donde el virus se conecta las células humanas.

La variante británica (B.1.1.7) puede ser hasta un 45% más infecciosa que el virus original y entre un 30% y un 70% más mortífera.

Se detectaron recientemente siete nuevas cepas del SARS-CoV-2 en Estados Unidos que podrían ser igual de letales y contagiosas a las ya conocidas, o no. 


Esta conclusión es fruto de una investigación publicada en el portal Medrxiv y divulgada por The New York Times. Sin embargo, no establece el nivel de la transmisibilidad ni si representan un riesgo para la vacunación


Además, esta información no está disponible porque Estados Unidos hace la secuencia del genoma del 1% de las pruebas realizadas, por lo que no se puede obtener los datos completos del origen y comportamiento de las cepas.  


Los virus naturalmente cambian y evolucionan. Incluso, es probable que las mutaciones sean análogas a las encontradas en otras partes del mundo con condiciones ambientales similares, proceso denominado por los científicos como "evolución convergente".  


Con todo, esto no elimina la probabilidad de que la enfermedad se haga más peligrosa. 



Cambios en la "corona"


En las siete cepas el cambio se observó en el aminoácido 677, que es la "corona" del virus y el nexo que le permite ingresar a las células humanas. 


Es decir, que las modificaciones descubiertas se asemejan a las variantes británicas, sudafricana y brasileña que comenzaron a extenderse por el mundo a fines del 2020. 


En Estados Unidos, únicamente la proveniente de Reino Unido, duplica su presencia cada 10 días y se estima que en marzo será la versión dominante del virus.

 

El Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), que es el ente orientador del gobierno estadounidense en materia de COVID-19, pidió a la población el uso de doble barbijo y reforzar las medidas para disminuir la circulación de la enfermedad. 


Las últimas semanas los contagios han disminuido un 43%, ya sea por la distribución de las vacunas y por las nuevas medidas dispuestas por el presidente Joe Biden. Se prevé que en mayo la mayoría de los estadounidenses estarán inoculados 


Ahora resta esperar analizar el comportamiento del Sars-coV-2 frente a la población inmunizada para determinar si se volverá una enfermedad endémica.