icon

Biden está listo para reanudar negociaciones con Irán

La Administración Joe Biden ha comenzado a desmontar la tensión permanente con Irán que eligió como estrategia Donald Trump, quien respaldaba a la 'línea dura' de Israel. Obvio que era inviable en el mediano plazo, tal como está corroborándose.

Imagen del edificio del reactor nuclear principal de Bushehr, Irán.

El ayatolá Ali Khamenei saluda a partidarios durante una visita a Mashhad, 900 km al este de Teherán.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, dijo a los aliados europeos que la Administración Biden estaba preparada para hablar con Irán sobre el regreso de ambos países a un acuerdo de 2015 que tiene como objetivo evitar que Teherán desarrolle un arma nuclear.

La anterior Administración Trump renunció al pacto en 2018, una de todas las tontereías del ex Presidente que tanto aplaudía el gobierno de Israel tal como si pudiesen ser permanentes. 

Luego, en agosto 2020, el entonces secretario de Estado, Mike Pompeo, intentó implementar sanciones a Irán pero 13 de los 15 miembros del Consejo de Seguridad dijeron que la medida de Washington DC era nula porque Pompeo -un ignorante, al fin de cuentas- utilizó un mecanismo propio del acuerdo nuclear de 2015 que la Administración Trump había abandonado.

Ahora USA informó al Consejo de Seguridad que anulaba la afirmación de la ex Administración Trump, intentando emprolijar la situación.

El embajador interino de USA, Richard Mills, informó al organismo de 15 miembros en una carta a la que tuvo acceso Reuters.

Recapitulando

1. USA dio un paso importante hacia la restauración del acuerdo nuclear con Irán que abandonó la Administración Trump, ofreciendo unirse a las naciones europeas en lo que sería la primera diplomacia sustancial con Teherán en más de 4 años, dijeron funcionarios de la Administración Biden.

2. En una serie de medidas destinadas a cumplir una de las promesas de campaña más importantes del presidente Joe Biden, también se alejó de un esfuerzo de la Administración Trump para restablecer las sanciones de las Naciones Unidas contra Irán, esfuerzo que había separado a Washington de sus aliados europeos.

3. Al mismo tiempo, el secretario de Estado, Antony J. Blinken, dijo a los ministros de Relaciones Exteriores de Europa en una llamada que USA se uniría a ellos en la búsqueda de restaurar el acuerdo nuclear de 2015 con Irán, que dijo que “fue un logro clave de diplomacia multilateral ”.

4. Horas más tarde, Enrique Mora, el subsecretario general de asuntos políticos de la Unión Europea, apeló a los firmantes originales del acuerdo nuclear (Gran Bretaña, Francia, Alemania, Rusia y China) para que lo rescataran en "un momento crítico".

Unión Europea

La UE-3 (Alemania, Francia y Reino Unido) respaldó la posición de USA, que también es la de Israel, de que si la República Islámica de Irán quiere hacer algún progreso, debe reducir sus violaciones nucleares del acuerdo de 2015. De todos modos, es bastante discutible porque USA por ahora está afuera de ese acuerdo, según parece ignorar el diario The Jerusalem Post, que abordó el asunto.

Obviamente, Teherán ha exigido que USA elimine las sanciones. Su líder supremo, el ayatolá Ali Khamenei, dijo: “Esta vez solo acción. Si vemos acción desde el otro lado, también actuaremos. La República Islámica no se conformará con promesas de acciones”.

En un mensaje al pueblo de Tabriz en el aniversario de sus protestas de 1978, inicio de la revolución de 1979, Khamenei dijo que Irán ha escuchado muchas "promesas" que no solo fueron violadas, sino que también llegaron a ser lo contrario.

A principios de febrero, Khamenei dijo que la "política definitiva" de Irán sobre el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA), tal como se conoce formalmente el acuerdo, es que USA debe levantar las sanciones de manera verificable, ya que violó el acuerdo en forma unilateral.

Sin embargo...

“Las medidas que se han tomado en Teherán y que pueden tomarse en los próximos días son de todo menos útiles. Ponen en peligro el camino de regreso de los estadounidenses a este acuerdo. Cuanta más presión se ejerza, más difícil políticamente será encontrar una solución”, advirtió el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, a periodistas en París.

La canciller alemana Angela Merkel y el presidente del Consejo Europeo hablaron con el presidente iraní Hassan Rouhani esta semana para tratar de poner fin al enfrentamiento diplomático.

El jefe de la AIEA tiene previsto viajar a Irán este fin de semana para encontrar una solución que permita a la agencia continuar con las inspecciones.

El canje

Podría ocurrir un canje: reducción parcial de violaciones nucleares para alivio parcial de sanciones.

Francia ha propuesto tal fórmula en el pasado y el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammed Javad Zariff, lo insinuó en una entrevista con CNN a principios de febrero.

USA y la UE-3 reclamaron a Irán cesar acciones que sólo pueden tener implicaciones nucleares militares, tal como desarrollar uranio metálico y enriquecer uranio a un nivel del 20%.

La UE-3 dijo apoyar las recientes declaraciones de USA para llenar 2 grandes lagunas que Israel ha destacado en el acuerdo de 2015: 

** la ausencia de restricciones al programa de misiles balísticos de Irán y 
** su agresión a la región.

Por ejemplo, la reducción de las hostilidades en Yemén de los hutíes respaldados por Irán, y de las milicias respaldadas por Irán en Irak.

No se mencionó la posibilidad de otorgar a la Organización Internacional de Energía Atómica, OIEA, poderes de inspección “en cualquier momento y en cualquier lugar” que le habían faltado desde el principio.

No está claro si USA exigirá revertir el significativo progreso de la República Islámica con centrifugadoras avanzadas desde 2015.