icon

Trump inició la caza de brujas de los republicanos críticos

El cisma dentro del partido republicano se profundizó después de que Donald Trump lanzó un ataque abrasador contra Mitch McConnell, calificando al republicano de alto rango en el Senado como un "truco político severo, hosco y serio".

El líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell (Republicano por Kentucky), en el Capitolio de Estados Unidos el sábado 13/02/2021.

El líder de la minoría en el Senado, Mitch McConnell, a la izquierda, culpó a Donald Trump de causar los disturbios del 06/01, a pesar de que votó para absolver al expresidente en su segundo juicio político.

El ex presidente Donald Trump criticó al senador Mitch McConnell en una extensa declaración luego de la dura condena del líder de la minoría en el Senado a las acciones de Trump que condujeron a los disturbios del 06/01 en el Capitolio por parte de sus partidarios.

McConnell sabe muy bien lo que él intenta, que consiste en darle una posibilidad a los republicanos en silencio, los muchos que temen expresar su disgusto con el liderazgo de Trump, que encabeza quizás a los de Tea Party y seguro a los de QAnon, ninguno estrictamente republicanos sino más bien advenedizos.

“Mitch es un hacker político severo, hosco y serio, y si los senadores republicanos se van a quedar con él, no volverán a ganar”, escribió Trump en un comunicado emitido por su comité de acción política. 

Más tarde él agregó: "El Partido Republicano nunca más podrá ser respetado o fuerte con 'líderes' políticos como el senador Mitch McConnell a la cabeza".

McConnell se unió a todos los republicanos menos 7 en la votación para absolver a Trump en su juicio político, pero siguió con un discurso que culpó al expresidente por agitar a una multitud, dándole oxígeno a la pelea más amplia sobre el futuro papel de Trump en el partido.

Enojo

La reacción exhibió al verdadero Trump, descontrolado contra quienes no aceptan sus órdenes, nada democrático y menos contenedor de un partido político al que envió a la derrota con su absurda posición en la pandemia y en la violencia racial.

En su declaración más larga desde que dejó el cargo, el ex presidente culpó al veterano legislador por las derrotas en 2 elecciones de 2da. vuelta del Senado muy disputadas en Georgia que les costó a los republicanos el control de la cámara alta del Congreso.

“Él nunca hará lo que se debe hacer o lo que es correcto para nuestro país”, dijo Trump en un comunicado emitido a través de su comité de acción política Save America. 

Y él prometió apoyar a los candidatos "que abogan por 'Making America Great Again' (Hagamos América Grande Otra Vez)" en las elecciones primarias republicanas antes de las elecciones de mitad de período de 2022, cuando el Partido Republicano buscará recuperar el control de la Cámara de Representantes y el Senado.

La intervención de Trump se produjo solo 3 días después de que fuera absuelto en su juicio político en el Senado. 

7 senadores republicanos se unieron a 50 demócratas para encontrar a Trump culpable de incitar el ataque del 06/01 al Capitolio de los Estados Unidos. Sin embargo, según la Constitución estadounidense, la condena requiere el apoyo de dos tercios de la cámara alta del Congreso de 100 miembros.

El ataque del expresidente a McConnell es la señal más clara hasta ahora de que Trump pretende permanecer al frente y al centro de la política del Partido Republicano. 

Trump no ha descartado volver a postularse para presidente en 2024, pero enfrenta varias investigaciones criminales y litigios civiles que podrían obstaculizar sus ambiciones políticas.

La NAACP, la prominente organización de derechos civiles, demandó a Trump, a su abogado Rudy Giuliani y a dos grupos de supremacistas blancos por su papel en el asedio del 06/01.

La acusación

“Hicieron esto porque el hombre más poderoso de la Tierra les había alimentado con descabelladas falsedades, porque estaba enojado por haber perdido una elección”, dijo McConnell. 

"Las acciones del ex presidente Trump antes de los disturbios fueron una vergonzosa negligencia en el cumplimiento del deber", él agregó.

Si bien el Sr. McConnell asumió la posición de que era inconstitucional enjuiciar a un ex Presidente, agregó: “Tenemos un sistema de justicia penal en este país. Contamos con litigio civil. Y los ex presidentes no son inmunes a que ninguno de los dos los haga responsables ”.

En una entrevista con The Wall Street Journal, el republicano de Kentucky también culpó a Trump por contribuir a la pérdida de dos elecciones al Senado en Georgia a principios de enero que inclinaron el control de la cámara a los demócratas. 

"Georgia fue un fiasco", dijo McConnell. "Todos sabemos por qué ocurrió eso".

Pero Trump replicó ahora que los resultados de Georgia se debieron a que los republicanos eligieron no votar, o votaron por los demócratas, por enojo por el manejo de las elecciones presidenciales por parte de los funcionarios republicanos en el Estado, incluidos el gobernador Brian Kemp y el secretario de Estado, Brad Raffensperger. 

Trump ya los había atacado repetidamente en su intento de revertir su derrota electoral en Georgia.

“Fue un completo desastre electoral en Georgia y en algunos otros estados indecisos”, escribió Trump. “McConnell no hizo nada y nunca hará lo que sea necesario para asegurar un sistema electoral justo y equitativo en el futuro. No tiene lo que se necesita, nunca lo tuvo y nunca lo tendrá".

El debate

El líder de la minoría en el Senado desea recuperar el apoyo de los republicanos moderados y los votantes independientes que abandonaron el partido en las elecciones generales de noviembre y en la segunda vuelta de Georgia.

Pero las encuestas de opinión pública indican que Trump todavía tiene un fuerte control sobre la base republicana. 

Una encuesta de Morning Consult / Politico publicada el martes 16/02 encontró que el 59% de los votantes republicanos dijeron que Trump debería desempeñar un "papel importante" en el partido.

McConnell no es el único republicano que enfrenta recriminaciones por criticar a Trump.

Pero McConnell fue reelegido para su propio escaño en noviembre, por lo que no volverá a estar en la boleta electoral en Kentucky hasta 2026, si elige postularse para otro mandato. 

En su declaración, Trump dijo que su respaldo a McConnell ayudó al senador a ganar, y que ahora se arrepiente de haberlo hecho, aunque las encuestas públicas sugieren que McConnell nunca quedó atrás en la carrera.