icon

Vivir cerca del Riachuelo puede intoxicar con plomo el sistema nervioso infantil

Casi 400 personas que residen en cercanías al lecho, realizaban seguimiento toxicológico por plombemia por encima de los valores de referencia. Puede ser riesgoso a nivel cerebral y nervioso.

Más de cuatro millones de personas viven cerca del transcurso del Riachuelo, a lo largo de sus 64 kilómetros que atraviesan 15 distritos.

Las infancias son especialmente vulnerables a los efectos tóxicos del plomo, que puede tener consecuencias graves y permanentes en su salud, afectando en particular al desarrollo del cerebro y del sistema nervioso.

Se realizarán durante febrero extracciones de sangre a alrededor de 90 personas de Avellaneda, Lanús, Almirante Brown, Ezeiza, La Matanza y Esteban Echeverría.

El Riachuelo es uno de los ríos más contaminados del mundo. Divide a la ciudad y la provincia de Buenos Aires a lo largo de 64 kilómetros que atraviesan 15 distritos. Al costado de su recorrido viven más de 4 millones de personas, diariamente expuestas a diversas enfermedades.


Una de ellas está relacionada al plomo, un metal pesado presente de forma natural en la corteza terrestre que tiene múltiples utilidades productivas. Por ejemplo, está presente en tuberías domésticas, latas de conserva, naftas y pinturas.  


En las últimas décadas muchos de estos usos se prohibieron o se limitó su concentración aceptada, ya que su uso generalizado ha dado lugar en muchas partes del mundo a una importante contaminación del ambiente, un nivel considerable de exposición humana y graves problemas de salud.


En octubre del 2020, unas 389 personas de la cuenca del Riachuelo se encontraban en seguimiento por el equipo de toxicología de este organismo ya que presentaban resultado por encima de los valores de referencia de plombemia, denominación que se le da a la acumulación del metal pesado en el cuerpo.


Por eso, un equipo de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR) realizará en los próximos días extracciones de sangre a cerca de 90 personas que viven cerca de este cauce de agua y que, por sus historias clínicas, podrían estar intoxicadas. 


El operativo se llevará a cabo este mes en Avellaneda, Lanús, Almirante Brown, Ezeiza, La Matanza y Esteban Echeverría. 


Las causas principales de contaminación se estiman que son las actividades laborales informales tales como el acarreo y acopio de chatarra, la quema de residuos eléctricos y electrónicos, el reciclado informal de baterías o formal sin los elementos de protección personal ni cuidados. 


 

Plombemia

Los niños que habitan en los alrededores del Riachuelo son los que se encuentran más expuestos a esta contaminación, porque las actividades se realizan en su propio hogar y por los niveles presentes en el suelo.  


Para detectar casos de plombemia se realiza una muestra de sangre capilar y posteriores análisis. Este paso es primordial, dado que el principal problema de esta intoxicación es que suele ser silenciosa, ya que es un trastorno de presentación subclínica.  


El plomo puede provocar consecuencias graves y permanentes en la salud del infante, afectando en particular al desarrollo del cerebro y del sistema nervioso. También causa daños permanentes en adultos, por ejemplo, aumentando el riesgo de hipertensión arterial y de lesiones renales. 


De confirmarse la intoxicación y, según los valores hallados, se indicarán recomendaciones higiénicas y dietéticas, tales como:

asegurar una adecuada alimentación

# evitar que niñas y niños jueguen con artículos metálicos que puedan contener plomo

# alejarlos de ambientes que fueran utilizados para realizar trabajos o actividades con metales


En el caso de personas con plombemias muy elevadas, se indica tratamiento médico específico que es supervisado por el equipo de toxicología de ACUMAR, pero sólo ocurre en casos excepcionales.