icon

¡Atención! Paro de 72 horas anunció gremio docente de CABA

El 17, 18 y 19 de febrero habrá paro docente, así lo anunció Ademys tras realizar una asamblea en la que se votó por esta medida de fuerza. Desde el gremio porteño aseguran que "no hay inicio de clases presenciales" y reclaman mejorar las condiciones sanitarias, la infraestructura educativa y los salarios. Recordemos que el regreso a las aulas está pautado, justamente, para el 17/02.

Peligra el inicio de clases en CABA. La asociación docente Ademys anunció paro de actividades por 72 horas y advirtió el "no retorno a las aulas", el cual está previsto para el 17/02. Asimismo, este viernes 12/02 habrá concentración y reunión en Olivos. Foto: Télam

Según el plan del GCBA, los chicos y chicas vuelven a la escuela todos los días al menos en una jornada simple de 4 horas. Foto: Télam

La huelga docente convocada por Ademys es para el 17, 18 y 19 de febrero. Foto: Ademys

El gremio docente Ademys convocó a un paro de actividades por 72 horas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) a partir del próximo 17 de febrero, cuando paralelamente el Gobierno porteño tiene previsto el inicio de clases presenciales.

La asociación realizó ayer 11/02 una asamblea en la que se aprobó la medida de fuerza con 82% de los votos.

Desde Ademys ya habían advertido sobre acciones futuras "ante la reapertura de escuelas de forma prematura, improvisada y sin recursos, impuesta por el gobierno nacional, los gobiernos provinciales y el de la Ciudad de Buenos Aires", reclamaron.

Exigen "no a la imposición de la presencialidad sin condiciones epidemiológicas adecuadas (...) los gobiernos deben garantizar las condiciones sanitarias, educativas, edilicias, salariales y laborales, en el marco de la emergencia que atravesamos".

En tanto, hoy viernes 12/02 a las 10 horas hay una concentración durante la reunión del Consejo Federal de Educación en la Quinta de Olivos, junto a las seccionales del Suteba y otros sectores de la comunidad educativa.

La decisión

A través de un comunicado el gremio dio más detalles de lo resuelto en la asamblea.

El sindicato docente Ademys resolvió convocar a un paro 72 hs los días 17, 18 y 19 de febrero, que implicará un no inicio del ciclo lectivo presencial como pretende establecer el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

En CABA, como en todo el país, los gobiernos empujan una vuelta a clases presenciales mientras todos los indicadores muestran que el nivel de contagios está por encima de lo recomendado para dicha apertura, siendo un contexto de muchísimo riesgo, que -como ocurriera en otros países- se prevé generará un incremento de contagios y muertes evitables.

Falencias en infraestructura

Como se ha constatado en innumerables casos a partir del 8 de febrero (ver denuncias en nuestro FB) las escuelas no están en condiciones de infraestructura ni de higiene necesaria.

En todos estos meses el gobierno no ha realizado las obras de re-adecuación de los establecimientos educativos, las aulas no ventilan al exterior ni tienen el tamaño adecuado, no están en condiciones los baños, no se ha realizado la limpieza de los edificios -en muchos de los cuales hay hasta excremento de ratas y ratas muertas, por poner solo algunos ejemplos.

Por el contrario, la propia Ministra Soledad Acuña admitió haber recortado 476 millones de pesos que ya habían sido asignados a obras de infraestructura que no se realizaron.

Reclamo sanitario y salarial

Además, el gobierno no ha garantizado elementos de higiene y sanitización, se han registrado muchas irregularidades en la toma de temperatura al ingresar a los establecimientos, termómetros que no fueron enviados o no andan, dispensadores de alcohol en gel vacíos, etc. Esto evidencia que es el propio Ministerio de Educación el que no garantiza las condiciones mínimas para llevar adelante el Protocolo establecido.

Tampoco se ha contratado más cantidad de personal auxiliar de limpieza ni más personal docente para garantizar el desdoblamiento de cursos en una eventual bimodalidad si el contexto epidemiológico lo permitiera. No se ha garantizado el transporte escolar para estudiantes ni personal de la educación, estando el transporte público ya saturado, siendo uno de los principales vectores de contagio.

Lejos de garantizar equipos y conectividad gratuita para estudiantes y docentes, el gobierno ha recortado los programas que implicaban la distribución de computadoras, como el Plan Sarmiento.

A esto debe sumarse que no se ha realizado una recomposición salarial, largamente reclamada por la docencia que en el 2020 tuvo una grave pérdida adquisitiva de su salario.

Les docentes, las familias y comunidad educativa queremos volver a la presencialidad, pero cuando el contexto epidemiológico sea apto, con las condiciones edilicias, de seguridad, salariales, presupuestarias, de cargos y sanitarias que hoy los gobiernos no garantizan.