icon

¿A qué se debe la invasión de mosquitos?

Se registraron nubes de insectos en varias ciudades del país, tanto en capital como en Santa Fe y Entre Ríos. A pesar que es un fenómeno habitual en esta época del año, su comportamiento no se puede predecir a causa de la alteración del medioambiente.

Entre los invasores no se encuentra el Aedes Aegypti, transmisor de dengue, zika y fiebre chikungunya.

La humedad es esencial para la reproducción de los insectos, por lo que se llama a la población a descacharrar.

Se estima que pronto desaparecerán, ya que las ciudades no les brindan las condiciones para sobrevivir y reproducirse.

La invasión de mosquitos observados en los últimos días en Buenos Aires, capital de Santa Fe, Rosario y varias localidades de Entre Ríos llegó justo después de las lluvias.


Como tal, se trata de un fenómeno normal y natural. Sin embargo, la alteración de los ambientes y el aumento de frecuencia de eventos climáticos extremos modificaron los límites climáticos conocidos. Por ese motivo, es complejo calcular cuando desaparecerán.  


El aumento de la cantidad de mosquitos generó preocupación entre las personas, pero la buena noticia es que en este caso no se trata del Aedes Aegypti, que trasmite dengue, zika y fiebre chikungunya. 


La propagación del insecto llega tras las lluvias porque estas especies necesitan agua y barro para reproducirse. Precisamente, la hembra pone los huevos en el barro, pasto o al costado de charcos.


Cuando terminan las precipitaciones y el terreno se seca, esos huevos eclosionan y acrecientan de forma súbita la cantidad de mosquitos en un mismo lugar.  


Por este motivo, es imprescindible descacharrar, quitarle el agua a envases que estén en el exterior de la casa y dar vuelta objetos que pueden servir como recipientes para evitar que se conviertan en reservorios. 


Además, se recomienda el uso de repelente y dispositivos para el hogar como aerosoles o espirales. 


De acuerdo a declaraciones a Infobae del biólogo Inti BonomoDirector de la carrera de Gestión Ambiental en la UADE, “los parques cumplen un rol importante ya que, gracias a su arbolado y su vegetación natural, ayudan a que la trama de biodiversidad urbana se vuelva más compleja y sea más resiliente frente a explosiones poblacionales de un organismo como el mosquito”. 


Junto a la eliminación o volteo de recipientes de agua, la preservación de espacios verdes es una de las medidas preventivas más eficaces.