icon

En alianza con SWIFT, Beijing avanza en globalizar el renminbi digital

Es evidente que, aún en su guerra comercial con USA, China no piensa en ideas rupturistas con el Sistema Global de comercio y finanzas. Todo lo contrario, China intenta integrarse aún más. El Banco Popular de China (PBOC) ha establecido una empresa conjunta con SWIFT, la red global que procesa transacciones entre instituciones financieras en diferentes países, según muestran los registros comerciales públicos, aunque el banco central no ha hecho ninguna declaración oficial sobre la conexión.

El Banco Popular de China es el banco central de la República Popular China con el poder de controlar la política monetaria y regular las instituciones financieras en China continental

SWIFT (Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication, es decir, Sociedad para las Comunicaciones Interbancarias y Financieras Mundiales) es una organización que tiene a cargo una red internacional de comunicaciones financieras entre bancos y otras entidades financieras. En diciembre de 2018 tenía enlazadas más de 11.000 entidades financieras en 204 países y funciona ininterrumpidamente las 24 horas del día y los 7 días de la semana. SWIFT es una sociedad cooperativa bajo legislación belga, propiedad de sus propios miembros como socios, con oficinas alrededor de todo el mundo. La oficina central se encuentra en La Hulpe, cerca de Bruselas.

En China crece el reclamo para desenganchar al renminbi o yuan del dólar estadounidense.

La organización global de liquidación interbancaria SWIFT se está asociando con el Banco Popular de China (PBOC). El 16/011, SWIFT, que significa Sociedad de Telecomunicaciones Financieras Interbancarias Mundiales, estableció la empresa, Finance Gateway Information Services, con varias instituciones aglutinadas por el PBOC, según la información disponible en el Sistema Nacional de Publicidad de Información Crediticia Empresarial.

Finance Gateway fue establecida por la unidad de SWIFT en Hong Kong y 4 instituciones bajo el PBOC. 

SWIFT posee una participación del 55%, mientras que el Centro Nacional de Compensación de China posee el 34%, el instituto de investigación de moneda digital (DCRI) del banco central tiene el 3%, el Sistema de Pago Interbancario Transfronterizo (CIPS) tiene el 5% y la Asociación de Pagos y Compensación de China (PCAC) posee el 3%.

SWIFT tiene 3 asientos en la junta, mientras que la parte china tiene 2: el presidente, Cheng Shigang, secretario general adjunto del PCAC, y Mu Changchun, jefe del DCRI.

No es la primera incursión de SWIFT en China. En enero de 2019, anunció que estaba estableciendo una subsidiaria de propiedad total en Beijing para ofrecer servicios localizados en China y aceptar el renminbi o yuan como moneda de liquidación. 

Ese año SWIFT también firmó una carta de intención con CIPS para profundizar la cooperación en los servicios de pago transfronterizos.

La DCRI ha estado trabajando con SWIFT durante algún tiempo. En julio de 2019, las dos partes celebraron un seminario de financiación comercial en el que se discutió cómo construir conjuntamente un ecosistema de tecnología digital utilizando la tecnología del PBOC y la plataforma y red de SWIFT.

El objetivo

Con un capital registrado de 10 millones de euros (US$ 12 millones), la empresa conjunta se involucrará principalmente en la integración de sistemas de información, procesamiento de datos y consultoría tecnológica, según el sistema de publicidad.

Esa empresa conjunta entre el sistema de mensajería de pago electrónico más grande del mundo y el departamento responsable de la moneda digital propuesta por el banco central de China está siendo vista como una señal de que Beijing está explorando el uso global de su moneda digital soberana planificada y apoyando su deseo de internacionalizar el yuan o renminbi.

Han aumentado los pedidos desde China para que Beijing reduzca su dependencia del dólar estadounidense aumentando el uso global del renminbi o yuan en medio del deterioro de las relaciones con USA.

Y aunque no está claro en esta etapa el alcance de la empresa conjunta entre SWIFT y el Instituto de Investigación de Monedas Digitales y el Centro Nacional de Compensación de China dentro del Banco Popular de China (PBOC), el desarrollo del renminbi o yuan digital podría ayudar a promover su uso internacional y apoyo al impulso de la nación para rivalizar con Estados Unidos como potencia económica mundial, dijeron analistas.

La alianza

Las subsidiarias de SWIFT y PBOC, incluido el Digital Currency Research Institute (DCRI) y el centro de compensación del banco, se han registrado con el gobierno chino para fundar una empresa llamada Finance Gateway Information Services Company. 

Los registros públicos con fecha del 3 de febrero de 2021 dicen que estará involucrado en la agregación de sistemas de información, procesamiento de datos y consultoría tecnológica.

La empresa se creó para cumplir con los requisitos reglamentarios con respecto a la seguridad de los datos transfronterizos, garantizar que la información sobre las transacciones se almacene a nivel nacional y facilitar aún más las transacciones transfronterizas.

"Esta es una actualización de cumplimiento en China ... que nos permite continuar y fortalecer nuestros servicios para respaldar los objetivos comerciales de nuestros clientes en China", dijo SWIFT en un comunicado. 

La empresa conjunta "podrá obtener las licencias necesarias para las actividades de gestión de la red local. SWIFT posee y controla en su mayoría sus servicios, y sus servicios tendrán un alcance limitado y se centrarán por completo en mantener el cumplimiento de las regulaciones aplicables en China".

La participación de la DCRI y la inclusión de Mu como director sugieren que parte del trabajo de la empresa se centrará en el yuan digital y puede ser una señal de que el banco central quiere acelerar la aplicación de pagos transfronterizos de la moneda digital del banco central, conocida como DCEP.

El establecimiento de Finance Gateway registrado en Beijing también podría ayudar a China a expandir la influencia de su propia cámara de compensación y sistema de pago transfronterizos, CIPS, que se estableció en 2015 para ayudar a promover la internacionalización del yuan, especialmente entre los países involucrados en el Cinturón. e Iniciativa Vial.

Sin embargo, CIPS aún necesitaría usar la infraestructura SWIFT, por lo que la empresa conjunta podría marcar un paso más en la integración de CIPS en la infraestructura financiera de la institución con sede en Bélgica.

Una fuente cercana a CIPS dijo que la información relacionada con las transacciones transfronterizas de China pasará primero por Finance Gateway antes de conectarse a SWIFT. La colaboración entre CIPS y la empresa conjunta será "mutuamente beneficiosa", dijo la fuente.

"Hemos sido parte de los mercados financieros de China durante más de 30 años, conectándolos con el sistema financiero global al facilitar los flujos de pagos y valores a través de las fronteras y, como hacemos en todos los lugares donde operamos, hacemos los ajustes necesarios para seguir cumpliendo con las regulaciones requisitos", dijo SWIFT.