icon

Las vacunas deberán corroborar su eficacia contra nuevas variantes

Se han identificado cepas de rápida expansión provenientes de Reino Unido, Sudáfrica y Brasil. Tras obtener los datos necesarios, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) publicará sus recomendaciones. 

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) solicitó a los desarrolladores que presenten los datos pertinentes acerca del funcionamiento de sus vacunas frente a las mutaciones de Reino Unido, Sudáfrica y Brasil.

Aunque faltan pruebas, la EMA estima que una reducción de la inmunidad frente a la Covid-19 leve no se traducirá necesariamente en una menor protección frente a las formas graves de la enfermedad y sus complicaciones.

Los virus mutan cuando el material genético del virus cambia, como parte de un proceso normal. Esto ocurre a diferentes ritmos y no afecta necesariamente a la eficacia de una vacuna.

Los virus mutan normalmente cuando su material genético cambia. Este proceso natural sucede a diferentes ritmos dependiendo del patógeno y no siempre afecta la eficacia de una vacuna. 


De hecho, algunas vacunas contra enfermedades víricas siguen siendo eficaces muchos años después de su desarrollo y proporcionan una protección duradera, como las del sarampión o la rubeola 


También hay otros casos, como la gripe, en que la composición de la solución debe actualizarse cada año para lograr una protección elevada, dado que las mutaciones van dejando sin efecto la inmunidad anterior.  


Las variantes de la Covid-19 han estado presentes desde marzo del año pasado y se extendieron de forma constante, incluso antes de la aprobación de las primeras vacunas. 


Por eso, la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) pidió a todas las farmacéuticas desarrolladoras de vacunas que analicen la protección que ofrecen sus compuestos frente a las nuevas variantes del SARS-CoV-2.


Las que se han identificado como más peligrosas son las provenientes de Reino Unido, Sudáfrica y Brasil. 


Con estos datos, la agencia elaborará una guía de orientaciones para los fabricantes que deban modificar sus compuestos.


Además, la EMA anunció que publicaría pronto un documento que sintetice la información y los estudios requeridos para respaldar las adaptaciones de las vacunas existentes a las mutaciones actuales o futuras del virus. 


El informe quitará dudas acerca de: 

  • # Las opciones para introducir una nueva cepa en una vacuna ya aprobada.

  • # Los requisitos reglamentarios mínimos para demostrar la calidad, seguridad y eficacia.

  • # Los estudios puente que serán necesarios para garantizar adecuadamente la eficacia de una vacuna contra una nueva cepa, ya sea como primera vacunación o como refuerzo. 


Finalmente, a pesar de la preocupación sobre una posible reducción de la eficacia de las vacunas ya autorizadas, la EMA trasmite que una disminución de la inmunidad frente a coronavirus leve no significa una menor protección frente a las formas graves de la enfermedad y sus complicaciones. En cualquiera de los casos se necesitan más pruebas.