icon

Desconfianza mutua en el primer diálogo directo entre Biden y Xi Jinping

Joe Biden expresó su preocupación por el comportamiento "coercitivo" de China y los abusos de los derechos humanos con Xi Jinping, en la primera llamada entre los presidentes de USA y China desde que Biden asumió el cargo hace tres semanas. La confrontación entre USA y China sería un 'desastre', le dijo Xi a Biden.

Xi Jinping y Joe Biden, por ahora todo igual.

Aviones de combate de USA en el hangar del portaaviones Dwight Eisenhower, que patrulla el Mar de China Meridional.

Aviones chinos por el canal de Bashi, que conecta el mar de la China Meridional con la parte occidental del Pacífico: para Taiwan es una violación de su espacio aéreo.

La Casa Blanca dijo que Joe Biden y Xi Jinping hablaron el miércoles 10/02 por la noche, hora de Washington DC. Y que Biden le ofreció buenos deseos a Xi para el Año Nuevo Lunar, pero también registró su malestar por una variedad de temas.

"El presidente Biden subrayó sus preocupaciones fundamentales sobre las prácticas económicas coercitivas e injustas de Beijing, la represión en Hong Kong, los abusos de los derechos humanos en Xinjiang y acciones cada vez más asertivas en la región, incluso hacia Taiwán", dijo la Casa Blanca.

Xi le dijo a Biden que "la confrontación China-Estados Unidos dañará a ambas partes; la cooperación es la única opción", según un resumen de la llamada difundida por la televisión estatal china.

El tono de los comentarios de Xi fue menos conflictivo que los de Yang Jiechi, el principal jefe de Relaciones Exteriores de China, en una llamada con Antony Blinken, el secretario de Estado estadounidense.

El territorio

Xi Jinping advirtió a Biden que Hong Kong, Taiwán y Xinjiang eran "asuntos internos relacionados con la soberanía y la integridad territorial de China". 

Y que Estados Unidos debería "respetar los intereses fundamentales de China y actuar con cautela".

La Casa Blanca dijo que los líderes intercambiaron opiniones acerca de cómo abordar la pandemia del coronavirus y el cambio climático, y cómo prevenir la proliferación de armas.

"El presidente Biden afirmó sus prioridades de proteger la seguridad, la prosperidad, la salud y el estilo de vida del pueblo estadounidense, y preservar un Indo-Pacífico libre y abierto", dijo la Casa Blanca.

La llamada se produjo horas después de que Biden anunciara la creación de un grupo de trabajo del Pentágono para ayudar a elaborar una estrategia integral para tratar con China.

Un alto funcionario estadounidense dijo antes de la llamada que Biden había planeado plantear una serie de problemas a Xi, incluida la represión de China contra Hong Kong y su represión de los musulmanes uigures en Xinjiang. 

El presidente “indicaría que no se trata solo de valores estadounidenses, se trata de valores universales”, dijo la persona.

Relaciones entre USA y China

El presidente estadounidense Joe Biden tuvo una primera conversación telefónica con su homólogo chino Xi Jinping, en un gesto de buena voluntad para iniciar el proceso de remodelación Relaciones China-USA después de 4 años de drástico deterioro.

La llamada, celebrada en vísperas del Año Nuevo Lunar, reveló el abismo de tensiones que persiste entre las principales potencias, mientras Biden presionó a Xi sobre cuestiones de comercio, derechos humanos y la región del Indo-Pacífico. 

Xi retrocedió, describiendo a Taiwán, Hong Kong y Xinjiang como "asuntos internos" de China, y pidió la reanudación del diálogo entre los países, según declaraciones de ambas partes.

"La cooperación es la única opción correcta para las dos naciones. La cooperación puede ayudar a las dos naciones y al mundo a lograr grandes cosas, mientras que la confrontación es definitivamente un desastre", dijo Xi, citado por la agencia estatal de noticias Xinhua.

"China y Estados Unidos tendrán puntos de vista diferentes sobre ciertos temas, y es importante que se traten entre sí con respeto e igualdad, y manejen adecuadamente las diferencias de manera constructiva", agregó.

Xi dijo que se necesitaba reanudar el diálogo para evitar juicios erróneos y diferenciar aquellas disputas que podrían ser contenidas. Hizo un llamado a Washington para que sea cauteloso en el manejo de los asuntos relacionados con la soberanía de China.

“China y USA tienen puntos de vista diferentes sobre varios temas, pero la clave es el respeto mutuo, el trato igualitario y gestionarlos y manejarlos adecuadamente de manera constructiva”, dijo.

"Nuestros ministerios de relaciones exteriores pueden tener una comunicación profunda sobre una amplia gama de asuntos bilaterales, internacionales y regionales, y los departamentos económicos, financieros, policiales y militares de las dos partes también pueden aumentar sus intercambios".

"Intensa competencia estratégica"

Durante la Administración Trump, las relaciones entre USA y China alcanzaron su punto más bajo desde que se establecieron las relaciones diplomáticas hace cuatro décadas. El ex Presidente adoptó una postura agresiva sobre todo, desde las prácticas comerciales de Beijing hasta las preocupaciones sobre el ciberespionaje.

El funcionario dijo que aunque Biden no apoyó la forma en que Donald Trump implementó su política hacia China, el presidente estuvo de acuerdo con su predecesor en que USA estaba involucrado en una "intensa competencia estratégica" con Beijing.

Otro alto funcionario estadounidense que ha pasado las últimas dos semanas hablando con aliados estadounidenses en Europa y Asia dijo que existe un consenso creciente de que el comportamiento de China es una preocupación, incluidos "ataques económicos sin precedentes" contra Australia y "acciones realmente agresivas" contra Taiwán.

El Financial Times informó que aviones de combate chinos entraron en la zona de defensa aérea de Taiwán justo después del inicio de mandato de Biden y simularon ataques con misiles contra el portaaviones USS Theodore Roosevelt en el Mar de China Meridional.

“Los chinos le han enviado a Biden algunas advertencias duras”, dijo Willy Lam, un experto en China de la Universidad China de Hong Kong. "Las tácticas agresivas que han mostrado hacia Taiwán se han intensificado desde que Biden se convirtió en presidente".

Los funcionarios chinos esperaban que la victoria electoral de Biden ayudara a estabilizar las relaciones. Pero los primeros indicios sugieren que el camino no será fácil. También existe un consenso bipartidista en el Congreso de que Washington debe ser más duro con China.

Blinken le dijo a Yang que USA defenderá la democracia y los derechos humanos, lo que indica una  postura dura hacia China.

“Dejé en claro la voluntad de USA... responsabilizar a Beijing por sus abusos del sistema internacional”, escribió Blinken en Twitter tras la llamada.

En respuesta, Yang advirtió a USA que no interfiera en Hong Kong y Xinjiang, diciendo que "nadie puede detener el gran rejuvenecimiento de la nación china".

Biden dijo a CBS News que China enfrentaría una "competencia extrema" de USA. Si bien elogió a su homólogo chino, a quien conoce de su época como vicepresidente de Barack Obama, por ser "muy brillante", dijo que Xi "no tiene un democrático"... hueso en su cuerpo".

Jake Sullivan, asesor de seguridad nacional de USA, dijo que Biden estaba dispuesto a “imponer costos por lo que China está haciendo en Xinjiang, por lo que está haciendo en Hong Kong, por la belicosidad y las amenazas que proyecta hacia Taiwán”.