icon

La OMS descarta que el Sars-cov-2 provenga de un laboratorio

Los expertos enviados por la organización internacional buscaron descubrir el origen del virus. Pero las expectativas no han sido elevadas dado el tiempo que ya transcurrió desde el inicio del brote. El equipo visitó hospitales, institutos y mercados húmedos.

El equipo investigador de la Organización Mundial de la Salud (OMS) visitó la semana pasada el Instituto de Virología en Wuhan con el objetivo de dar con el origen del coronavirus.

El equipo llegó a mediados de enero pero la investigación comenzó dos semanas después, ya que tuvieron que realizar una cuarentena a pedido del régimen chino.

El jefe de la misión de la OMS, Peter Ben Embarek, dijo que era "extremadamente improbable" que el virus se filtrara de un laboratorio en Wuhan.

El equipo investigador enviado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) a Wuhan busca dilucidar el origen del coronavirus. Ya visitó varias instalaciones de la ciudad china, incluido el Instituto de Virología.


Los expertos en medicina veterinaria, virología, seguridad alimentaria y epidemiología prácticamente descartaron la teoría de que el virus provenga de un laboratorio. 


De hecho, Peter Ben Embarek, el jefe de la misión, dijo que era "extremadamente improbable" que el virus se haya filtrado. 


Además, agregó que se necesitaba más trabajo para identificar la fuente de la enfermedad. 


La declaración fue parte de las conclusiones informadas en conferencia de prensa hacia el final de la misión de la OMS en la primera ciudad en la que se detectó la COVID-19. 


A un año de aquel hito, hubo 106 millones de casos y 2,3 millones de muertes en todo el mundo.


El doctor Embarek comunicó también que la investigación había dado con nueva información pero que no había cambiado drásticamente la teoría acerca del brote. 


La principal hipótesis sigue siendo que el virus se originó en animales y luego se propagó a los humanos, aunque se desconoce cómo. 


Embarek apuntó a un "reservorio natural" en los murciélagos. Sin embargo, no es seguro que esto haya sucedido en Wuhan y además no está claro cómo saltó a humanos.


La misión de la OMS estuvo teñida de fuertes presiones políticas y desde el inicio se advirtió que no eran altas las probabilidades de obtener datos reveladores. Por el momento, se descartó la teoría de la fuga de un laboratorio y se seguirá analizando cómo infectó a las primeras personas.