icon

Clases: Tras 'ok' de Nación, gremios reclaman hasta termómetros

Tras el visto bueno del ministro de Educación de Nación para el comienzo de clases en CABA , gremios reprobaron no sólo el 'ok' de Trotta hacia el plan de Larreta, sino también las condiciones en las que se encuentran las escuelas. Denunciaron que, en medio de la pandemia, ni los termómetros funcionan en algunas instituciones. Esta semana se reunirán para evaluar acciones a seguir, pero las clases sí o sí empiezan el 17 de febrero.

Se confirmó el inicio de clases presenciales en Ciudad de Buenos Aires para febrero, luego de la reunión entre Trotta y Larreta. Los gremios no recibieron de buena manera la decisión y con reporte de falencias de las escuelas en mano, estudian cuáles acciones llevarán adelante en los próximos días. Pero, todo parece indicar que no habrá vuelta atrás. Foto: Télam

Horacio Rodríguez Larreta aseguró: "Fue una reunión muy positiva, como todas las que venimos llevando adelante con distintos actores de la comunidad educativa". Foto: Télam

Antes de volver a las aulas, Ademys convocó a una asamblea para discutir "el intento de regreso a clases presenciales sin condiciones sanitarias ni educativas". La reunión será esta semana. Foto: Télam

El inicio de clases en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) fue confirmado por el ministro de Educación de Nación, Nicolás Trotta, y la ministra de educación porteña, Soledad Acuña. La luz verde que dio Nación a Ciudad, no gustó a los gremios.


Desde ya anunciaron que se reunirán para evaluar las acciones a seguir, porque en su primer recorrido por las escuelas hubo falencias y reclamaron hasta por los termómetros dañados, dato que no es menor en la pandemia.

"Desde las Escuelas ya están registrando los/as compañeros/as todas las irregularidades y problemas en la aplicación del propio protocolo elaborado por el Ministerio de Educación, que no ha cumplido siquiera con la entrega de materiales termómetros que no funcionan", denunciaron en Ademys.

Avisaron que tendrán una asamblea el 11/02 para definir las medidas a tomar, "ante el intento de regreso a clases presenciales sin condiciones sanitarias ni educativas, por un regreso seguro a las escuelas y por todas nuestras reivindicaciones laborales y salariales", 

El regreso a las aulas es inminente.  Está pautado para el próximo 17/02 en los niveles de inicial, primaria y secundaria, así lo confirmaron las autoridades. "El desafío es recuperar una presencialidad cuidada como principio organizador de nuestro sistema educativo", remarcó Trotta.

Sin embargo, la sintonía de Nación con CABA no gustó -como era de esperarse- en algunos gremios. Jorge Adaro, secretario adjunto de Ademys, dijo a Página/12: "Las declaraciones no fueron una sorpresa, pero no nos parece responsable que el ministro avale la propuesta de Larreta y Acuña de volver el 17 cuando estamos advirtiendo varias condiciones inseguras en las escuelas".

Primer reporte en escuelas

Por otra parte, ayer 08/02 mientras Trotta, Acuña y Horacio Rodríguez Larreta (jefe de Gobierno porteño) confirmaban la fecha de regreso a las aulas, los gremialistas trabajaban en el primer reporte del estado en el que se encuentran las escuelas, ya que fue el primer día en que volvieron a estar abiertas tras las vacaciones.

Desde la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) indicaron: “Los primeros reportes enviados por docentes y familias permitieron detectar una gran cantidad de falencias para garantizar las más elementales normas de cuidados. Le seguimos planteando al Gobierno la necesidad de una mesa interdisciplinaria con las familias, estudiantes, docentes y especialistas de seguridad, higiene y salud para consensuar políticas de cuidado”.

Avisaron, en un comunicado, que “durante los próximos días se continuará el relevamiento en cada una de las escuelas en los distintos niveles y modalidades de la educación de la Ciudad de Buenos Aires hasta presentar los informes correspondientes”.

Por su parte, desde Ademys denunciaron “problemas en la aplicación del propio protocolo elaborado por el Ministerio de Educación, que no ha cumplido siquiera con la entrega de materiales (termómetros que no funcionan o no hay por ejemplo) y elementos de higiene, cuando pretenden que toda la docencia se presente esta semana y toda la matrícula de estudiantes la semana próxima. Además, obras que no se han terminado, trabajadores sin tapabocas y espacios no aptos para circulación”.