icon

El nacionalismo cristiano o el trumpismo más allá de Trump

El trumpismo va más alla de Donald Trump. Es un error suponer que el trumpismo es sólo Trump. El arribo de Joe Biden a la Casa Blanca no es el final del trumpismo, que es una mezcla de diversos mitos y creencias en un universo de la sociedad estadounidense. Una de las claves del trumpismo es el nacionalismo cristiano. No es un secreto el respaldo de los líderes evangélicos blancos a Trump o a lo que representó Trump. Precisamente la revista Christianity Today expuso un análisis de qué es el nacionalismo cristiano, y aquí se deslizan algunos párrafos de la nota:

Oración grupal en la Sala Oval de la Casa Blanca.

El nacionalismo cristiano participó del asalto al Capitolio, el 06/01. Según el diario Chicago Tribune, "Muchos de los insurrectos que ocuparon el Capitolio el 6 de enero portaban carteles con mensajes cristianos y hay un video que muestra a un grupo rezando, encabezado por un individuo con un sombrero de plumas y cuernos en la cabeza en el salón del Senado. (...) La creciente popularidad del nacionalismo cristiano es resistida por los líderes de muchas denominaciones y una Comisión Bautista Adjunta de Libertades Religiosas formó una coalición llamada Cristianos Contra el Nacionalismo Cristiano (...)".

En el asalto al Capitolio prevaleció una reivindicación ultranacionalista, con pancartas con la frase "Jesus Saves" (Jesús salva) o "Jesus 2020", cruces de madera, y la bandera cristiana (cruz roja sobre fondo azul), creada en 1897 en Nueva York y utilizada por algunas confesiones protestantes. Se oyó incluso el sonido del shofar, instrumento litúrgico judío de viento, del que los evangélicos blancos en USA intentan apropiarse.

Paul D. Miller es profesor de práctica de asuntos internacionales en la Universidad de Georgetown e investigador de la Comisión de Ética y Libertad Religiosa. Él escribió acerca de:

** ¿Qué es el nacionalismo cristiano?
** ¿En qué se diferencia del cristianismo? 
** ¿En qué se diferencia del nacionalismo? 
** ¿En qué se diferencia del patriotismo? 

No menos de 70 millones de trumpistas, la mayoría de ellos creyentes en el nacionalismo cristiano, no han cambiado de ideas y sólo están reagrupándose. Es un error suponer que la grieta desaparece por un acto mágico. Es importante

** intentar cicatrizar la grieta y
** advertir que el nacionalismo cristiano no es cristianismo sino política disfrazada de religión. Esto es lo que intenta Miller:

1. El nacionalismo cristiano
"El nacionalismo cristiano es la creencia de que la nación estadounidense está definida por el cristianismo y que el gobierno debe tomar medidas activas para mantenerlo así. Popularmente, los nacionalistas cristianos afirman que Estados Unidos es y debe seguir siendo una "nación cristiana", no simplemente como una observación sobre la historia estadounidense, sino como un programa prescriptivo de lo que Estados Unidos debe seguir siendo en el futuro. Académicos como Samuel Huntington han presentado un argumento similar: que Estados Unidos se define por su pasado “anglo-protestante” y que perderemos nuestra identidad y nuestra libertad si no preservamos nuestra herencia cultural.

Los nacionalistas cristianos no rechazan la Primera Enmienda ni abogan por la teocracia, pero creen que el cristianismo debería disfrutar de una posición privilegiada en la plaza pública. El término “nacionalismo cristiano” es relativamente nuevo, y sus defensores generalmente no lo usan por sí mismos, pero describe con precisión a los nacionalistas estadounidenses que creen que la identidad estadounidense es inseparable del cristianismo."

(...)

2. ¿Qué quieren los nacionalistas cristianos que sea diferente del compromiso cristiano normal en la política?

"Los nacionalistas cristianos quieren definir a Estados Unidos como una nación cristiana y quieren que el gobierno promueva una plantilla cultural específica como la cultura oficial del país. Algunos han abogado por una enmienda a la Constitución para reconocer la herencia cristiana de Estados Unidos, otros para restablecer la oración en las escuelas públicas. Algunos trabajan para consagrar una interpretación nacionalista cristiana de la historia estadounidense en los planes de estudio escolares, incluido que Estados Unidos tiene una relación especial con Dios o ha sido "elegido" por él para llevar a cabo una misión especial en la tierra. Otros abogan por las restricciones de inmigración específicamente para evitar un cambio en la demografía étnica y religiosa estadounidense o un cambio en la cultura estadounidense. Algunos quieren empoderar al gobierno para que tome medidas más firmes para circunscribir el comportamiento inmoral.

Algunos — nuevamente, como el académico Samuel Huntington — han argumentado que el gobierno de los Estados Unidos debe defender y consagrar su cultura predominante "anglo-protestante" para asegurar la supervivencia de la democracia estadounidense. Y a veces el nacionalismo cristiano es más evidente no en su agenda política, sino en el tipo de actitud con que se sostiene: una presunción tácita de que los cristianos tienen derecho a la primacía del lugar en la plaza pública porque son herederos de la herencia verdadera o esencial, de la cultura estadounidense, que los cristianos tienen el presunto derecho de definir el significado del experimento estadounidense porque se ven a sí mismos como arquitectos, primeros ciudadanos y guardianes de Estados Unidos."

3. ¿Cómo es esto peligroso para Estados Unidos?

"El nacionalismo cristiano tiende a tratar a otros estadounidenses como ciudadanos de segunda clase. Si se implementara completamente, no respetaría la libertad religiosa total de todos los estadounidenses. Empoderar al estado a través de una “legislación moral” para regular la conducta siempre conlleva el riesgo de extralimitarse, sentar un mal precedente y crear poderes de gobierno que luego podrían usarse contra los cristianos. Además, el nacionalismo cristiano es una ideología sostenida de manera abrumadora por estadounidenses blancos y, por lo tanto, tiende a exacerbar las divisiones raciales y étnicas. En los últimos años, el movimiento se ha caracterizado cada vez más por el miedo y la creencia de que los cristianos son víctimas de persecución. Algunos están comenzando a argumentar que los cristianos estadounidenses deben prepararse para luchar, físicamente, para preservar la identidad de Estados Unidos, un argumento que influyó en los disturbios del 6 de enero."

4. ¿Cómo es peligroso el nacionalismo cristiano para la iglesia?

"El nacionalismo cristiano toma el nombre de Cristo para una agenda política mundana, proclamando que su programa es el programa político para todo verdadero creyente. Eso es incorrecto en principio, no importa cuál sea la agenda, porque solo la iglesia está autorizada a proclamar el nombre de Jesús y llevar su estandarte al mundo. Es aún peor con un movimiento político que defiende algunas causas que son injustas, como es el caso del nacionalismo cristiano y su iliberalismo concomitante. En ese caso, el nacionalismo cristiano está llamando al mal bien y al bien mal; está tomando el nombre de Cristo como una hoja de parra para cubrir su programa político, tratando el mensaje de Jesús como una herramienta de propaganda política y la iglesia como la sirvienta y animadora del Estado."

5. ¿En qué se diferencia el cristianismo del nacionalismo cristiano?

"El cristianismo es una religión centrada en la persona y la obra de Jesucristo según lo definido por la Biblia cristiana y los Credos de los Apóstoles y Nicenos. Es la reunión de personas “de todas las naciones, tribus, pueblos y lenguas” que adoran a Jesús (Apocalipsis 7: 9), una fe que une a judíos y griegos, estadounidenses y no estadounidenses. El cristianismo es político, en el sentido de que sus adherentes siempre han entendido que su fe desafía, afecta y trasciende sus lealtades mundanas, pero no hay una visión única sobre las implicaciones políticas que surgen de la fe cristiana aparte de que debemos “temer a Dios, honrar el rey ”(1 Ped. 2:17, LBLA), pagamos nuestros impuestos, amamos a nuestro prójimo y buscamos la justicia.

El nacionalismo cristiano es, por el contrario, una ideología política centrada en la identidad nacional de Estados Unidos. Incluye una comprensión específica de la historia y el gobierno estadounidenses que son, obviamente, extrabíblicos, una comprensión que es cuestionada por muchos historiadores y politólogos. Lo más importante es que el nacionalismo cristiano incluye prescripciones políticas específicas que, según afirma, son bíblicas pero que, en el mejor de los casos, son extrapolaciones de principios bíblicos y, en el peor de los casos, contradictorias con ellos."