icon

Teletrabajo: Gobierno avisa que aplicará la ley en abril

La ley de teletrabajo entrará en vigencia el 1° de abril. La decisión fue publicada en el Boletín Oficial de este viernes 05/02. Recordemos que el pasado 20/01 salió la reglamentación de algunos artículos, como el referente al derecho a la desconexión digital y la reversibilidad. Hay cuestionamientos por parte de empresas. Sin embargo, tal como se había acordado en el Congreso, la ley comenzará a regir 90 días después de finalizado el Aislamiento social.

El 1° de abril entrará en vigencia la ley de teletrabajo en Argentina, según la resolución 54/2021 publicada este viernes en el Boletín Oficial. Detalles de los derechos y puntos más resaltantes de la norma. Aunque también, hay polémica. Foto: Télam

La ley no será aplicable en los casos en los cuales la labor se realice en forma esporádica y ocasional.

Ya se sabe cuándo entrará en vigencia la ley de teletrabajo en Argentina: 1° de abril. Así lo confirmó el Gobierno en la resolución 54/2021 del Ministerio de Trabajo, publicada este viernes 05/02 en el Boletín Oficial.


De esta forma, la norma que fue aprobada el año pasado, comenzará a regir 90 días después de la finalización del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), tal como se había acordado en el Congreso.

"A fin de dar certeza a un régimen laboral que se proyecta sobre obligaciones mensuales, corresponde establecer que el Régimen Legal del Contrato de Teletrabajo entrará en vigencia el 1° de abril de 2021°, se precisa en la resolución firmada por Claudio Moroni, ministro de Trabajo.

La norma

Dentro de la reglamentación parcial de la ley, publicada el pasado 20/01, se destaca lo siguiente:

** En el 1er artículo se indica que "las disposiciones de la Ley Nº 27.555 no serán aplicables cuando la prestación laboral se lleve a cabo en los establecimientos, dependencias o sucursales de las y los clientes a quienes el empleador o la empleadora preste servicios de manera continuada o regular".

** Tampoco será aplicable "en los casos en los cuales la labor se realice en forma esporádica y ocasional en el domicilio de la persona que trabaja, ya sea a pedido de esta o por alguna circunstancia excepcional".

** El artículo 5° se refiere al derecho a la desconexión digital y precisa que cuando "la actividad de la empresa se realice en diferentes husos horarios o en aquellos casos en que resulte indispensable por alguna razón objetiva, se admitirá la remisión de comunicaciones fuera de la jornada laboral".

** Respecto a la reversibilidad, el artículo 7° especifica que "recibida la solicitud de la persona que trabaja, con la sola invocación de una motivación razonable y sobreviniente, el empleador o la empleadora deberá cumplir con su obligación en el menor plazo que permita la situación del o de los establecimientos al momento del pedido".

La advertencia

Algunos especialistas advierten el impacto negativo de la norma.

Es el caso de María Castiglioni Cotter, de C&T Consultores Económicos, quien -consultada por Infobae- indicó que la ley “tiene demasiados puntos que generan trabas o desincentivo”.

Mientras, Miguel Calello, integrante de la comisión directiva y ex presidente de la Cámara Argentina de la Industrial del Software (CESSI) señaló que “la ley no es buena para el sector, quizás para otros sí, pero no para el nuestro. Habíamos pedido que dejen afuera a las empresas de economía del conocimiento porque si no se aprobaba una ley que las beneficia y esto son piedras en el camino, pero no pudo ser”.