icon

Finalmente, la OMS pone foco en el Instituto de Virología en Wuhan

Las expectativas no son elevadas, dado el tiempo que ya transcurrió desde el inicio de la pandemia. Pero la organización internacional buscará nuevamente descubrir el origen del virus. Los expertos ya visitaron hospitales, institutos y un mercado húmedo.

Durante tres horas los expertos estudiaban la evidencia al interior del Instituto, mientras los guardias vigilaban la entrada.

A mediados de enero el equipo de la OMS llegó a Wuhan pero inició sus investigaciones luego de una cuarentena de dos semanas.

Cuando la OMS llegó a Wuhan en febrero del año pasado, no se les permitió a los especialistas ingresar al mercado de animales exóticos donde se cree que el virus saltó a los humanos.

El equipo investigador de la Organización Mundial de la Salud (OMS) visitó hoy el Instituto de Virología en Wuhan con el objetivo de dar con el origen del Sars-cov-2.  


El grupo incluye expertos en medicina veterinaria, virología, seguridad alimentaria y epidemiología de 10 países diferentes. Hasta hoy habían visitado hospitales, institutos de investigación y un mercado húmedo tradicional. 


A pesar que llegaron a mediados de enero, la investigación comenzó hace pocos días dado que tuvieron que realizar una cuarentena de dos semanas, a pedido del régimen chino.  


La visita de hoy era uno de los momentos más esperados y la prensa se reunió en los alrededores del Instituto, aunque los especialistas no brindaron declaraciones.  


Uno de los representantes de la OMS, el zoológo Peter Daszakhabía dicho a los medios previamente que "esperamos reunirnos con todas las personas claves y hacer todas las preguntas importantes que hay que hacer". 


Durante tres horas permanecieron en el edificio custodiado por guardias que, meses atrás, el ex presidente de Estados Unidos Donald Trump había acusado de ser el originario de la pandemia. 


Las sospechas hacia el Instituto de Virología de Wuhan aparecieron cuando trascendió a los medios que en sus laboratorios se había creado un archivo de información genética sobre los coronavirus después del brote de SARS en 2003.  


Pero aunque Wuhan ha sido ampliamente considerada como la primera ciudad en la que se identificó la enfermedad, China busca desmentir y limpiarse de responsabilidades. Incluso ha acusado a otros países. 


Lo cierto es que son "muy bajas las expectativas a obtener una conclusión en esta visita", según dijo semanas atrás un propio vocero de la OMS, el doctor Dale Fisher. 


El zoólogo Daszak expresó recientemente en una entrevista con Sky News, que la investigación incomoda a China, y deja ver "nueva" y "buena" información, algo que "es muy valioso". Además, confirmó que se están obteniendo datos "que nadie ha visto antes".