icon

Furiosa guerra entre plataformas de streaming provoca pérdidas a varios

Si bien las nuevas plataformas de streaming muestran un aumento considerable en la cantidad de suscriptores, para ganar mercado hay que invertir y es una carrera muy onerosa para algunos. Esta es una ventaja de Netflix, que ya tiene realizado ese recorrido y día puede distribuir utilidades entre los accionistas en Wall Street. Aquí una historia diferente sobre el hipercompetitiva negocio del video a domicilio: Disney +, HBO Max, Apple TV, Amazon Prime, Netflix, Viacom... Quizás demasiados.


Netflix

HBO Max

Disney +

Con el avance de la crisis causada por la pandemia y el público desde sus casas, Netflix había acaparado prácticamente todo el entretenimiento de los usuarios.

Entonces, sus competidores iniciaron la búsqueda hacia nuevos horizontes y la oferta de contenidos comenzó a subir aún cuando las billeteras de muchos enflaquecían.

Pero ganar un nuevo usuario no es magia. Tampoco es barato. Ganar espacio en el streaming es caro y puede producir grandes pérdidas.

Es una carrera que Netflix ya corrió, y ahora las ganancias asoman. Ya no necesitará endeudarse en 2021. No le sucede lo mismo al resto.

Peacock, un servicio de transmisión presente en el mercado estadounidense desde junio 2020, que cuenta con 33 millones de suscripciones, anunció que perderá US$2.000 millones entre el 2020 y el 2021.

Disney +, que si bien es uno de los servicios mejor posicionados, es otro ejemplo.

Previo al lanzamiento de la plataforma, la compañía advirtió que tendría una pérdida de US$ 150 millones en ingresos operativos.

Aunque luego las suscripciones al servicio superaron las expectativas, alcanzando a casi 87 millones de usuarios durante sus primeros 13 meses de vida, esperan que pérdidas se disparen en 2021.

HBO Max, que se lanzó en mayo de 2020 y que había proyectado US$ 2.000 millones en gastos por la creación del servicio, para enero de este año contaba con 17,2 millones de usuarios activos. 

La suba de suscripciones se debe a la estrategia que armó la compañía, relacionada con lanzar sus estrenos tanto en los cines como en la misma plataforma de streaming.

Sin embargo, las ganancias no alcanzan y vienen acompañadas con US$ 520 millones en pérdidas.

El plan maestro de HBO Max fue el lanzamiento de Wonder Woman 1984: no había salas de cine abiertas en la cantidad que exigía la amortización de la película, y la convirtió en marketing del servicio de streaming.

Si bien las recaudaciones no fueron las esperadas, Warner Media apunta a beneficiarse en el largo plazo.

El streaming le concedió casi 15 millones de reproducciones durante la primera semana.

Ahora, el plan es que HBO Max logre retener a aquellos usuarios que llegaron con el lanzamiento de Wonder Woman 1984 y que las próximas películas de Warner Media sean un éxito total durante el año en curso.

Netflix

La nota de Natalie Jarvey en The Hollywood Reporter: "Después de 2 meses de recibir críticas de algunos de los principales cineastas de Hollywood, los ejecutivos de WarnerMedia finalmente tuvieron algo de qué jactarse cuando el CEO de AT&T, John Stankey, (N. de la R.: AT&T es propietaria de Warner Media) reveló el 27 de enero que el plan tan difamado de estrenar sus películas en los cines y en HBO Max, en forma simultánea, había ayudado a duplicar la audiencia de HBO Max a 17,2 millones de usuarios activos. Pero las buenas noticias vinieron con una advertencia: US$ 520 millones en pérdidas por el cierre continuo de muchos cines y el posterior plan de lanzamiento híbrido para la lista de películas de Warner Bros. de 2021. Al día siguiente, el CEO de NBCUniversal, Jeff Shell, promocionó los 33 millones de suscripciones de Peacock, pero admitió que el transmisor de 9 meses perdería US$ 2.000 millones en el ejercicio contable 2020 / 2021. El cambio de las salas de cine a la transmisión hogareña siempre iba a ser caro. Cuando Disney reveló planes para renunciar a acuerdos de licencia con Netflix mientras se preparaba para el lanzamiento de Disney + en noviembre de 2019, pronosticó que perdería unos US$ 150 millones en ingresos operativos además de las inversiones planificadas en tecnología y contenido para el servicio. WarnerMedia, mientras tanto, proyectó que registraría US$ 2.000 millones en gastos en 2020 relacionados con el lanzamiento de HBO Max. Una hoja de ruta Ahora, meses después de la transformación más grande que Hollywood ha visto en décadas, los conglomerados de entretenimiento han demostrado que invertir dinero en los competidores de Netflix puede producir resultados, aunque es demasiado pronto para saber con qué fin. El analista de LightShed Partners, Rich Greenfield: “La pregunta más importante para 2021 es, '¿Quién va a comprometer el capital suficiente para convertirse en un jugador grande?' Netflix gastará en el ejercicio US$ 17.500 millones. ¿Quién más está jugando?". Netflix le ha dado a los negocios heredados de Hollywood una hoja de ruta. Después de años de gastar dinero en efectivo mientras buscaba producir suficiente programación para construir su base de suscriptores, la compañía reveló el 19/01 que tendría un flujo de caja libre positivo en 2021 y que ya no tendría que incurrir a deudas para financiar su día a día. Los inversores respondieron haciendo subir las acciones un 13% cuando los mercados abrieron a la mañana siguiente. El resto En Disney, hay pocas dudas sobre si su inversión de US$ 2.000 millones en Disney + ha valido la pena. El servicio atrajo a casi 87 millones de suscriptores en sus primeros 13 meses, en el extremo superior del rango que los ejecutivos de Disney esperaban obtener recién en 2024. En un día de inversionistas en diciembre, la directora financiera de Disney, Christine McCarthy, dijo que los gastos por contenidos en Disney + duplicarán al menos US$ 8.000 millones en el año fiscal 2024, pero que la compañía esperaba que las pérdidas en el servicio alcanzaran su punto máximo en 2021. Luego, WarnerMedia y NBCU. Ambas compañías presentaron sus streaming cuando la pandemia se desataba y los retrasos en la producción los dejaron sin gran parte de su animada programación para el año de lanzamiento. Pero el año impredecible también les dio cobertura suficiente para grandes reorganizaciones corporativas que colocaron el streaming al frente y al centro. WarnerMedia fue un paso más allá, utilizando el colapso de la taquilla en medio de cierres relacionados con el coronavirus para impulsar HBO Max. "Teníamos un activo en mal estado que necesitaba ser trasladado", dijo Stankey a los inversores después de compartir los resultados de ganancias del 4to. trimestre de AT&T, y señaló que la compañía esperaba usar "este desafortunado conjunto de circunstancias en torno a la pandemia para una oportunidad de hacer limonada con limones". Wonder Woman 1984 Hacen limonada, lo hicieron. Claro, Wonder Woman 1984, el primer título de Warner Bros. que se lanzó en HBO Max y en los cines, recaudó apenas US$ 131,4 millones en la taquilla mundial en sus primeros 3 fines de semana, pero se convirtió en un claro éxito de visualización en casa durante la semana de Navidad. Según la empresa de medición de audiencias Nielsen, los usuarios de HBO Max pasaron 2.250 millones de minutos mirando la película de 151 minutos, el equivalente a casi 15 millones de reproducciones completas. Greenfield sugiere que entre su audiencia internacional y HBO Max, la película puede haber sido vista por alrededor de 49 millones de personas en su primer mes. Aun así, Wonder Woman 1984 está siendo tratada en gran medida como una táctica de marketing costosa para HBO Max, lo que ayuda a impulsar a los suscriptores combinados de HBO Max y HBO a superar los 41 millones... 2 años antes de lo previsto. “No creo que se pueda lograr un resultado rentable con Wonder Woman 1984”, dice el analista de MKM, Eric Handler. "Están usando Wonder Woman como líder de pérdidas para HBO Max, por lo que ese no es un modelo de negocio sostenible a largo plazo". El objetivo de WarnerMedia es retener suficientes suscriptores en HBO Max con Wonder Woman 1984 para que el experimento valga la pena a largo plazo. Eso podría ser un desafío. Un estudio de Deloitte realizado en el 3er. trimestre 2020 encontró que el 46% de los encuestados se había dado de baja de un servicio de transmisión de video en los 6 meses anteriores. Por ahora, la mayoría de los suscriptores de HBO Max parecen quedarse. Según la firma de análisis Antenna, casi el 8% de las personas que se inscribieron en HBO Max durante los primeros 3 días de disponibilidad de Wonder Woman 1984 permanecieron suscritas al 24/01. Si HBO Max puede repetir ese éxito con la lista de películas de WarnerMedia para 2021, podría compensar las grandes pérdidas de taquilla en las que está incurriendo. "Hay una carrera armamentista en este momento con los 5 servicios de transmisión", dice Handler. “Está Netflix muy por delante de todos a nivel mundial, y Disney + ha causado sensación, y luego están todos los demás”."