icon

La vacuna de Johnson ofrece 66 por ciento de eficacia pero 1 única dosis y sin refrigeración especial

La vacuna J&J Covid tiene una efectividad del 66% en un ensayo clínico global. La vacuna de 1 única dosis de Johnson & Johnson generó una fuerte protección contra Covid-19 en un gran ensayo en etapa avanzada, lo que generó esperanzas de que pueda relanzar rápidamente una campaña de inmunización que está tropezando con diversos obstáculos.

"Es una sola inyección que se puede administrar fácilmente, protege completamente de lo que tememos, tener que ir a la sala de emergencias o al hospital", dijo Mathai Mammen, jefe de investigación y desarrollo global de la división farmacéutica de J&J, en un entrevista. "Va a cambiar la naturaleza de la enfermedad".

J&J tiene la intención de fijar el precio de la vacuna sin fines de lucro, definido por un modelo de la Fundación Gates y determinado en conjunto con auditores independientes, según Wolk. El precio por inyección no superará los US$ 10.

3 hermanos Johnson, Robert, James y Edward, fundaron la compañía en 1886 en New Brunswick, Nueva Jersey. Su enfoque inicial fue en vendajes, suturas estériles, cuidado de heridas y productos para bebés. Sus botiquines de primeros auxilios, vendidos originalmente a los trabajadores del ferrocarril, más tarde se convertirían en un elemento básico en casi todos los hogares. Sede de Johnson & Johnson en New Brunswick, New Jersey.

En el estudio Johnson & Johnson de más de 44.000 personas, la vacuna previno un promedio de 66% de los casos moderados a graves de Covid-19, según un comunicado de la compañía. Y fue particularmente eficaz para detener los casos de patologías graves, previniendo el 85% de las infecciones graves y el 100% de las hospitalizaciones y muertes.

"Si puede prevenir enfermedades graves en un alto porcentaje de personas, eso aliviará gran parte del estrés y el sufrimiento humano" de la pandemia, dijo Anthony Fauci, el principal funcionario de enfermedades infecciosas de USA, en una sesión informativa sobre los resultados con la empresa. y funcionarios gubernamentales.

J&J planea solicitar una autorización de uso de emergencia en USA la próxima semana. 

El gigante farmacéutico dijo que espera una autorización en marzo y que el producto estará listo para enviarse en ese momento a la distribución sanitaria. 

La compañía no especificó qué cantidad de la vacuna estaría disponible de inmediato, aunque ratificó la entrega al Gobierno estadounidense de 100 millones de dosis en la primera mitad del año.

Si se aprueba, la vacuna de J&J podría contribuir a poner fin a la pandemia. 

Las vacunas de la competencia (Moderna Inc. y Pfizer Inc.) han generado tasas de eficacia general más altas, pero requieren que de 2 inyecciones antes de que se establezcan todos los beneficios. 

La inyección de J&J también se puede guardar en el refrigerador durante 3 meses, mientras que las de Pfizer y Moderna deben mantenerse congeladas.

Nuevas variantes

"Es una sola inyección que se puede administrar fácilmente, protege completamente de lo que tememos, tener que ir a la sala de emergencias o al hospital", dijo Mathai Mammen, jefe de investigación y desarrollo global de la división farmacéutica de J&J, en un entrevista. "Va a cambiar la naturaleza de la enfermedad".

La preocupación por tener a mano las segundas dosis de las vacunas actuales ha complicado el esfuerzo para inocular a la mayor cantidad posible de personas. Algunos países han optado por extender el tiempo entre dosis para abordar el problema, a riesgo de disminuir su efectividad.

El aumento de nuevas variantes de coronavirus se ha sumado a la presión para que las inmunizaciones se muevan más rápido. El ensayo de J&J se llevó a cabo en todo el mundo, incluso en docenas de sitios de ensayos clínicos en puntos críticos como Sudáfrica y Brasil, donde las nuevas variantes han provocado un aumento de las infecciones.

Los resultados de J&J produjeron más evidencia de que las variantes serán más difíciles de evitar. En USA, donde no se cree que las mutaciones estén tan extendidas, la vacuna tuvo una efectividad del 72%. Pero en Sudáfrica, donde una variante llamada B.1.351 está circulando ampliamente, tuvo 57% de efectividad. En América Latina la inyección tuvo una efectividad del 66%.

No obstante, es probable que la vacuna de J&J ofrezca a los países de todo el mundo una nueva y poderosa herramienta para combatir un virus que ha infectado a más de 101 millones de personas y ha matado a 2,2 millones en todo el mundo.

Si se confirman, los resultados sugieren que las personas podrían recibir 1 dosis de la vacuna para brindar una protección inicial contra las consecuencias graves, permitiéndoles regresar a sus vidas prepandémicas. 
Luego, si es necesario, más tarde podrían tomar una inyección de refuerzo que J&J está probando en otros ensayos grandes de última etapa que podrían producir resultados antes de fin de año.

J&J dijo que una revisión realizada por una junta de monitoreo no identificó preocupaciones de seguridad significativas. 

Si bien el 9% de las personas que recibieron la inyección desarrollaron fiebre, no hubo reacciones alérgicas graves.

Tecnología diferente

La vacuna de J&J es diferente de las inyecciones basadas en ARN mensajero realizadas por Moderna y sus socios Pfizer y BioNTech SE, que demostraron tener una efectividad superior al 90%.

Se basa en un adenovirus, o germen modificado para hacer copias de la proteína del pico del coronavirus, que el patógeno usa para forzar su camino hacia las células. 

El virus alterado no puede replicarse en humanos, pero desencadena una respuesta inmune que prepara al cuerpo para defenderse del coronavirus. J&J usa la misma tecnología en una vacuna para combatir el ébola.

El jefe de I + D de J&J dijo que la prueba de la compañía, realizada en el punto álgido de la pandemia, tuvo que lidiar con variantes resistentes que surgieron principalmente después de que se completaron las pruebas de Moderna y Pfizer. 

Al contar los casos, también se centró en pacientes algo más enfermos que otros ensayos, dijo Mammen.

“El hecho de que pudiéramos lograr este nivel de eficacia con una sola inyección, la gente no tiene que volver por otra, y está convenientemente almacenado, hace que esta sea la vacuna de elección", agregó el científico.

Al comienzo de la pandemia, los funcionarios del gobierno estadounidense dijeron que cualquier vacuna que mostrara una eficacia superior al 50% se consideraría un éxito.

Al igual que Pfizer y Moderna, Mammen dijo que J&J está trabajando en versiones de próxima generación que podrían brindar protección específicamente contra ciertas variantes. 

J&J “ya está probando y creando vacunas con la capacidad de responder rápidamente a la cepa sudafricana”, dijo Mammen.

Ganando espacio

J&J apunta a tener 7 instalaciones de fabricación en funcionamiento para fines del 2do. trimestre, dijo el 26/01 el director financiero Joseph Wolk. 

La vacuna de J&J es 1 de las 6 vacunas seleccionadas para el programa Operation Warp Speed ​​de la Administración Trump, que recibió alrededor de US$ 1.500 millones del gobierno para financiar la investigación.

La compañía tiene la intención de fijar el precio de la vacuna sin fines de lucro, definido por un modelo de la Fundación Gates y determinado en conjunto con auditores independientes, según Wolk. El precio por inyección no superará los US$ 10.