icon

GM inicia la eliminación de los motores a naftas o gasoil

GM anunció que eliminará gradualmente los vehículos a naftas y diésel hasta 2035, como parte de su objetivo de ser una empresa 'carbono neutral' en 2040.  El presidente Joe Biden promete aumentar el gasto federal para respaldar la tecnología. La administración se ha comprometido a gastar miles de millones de dólares para construir más estaciones de carga y quiere endurecer los estándares federales de eficiencia de combustible, que se flexibilizaron bajo el expresidente Donald Trump.

GMC Hummer EV 2021, todoterreno que contará con 3 motores eléctricos que sumarán más de 1.000 CV de potencia. Suspensiones neumáticas con capacidad para incrementar su altura en casi 15 centímetros, y tendrá dirección a las cuatro ruedas. El Hummer EV podrá recorrer más de 560 kilómetros por recarga.

Mary Barra lidera la enorme apuesta de GM.

En la foto, el esquema de baterías que ofrece la tecnología Ultium. Aunque parezca mentira, toda la gama de eléctricos de GM va a emplear apenas 3 motores eléctricos distintos, aunque estos, una vez integrados, forman 5 conjuntos básicos o unidades motrices que pueden ser instaladas tanto en el eje delantero como en el trasero. La mayoría de estos modelos va a disponer de un esquema de tracción delantera, aunque habrá modelos de tracción total con varias unidades motrices, como los futuros GMC Hummer EV y Cadillac Lyriq, incluso variantes exclusivamente de tracción total.

General Motors Co. ha anunciado una fecha objetivo para 2035 para eliminar gradualmente los vehículos a naftas y diésel de sus concesionarios a nivel mundial: año 2035.

Así, GM se presenta como uno de los primeros fabricantes de automóviles importantes en establecer un cronograma para la transición a vehículos completamente eléctricos.

El objetivo de GM, revelado en una publicación en las redes sociales por la directora ejecutiva Mary Barra, marcaría una transición sorprendente de su modelo de negocios actual. 

Los vehículos que funcionan con combustibles fósiles y emiten contaminación representan aproximadamente el 98% de las ventas de GM en la actualidad y todas sus ganancias. 

Las camionetas pickup grandes y los vehículos deportivos utilitarios que son los mayores generadores de dinero de la compañía también se encuentran entre sus vehículos más consumidores de combustibles fósiles.

2035

El fabricante de automóviles N°1 por ventas en USA se sumó al objetivo 2035 de Japón y el Reino Unido. En USA, el estado de California había anunciado ya un objetivo similar para los vehículos que circulen en su territorio.

GM sostenía en el pasado que esperaba que el mercado de automóviles en general se vuelvan totalmente eléctricos pero se había negado a establecer una fecha para su propia reconversión, y los ejecutivos de la compañía no habían discutido un marco de tiempo.

Los ejecutivos de GM dijeron que el objetivo de volverse totalmente eléctrico dentro de 15 años depende, en parte, de los incentivos del gobierno y la decisión de los consumidores de avanzar hacia los autos enchufables. 

El gobierno federal y muchos estados ofrecen créditos fiscales a los compradores para ayudar a compensar el mayor costo de los autos enchufables.

“Realmente ayudan con la aceptación del consumidor y superan algunos de los obstáculos iniciales que los consumidores podrían tener con el primer costo, así como también cosas como la infraestructura de carga”, dijo el jefe de sustentabilidad de GM, Dane Parker.

Las acciones de GM subieron bruscamente después de la declaración.

Las limitaciones

Si bien GM y otras compañías automotrices tradicionales están invirtiendo miles de millones en modelos enchufables, los inversores no los han recompensado de la misma manera que a Tesla y otras compañías enfocadas únicamente en vehículos eléctricos. 

Hasta hace poco, el precio de las acciones de GM se había quedado muy por detrás del índice S&P 500, a menudo cotizando por debajo del precio de US$ 33 de su oferta pública inicial hace una década.

Pero sus acciones han subido en los últimos meses a medida que GM amplió su compromiso con los vehículos eléctricos.

El anuncio 2035 podría ayudar a GM a atraer el interés de los inversionistas en los llamados fondos ESG, que se enfocan en temas ambientales, sociales y de gobernabilidad, dijo el analista de RBC Capital, Joseph Spak.

El plan de la compañía de volverse completamente eléctrico para 2035 marcaría una aceleración considerable de la adopción de vehículos eléctricos más allá de lo que esperan la mayoría de los pronosticadores de la industria.

La firma de investigación LMC Automotive afirma que los vehículos eléctricos representarán apenas el 20% de las ventas globales en 2032. 

RBC Capital espera que los vehículos eléctricos sean el 43% en 2035, cuando el objetivo de GM es su 100%.

En 2020, se vendieron 2,2 millones de vehículos totalmente eléctricos en el mundo, lo que representa el 3% de las ventas totales, según la firma de investigación EV Volumes. 

Los analistas señalan varios obstáculos:

** la necesidad de más estaciones de carga y otra infraestructura (la base de clientes de GM en USA está concentrada en el Medio Oeste y el Sur, donde la infraestructura de carga está menos desarrollada y los vehículos necesitan más autonomía),
** la escasez de suministro de materias primas necesarias para producir baterías, como cobalto y litio, 
** la tecnología actual de las baterías, que demoran demasiado en la carga.

Pero es el futuro, no hay duda de ello. Y el boom de Tesla en los mercados destroza la previsión de todos los analistas de la industria, quienes han quedado en ridículo.

Ultium

En noviembre 2020, GM dijo que aumentaría su inversión en vehículos enchufables, así como en tecnología de automóviles sin conductor: US$ 27.000 millones para mediados de la década, la mitad de sus gastos de capital planificados durante ese tiempo.

El objetivo de emisiones 0 de la compañía para 2035 no se aplica a los grandes camiones comerciales, pero representan apenas una pequeña fracción de las ventas totales de GM.

GM apunta a ser neutral en carbono para 2040, lo que significaría eliminar las emisiones de carbono de todas sus operaciones, así como de los vehículos que fabrica y vende: 75% de la producción de carbono de GM proviene de las emisiones producidas por los automóviles y camiones que pone en la carretera.

La compañía cuenta con una nueva tecnología de vehículos eléctricos llamada Ultium.

GM dice que Ultium reducirá los costos de las baterías en un 60% para mediados de la década. 

GM planifica usar diferentes combinaciones de las mismas celdas de batería, ubicadas debajo del piso del vehículo.

En diciembre 2020, la economía de combustible promedio de los vehículos GM vendidos en USA fue de 24,2 millas por galón (38,9 Km por 3,78 litros), ubicándose en el puesto N°14 entre las 18 principales compañías automotrices, según el proveedor de datos Ward's Intelligence.

Esto quiere decir que consume mucho combustible. Precisa de motores de menos consumo.

Lo que está haciendo GM es saltarse una etapa: en vez de invertir en plantas de motores de menos consumo, intentar saltar directamente a la energía eléctrica.

GM está invirtiendo en una fábrica de baterías de US$ 2.300 millones en Ohio en una empresa conjunta con LG Chem, de Corea del Sur.

Debido a los altos costos de la batería, GM y otros fabricantes de automóviles han centrado sus primeros esfuerzos en los vehículos de alta gama, para preservar los márgenes de ganancia. Por ejemplo, el primer vehículo de GM en usar su nueva tecnología de baterías es la camioneta GMC Hummer, que saldrá a la venta en US$ 113.000 a finales de este año.