icon

El Covid despertó su sistema inmune y le redujo un linfoma de Hodgkin

El impresionante caso será estudiado por los médicos, aunque la hipótesis inicial es que las citosinas inflamatorias producidas en respuesta a la infección de Sars-cov-2 activaron células T con antígenos antitumorales.

El linfoma de Hodgkin es una enfermedad por la que se forman células malignas en el sistema linfático. Ser hombre, tener antecedente de una infección por el virus de Epstein-Barr o antecedentes familiares de este tipo de cáncer aumentan el riesgo de padecerlo.

El paciente transitaba la fase III de este cáncer, pero su condición mejoró notablemente luego de curarse de COVID-19.

Los médicos creen que el coronavirus desencadenó una respuesta inmunitaria antitumoral en el paciente.

Un hombre de 61 años transitaba un linfoma de Hodgking en fase III cuando recibió, en paralelo, un diagnóstico de COVID-19.  


Su salud estaba previamente deteriorada por la insuficiencia renal y otros efectos del cáncer cuando fue ingresado a un hospital, con dificultad para respirar a causa del virus.  


Con todos los pronósticos en contra, estuvo 11 días internado bajo supervisión. Luego se le dio el alta para que pase por el proceso infeccioso desde su casa. 


Pero el caso ha sorprendido tanto a los médicos que ya ha sido publicado en el British Journal of Haemathology. En el artículo firmado por Sarah Challenor y David Tucker se detalla que durante la internación no se le administró ningún corticosteroide ni ninguna inmunoquimioterapia. 


Luego de cuatro meses, se le realizaron estudios para conocer el estado del linfoma y los análisis evidenciaron una mejoría notable. El cáncer se había reducido considerablemente.  


La hipótesis de los médicos es que la enfermedad pandémica desencadenó una respuesta inmunitaria antitumoral en el paciente. 


"Los supuestos mecanismos de acción incluyen la reactividad cruzada de las células T específicas de patógenos con antígenos tumorales y la activación de las células asesinas naturales por las citocinas inflamatorias producidas en respuesta a la infección", explica el informe.  

 


Linfoma de Hodgkin


El linfoma de Hodgkin en adultos es una enfermedad por la que se forman células cancerosas en el sistema linfático, que abarca las siguientes partes: 


# Linfa: líquido incoloro y acuoso que recorre los vasos linfáticos y transporta los linfocitos T y B. 

# Vasos linfáticos: red de tubos delgados que recogen linfa de diferentes partes del cuerpo y la devuelven al torrente sanguíneo. 

# Ganglios: estructuras pequeñas en forma de poroto que filtran la linfa y ayudan a combatir infecciones y enfermedades. Están a lo largo de la red de vasos linfáticos de todo el cuerpo, como en el cuello, la axila, el abdomen, la pelvis y la ingle. 

# Bazo: órgano que elabora linfocitos, almacena glóbulos rojos y linfocitos, filtra la sangre y destruye los glóbulos sanguíneos viejos. El bazo está en el lado izquierdo del abdomen, cerca del estómago. 

# Timo: órgano en el que maduran y se multiplican los linfocitos T. El timo está en el tórax detrás del esternón. 

# Médula ósea: tejido blando y esponjoso en el centro de ciertos huesos, como el hueso de la cadera y el esternón. La médula ósea elabora los glóbulos blancos, los glóbulos rojos y las plaquetas. 

# Amígdalas: dos masas pequeñas de tejido linfático en la parte de atrás de la garganta.  

 

La edad adulta temprana, ser varón, tener antecedente de una infección por el virus de Epstein-Barr o antecedentes familiares de linfoma de Hodgkin aumentan el riesgo de tener este tipo de cáncer. 


Los síntomas más visibles son ganglios inflamados, fiebre, sudor nocturno excesivo, pérdida de peso y cansancio.