icon

Xi Jinping pide que no se mire a China como se miraba a la URSS y apuntó al multilateralismo

El presidente de China Xi Jinping pidió al mundo que abandone el “prejuicio ideológico” y evite una “mentalidad anticuada de la Guerra Fría” al señalar que China continuará forjando su propio camino independientemente de las críticas occidentales.

Xi Jinping dando un discurso. El presidente de China pidió por el multilateralismo y por las relaciones comerciales que lleven a cabo un 'ganar-ganar'.

Es vital mantenerse comprometido con el derecho internacional y las reglas internacionales "en lugar de permanecer comprometido con la supremacía", dijo Xi en el evento de la Agenda de Davos el lunes, en su primer discurso desde que Joe Biden ingresó a la Casa Blanca. “La confrontación nos llevará a un callejón sin salida”, dijo, e instó a volver al respeto mutuo para ayudar a la recuperación de la pandemia.

Más detalles sobre lo que dijo Xi

"Construir círculos pequeños y comenzar una nueva Guerra Fría, rechazar, amenazar o intimidar a otros, imponer deliberadamente el desacoplamiento, interrupciones del suministro o sanciones, o crear aislamiento o distanciamiento, solo empujará al mundo a la división e incluso al enfrentamiento". él dijo.

Su relación con Biden

El discurso de Xi  había sido ampliamente esperado por el tono que establecería para las relaciones entre las mayores economías del mundo durante los próximos cuatro años. Aunque Xi no nombró a Biden por su nombre, muchos de sus comentarios estaban claramente dirigidos a la nueva administración estadounidense.

A donde se apunta en China

Xi hizo incapié repetidas veces sobre los mismos puntos, especialmente sobre el multilateralismo y resultados de "ganar-ganar" que desplegó en su último discurso en Davos hace cuatro años, días antes de la toma de posesión de Donald Trump, pero también señaló que no tiene la intención de cambiar el rumbo del país frente a la presión estadounidense.

"Cada país es único con su propia historia, cultura y sistema social, y ninguno es superior al otro", dijo Xi, advirtiendo contra la imposición de una "jerarquía en la civilización humana" o imponer los propios sistemas a otros.