icon

La denuncia del palacio en Gelendzhik ubica a Putin a la defensiva

Ante la polémica, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, afirmó que no le pertenece a él ni a su familia ninguna de las propiedades de las que se habla en la investigación del bloguero y opositor detenido, Alexéi Navalni.

Bahía de Gelendzhik en el mar Negro, junto a la ciudad de Gelendzhik. La bahía tiene una anchura de 3 km y una profundidad máxima de 11 m. En ella desembocan multitud de arroyos que descienden desde la próxima cordillera de Markotj. Toda la costa de la bahía, que mide 12 km, pertenece a la ciudad de Gelendzhik. Dos tercios de esta costa están cubiertos por playas, naturales o artificiales (la playa de Gelendzhik fue creada en 1971 con arenas del fondo de la bahía), lo que hace que sea un centro turístico de importancia. La temperatura del agua es más caliente que en alta mar, y sus aguas generan poco oleaje.

Durante el fin de semana, Moscú se agitó por las movilizaciones por la libertad de Alexéi Navalny.

El palacio se hizo conocido en 2010, cuando el empresario Serguéi Kolésnikov,​ en una carta abierta sobre corrupción​ a Dmitri Medvédev, habló en detalle sobre la construcción y reveló los esquemas para financiarla. El 19 de enero de 2021, la Fundación Anticorrupción (FBK) dirigida por Alekséi Navalny publicó una extensa investigación, titulada 'El palacio de Putin', proyecto supervisado por el empresario Nikolái Shamálov, amigo cercano y futuro consuegro de Putin.​ Luego, la residencia fue adquirida en US$ 350 millones por el multimillonario Aleksandr Ponomarenko.

"No he visto este vídeo simplemente por falta de tiempo libre para ver dicha información, sino que he echado un vistazo a las imágenes que me pasaron los asistentes", dijo Vladímir Putin en una reunión con estudiantes rusos que le preguntaron por la denuncia de Alexéi Navalni, de que el dueño de Rusia -tal como se le conoce a Putin- tiene una casa de US$ 1.000 millones en en la ciudad rusa de Gelendzhik.

Putin agregó que "este momento es una buena oportunidad para hacer un montaje y lavar el cerebro a los ciudadanos con todos estos materiales".

"Quiero responder a su pregunta de inmediato: nada de lo que se menciona allí como propiedad mía me pertenece a mí ni a mis parientes cercanos, y nunca [nos] ha pertenecido", insistió Putin, quien agregó que entre los mencionados en la investigación hay personas a las que no conoce para nada, pero también amigos y colegas y que algunos de ellos llevan mucho tiempo en el mundo empresarial.

Pero ¿de quién es, entonces, el tremendo castillo? Resultaría apropiado identificarlo para eliminar las sospechas.

El área de la residencia es de 17.700 m2, y el terreno es de 68 hectáreas. El costo total de construcción se estima en alrededor de US$ 1.400 millones.

Gelendzhik es una ciudad turística del krai de Krasnodar, en Rusia, a orillas de la bahía de Gelendzhik de la orilla nororiental del mar Negro. La principal actividad económica del balneario, por su peso específico en el presupuesto de la localidad, es el turismo.

La locali8dad tiene numerosos parques de agua y actividades recreativas:

Safari Park, 
Olympus Park of Leisure and Entertainments
Zolotaya Bukhta Water Park
Gelendzhik Dolphinarium
Rimskaya Imperiya Park
Begemot Aquapark
Blue Chasm

Impresionante

Según la "Vigilancia Ecológica para el Cáucaso Norte" y Greenpeace Rusia, durante la construcción de la residencia en el cabo Idokopás y las carreteras de acceso a ella, se talaron más de 45 hectáreas de bosques, incluida la destrucción de comunidades vegetales únicas que cuentan con el pino de Pitsunda, incluido en el Libro Rojo de la Federación de Rusia.

La investigación de FBK (Fond Borbý s Korrúptsiyey o Fundación Anticorrupción, ONG con sede en Moscú creada en 2011 por el activista y político Alekséi Navalny.) fue publicada en YouTube el 19/01/2021, poco después del regreso a Rusia de Alekséi Navalni, quien había sido internado en Alemania por envenenamiento en Rusia. 

La mayor parte de la película está dedicada a la propia residencia y sus alrededores que, según afirma la película, pertenece a Vladímir Putin a través de testaferros o apoderes. 

Periodistas del diario independiente "Проект" ("Proyecto") en sus redes sociales agregaron a la investigación de FBK, de Navalni, que, según funcionarios, es en Gelendzhik donde el Presidente pasa una parte importante de su tiempo informal y es allí donde invita a las personas más cercanas a él para la comunicación informal. 

A pesar de la naturaleza supuestamente privada del proyecto, el Servicio Federal de Protección (FSO) supervisó el proyecto, protegió y dio todos los requisitos de diseño.

Las estructuras subterráneas fueron diseñadas por "Метро-Стиль" (Metro-Estilo), que prepara la documentación para la construcción de nuevas líneas y estructuras para el Metro de Moscú.

El proyecto fue supervisado por el empresario Nikolái Shamálov, amigo cercano y futuro consuegro de Putin.

La residencia fue adquirida supuestamente por US$ 350 millones por el multimillonario Aleksandr Ponomarenko.

Según Kolésnikov y FBK, la venta fue ficticia y una de las empresas de Shamálov pronto se convirtió en la empresa gestora del palacio.

El video

El 19/01, en un video que ha acumulado más de 86 millones de visitas, Navalny alegó que Putin posee una propiedad privada costosa cerca de Gelendzhik, en la costa del Mar Negro. 

Navalny también lanzó un sitio web con las impresiones de un artista de la casa.

"Nunca me ha interesado el mundo de los negocios. No porque sea malo, no, al contrario, creo que es una ocupación muy noble si piensas especialmente en el lado social de los negocios, en la creación de empleo, en salarios dignos, en el desarrollo de los sectores económicos. Es muy agradable y muy útil. Pero este no es mi asunto para nada", dijo Putin, formado en la escuela de la inteligencia gubernamental rusa.

Putin agregó que el único tema que le ha interesado bastante para hacerlo en futuro es la producción de vino, aunque no como hombre de negocios sino como asesor.

Él recordó que el comisionado presidencial para los derechos de los empresarios, Borís Titov, es propietario de la empresa rusa Abrau-Durso, fabricante de vinos espumosos.

"Es posible que cuando termine mi trabajo, trabaje como su asesor, pero no como empresario, sino como especialista en Derecho", dijo el presidente ruso.

Putin 

En tanto, el presidente Vladimir Putin describió las protestas masivas del fin de semana exigiendo la liberación de Alexey Navalny: “Todas las personas tienen derecho a expresar su punto de vista en el marco de la ley. Todo lo que va más allá del marco de la ley no solo es contraproducente sino también peligroso”.

“En la historia de nuestro país, nos hemos encontrado reiteradamente con situaciones en las que la situación fue mucho más allá de la ley y sacudió a nuestra sociedad y al estado, donde no solo sufrieron las personas que estaban comprometidas, sino también aquellas personas que no tenían nada que ver con eso.

“Todos estos eventos de los que acabo de hablar, nadie debería utilizarlos para intentar alcanzar sus ambiciosos objetivos y metas, especialmente en el campo de la política. No es así como se hace política, al menos no una política responsable ”.

La policía detuvo a más de 3.000 manifestantes y usó la fuerza para disolver los mítines, en los que la gente ignoró el frío extremo y las advertencias de la policía para pedir públicamente la liberación inmediata del hombre de 44 años.

Varios manifestantes resultaron heridos en enfrentamientos con la policía antidisturbios, informó el grupo de monitores de protesta OVD-Info.

Navalny, el crítico más destacado de Putin, fue arrestado el 17/011, cuando regresaba a Rusia después de pasar cinco meses en Alemania recuperándose de un presunto envenenamiento que atribuye al Kremlin.

El Kremlin dice que no ha visto evidencia de que Navalny haya sido envenenado.

Después de aterrizar en Moscú y ser arrestado de inmediato, pronto fue encarcelado durante 30 días por presuntas violaciones de la libertad condicional relacionadas con un caso que se remonta a 2014 por cargos de malversación de fondos que Navalny cree que tenían motivaciones políticas.

Leonid Volkov, el jefe de la red regional de políticos de la oposición, pidió en Twitter a los rusos de todo el país que salgan a las calles “por la libertad de Navalny, por la libertad para todos y por la justicia”.