icon

La FDA aprueba inyecciones mensuales para VIH que reemplazan pastillas diarias

Las dosis demostraron ser tan eficaces para prevenir la infección por el virus como una pastilla que se toma diariamente. El método se llama profilaxis previa a la exposición y la aprobación de ayer cubre solo el uso de la marca Cabenuva.

Cabenuva es una combinación de dos medicamentos: cabotegravir y rilpivirina. Cada uno se inyecta por separado en la misma cita. En los ensayos clínicos, el tratamiento suprimió el VIH a niveles indetectables durante 2 años.

El tratamiento ayuda a prevenir que el virus infecte las células del sistema inmunológico y así evita que se establezca la infección por VIH.

Una investigación demostró que el tratamiento es igual de efectivo cuando se administra una vez cada 2 meses que todos los meses. De todas formas, la aprobación de la FDA cubre, por el momento, el uso mensual.

Las personas con VIH pueden dejar de tomar sus medicamentos diarios por varias razones. Ya sea por olvido, por la pérdida de cobertura médica, por salir de programas de asistencia o por múltiples causas posibles más. 


El problema es que, al suspender la toma de las píldoras contra el VIH, aumentan las probabilidades de que el virus se vuelva resistente a las drogas. 


Por eso, la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) estadounidense aprobó ayer una combinación de dos inyecciones mensuales para el tratamiento del VIH en pacientes en condición estable.  


Allí el tratamiento autorizado es el de la marca Cabenuva y ha demostrado que es tan eficaz para prevenir la infección por el VIH como una pastilla que se toma diariamente, una estrategia de tratamiento llamada profilaxis previa a la exposición (PrEP). 


Las dos inyecciones reemplazarían a 3 pastillas diarias que se toman en un tratamiento estándar. Incluso, 9 de cada 10 personas en un ensayo dijeron que preferían el tratamiento recientemente autorizado a las píldoras diarias, según divulgó el New York Times.


Cabenuva es una combinación de dos medicamentos: cabotegravir y rilpivirina. Cada uno se inyecta por separado en la misma cita. En los ensayos clínicos, el tratamiento suprimió el VIH a niveles indetectables durante 2 años.  


Aunque un ensayo posterior encontró que el tratamiento es igual de efectivo cuando se administra una vez cada 2 meses, la aprobación de la FDA cubre, por el momento, el uso mensual.


Las drogas ayudan a prevenir que el virus infecte las células del sistema inmunológico y así evita que se establezca la infección por VIH. No obstante, no protege de otras infecciones de transmisión sexual, no previene embarazos ni es una cura para el Sida.


Durante la investigación que permitió el permiso de la FDA, solo 10 personas desarrollaron resistencia a la combinación. Pero algunos de ellos podrían haber sido resistentes porque habían tomado anteriormente otros medicamentos relacionados.


La principal desventaja del tratamiento es el costo, ya que cada dosis de la combinación costará aproximadamente 4 mil dólares por mes. Por eso, es posible que algunas personas con VIH no puedan pagarlo.


Cabenuva también ha sido aprobado en la Unión Europea y Canadá.