icon

La hora de la venganza llega y China comienza sancionando a Pompeo, Bannon, Bolton y otros

Global Times, del Partido Comunista Chino, lo explica así: "En los últimos años, algunos políticos anti-China en los Estados Unidos, debido a sus intereses políticos egoístas y prejuicios y odio contra China y sin mostrar respeto por los intereses del pueblo chino y estadounidense, han planeado, promovido y ejecutado una serie de movimientos locos que han interferido gravemente en los asuntos internos de China, han socavado los intereses de China, han ofendido al pueblo chino y han perturbado gravemente las relaciones entre China y Estados Unidos. El gobierno chino está firmemente decidido a defender la soberanía nacional, la seguridad y los intereses de desarrollo de China. China ha decidido sancionar a 28 personas que han violado gravemente la soberanía de China y que han sido los principales responsables de tales acciones de Estados Unidos en asuntos relacionados con China. Entre ellos se encuentran Michael R. Pompeo, Peter K. Navarro, Robert C. O'Brien, David R. Stilwell, Matthew Pottinger, Alex M. Azar II, Keith J. Krach y Kelly DK Craft de la Administración Trump, así como John R. Bolton y Stephen K. Bannon. Estas personas y sus familiares directos tienen prohibido ingresar al continente, Hong Kong y Macao de China. Ellos y las empresas e instituciones asociadas con ellos también tienen prohibido hacer negocios con China."

Michael Richard Pompeo, alias Mike -en la foto con Donald Trump-, es un abogado y empresario que fue el secretario de Estado de USA, luego de haber sido director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA). El objetivo de China es limitar su trabajo futuro en la actividad privada.

Matthew Pottinger es un ex periodista estadounidense, ex oficial de la Infantería de Marina, ex asesor Adjunto de Seguridad Nacional de USA, luego de haber sido director de Asia en el Consejo de Seguridad Nacional, y se enfocó en dirigir las políticas de la exAdministración Trump hacia China. Pottinger se graduó por la Universidad de Massachusetts Amherst con una Licenciatura en Artes grado en estudios chinos y domina el mandarín. En Beijing quien limitar su reinserción en el sector privado.

John Robert Bolton es un escritor y diplomático estadounidense ​que se ha desempeñado en varias administraciones presidenciales republicanas. Entre abril de 2018​ y septiembre de 2019 fue el 3er. Consejero de Seguridad Nacional de la Administración Donald Trump. Bolton fue despedido por Trump luego de supuestos desacuerdos. Bolton está involucrado en una variedad de centros de investigación e institutos de política conservadores. En junio de 2020, publicó un libro, 'The Room Where It Happened' (La habitación donde sucedió), en que denuncia maniobras políticas sin ética del presidente Donald Trump y lo califica como no apto para el cargo.

El gobierno chino ha sancionado a varios ex funcionarios de la ex Administración Trump, incluido el exsecretario de Estado, Mike Pompeo, acusándolos de haber “violado gravemente” la soberanía de China.

Beijing tomó la medida 1 día después de que la Administración Trump declarara que la represión y la detención de más de 11 millón de musulmanes uigures en la región noroccidental china de Xinjiang equivalían a genocidio.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China dijo que estaba sancionando a 28 personas. Los enfocados por China incluyen a Matt Pottinger, el exasesor adjunto de Seguridad Nacional, uno de los principales impulsores del enfoque agresivo de la exAdministración hacia Beijing durante los últimos 4 años.

También apuntaron a Robert O'Brien, quien fue asesor de Seguridad Nacional hasta que Joe Biden prestó juramento como el 46to. Presidente de USA.

Y a John Bolton, quien fue su predecesor en el puesto de Seguridad Nacional.

El deterioro

“En los últimos años, algunos políticos anti-China en USA, debido a sus intereses políticos egoístas y prejuicios y odio contra China. . . han ejecutado una serie de maniobras locas que han interferido gravemente en los asuntos internos de China. . . y esto trastornó seriamente las relaciones entre China y USA”, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores chino en un comunicado.

A los exfuncionarios sancionados y a sus familias se les prohibe ingresar a China continental y también a Hong Kong y Macao, y cualquier empresas e institución asociada con los 28 'objetivos', también estarán restringidas para realizar negocios con China.

La medida marca el último deterioro en las relaciones entre Washington DC y Beijing, en su nivel más bajo desde que se establecieron las relaciones diplomáticas hace más de tres décadas.

El presidente Joe Biden ha prometido adoptar una postura dura sobre China y en 2020 describió al presidente chino Xi Jinping como un "matón". 

Recientemente Biden nombró a Kurt Campbell, un veterano experto en política exterior, para que sea el nuevo especialista en Asia, en una medida que subrayó los crecientes desafíos de China.

Pero pocos expertos creen que Biden será tan agresivo como lo ha sido la exAdministración Trump, particularmente durante 2020.

La 1ra. vez

La declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de China solo enumeró los nombres de 10 de los estadounidenses que han sido sancionados.

Incluyó a Peter Navarro, un 'halcón' que se desempeñó como alto funcionario comercial en la Casa Blanca, y a Steve Bannon, otro crítico abierto de China, que se desempeñó como gerente de campaña presidencial de Trump y estratega de la Casa Blanca hasta que fue despedido después de 7 meses.

Cuando Trump dejó el cargo, otorgó un indulto a Bannon, quien había sido acusado de estafar a cientos de miles de partidarios de Trump que donaron a un fondo para construir un muro en la frontera con México. El año pasado, Bannon se declaró inocente y fue puesto en libertad bajo fianza en espera de juicio.

Bonnie Glaser, experta en China del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, dijo que parecía ser la primera vez que China sancionaba a funcionarios estadounidenses, incluso si el anuncio se produjo después de que Trump dejó el cargo, y no estaba claro qué tan enérgicas serían las medidas puesto que recientemente Beijing ha comenzado a utilizar las sanciones como herramienta. 

Sin embargo, Glaser agregó que la medida podría dificultar que algunos exfuncionarios obtengan ciertos trabajos en el futuro. 

“Las juntas directivas y los grupos asesores de la empresa pueden mostrarse reacios a contratar a personas de la lista para evitar un impacto negativo en su negocio”, dijo.