icon

Alquileres: La nueva prórroga sería por menos tiempo de lo esperado

Algo no le gusta a los inquilinos, Si bien, se supo que el Gobierno Nacional evalúa extender el decreto que congela el precio de alquileres, prorroga contratos y prohíbe desalojos, no sería por el plazo que reclama el sector. Según la Federación de Inquilinos Nacional la prórroga sería hasta el 28 de febrero, lo que significa que el Gobierno está preparando el terreno para ponerle fin al congelamiento en un mes. También en detalle, el destino de los Créditos UVA.

Hay disconformidad entre los inquilinos. La prórroga del DNU sería hasta el 28 de febrero y no hasta marzo como proponía el sector. Ahora evalúan llevar su reclamo a Plaza de Mayo. El decreto establece el congelamiento de precios de alquileres, suspensión de desalojos y prórroga de contratos. ¿Se viene el final en marzo? ¿Qué se dice de los Créditos UVA? Detalles. Foto: Télam

Las agrupaciones de inquilinos advierten que un 40% está endeudado, de ahí la insistencia en una prórroga por un plazo más largo. Sería la segunda extensión del DNU en medio de la pandemia. Foto: Télam

Lo que podría llegar a su fin es el congelamiento para los hipotecados con crédito UVA, quienes a partir de febrero retomarían el pago de las cuotas.

Tras el insistente reclamo de agrupaciones de inquilinos, el Gobierno Nacional estaría por extender el DNU que congela el precio de alquileres, suspende los desalojos y prorroga los contratos.


Era la noticia que se esperaba, pero no por el plazo que se pedía. La propuesta de los inquilinos era que el decreto fuera extendido, por lo menos, hasta marzo de 2021, tomando en cuenta que 40% carga con deudas.

Gervasio Muñoz, representante de la Federación de Inquilinos Nacional, indicó en Twitter: "El Gobierno Nacional evalúa extender el decreto hasta el 28 de febrero. Solo un mes. Es la forma que tiene el gobierno nacional de decirle a los inquilinos: vayan preparando los bolsos, que serán desalojados el 1° de marzo".

La medida fue asegurada por una fuente al medio Página/12, aunque sin precisar por cuánto tiempo: “Se está trabajando en una prórroga del decreto, lo que no está confirmado es el plazo”, afirmó.

Recordemos que originalmente se trata del decreto 320/20, que fue publicado a fines de marzo de 2020 durante la cuarentena. La vigencia de la norma vencía el 30 de septiembre y fue extendida por el decreto 766/20 hasta el 31 de enero de 2021. Ahora atravesará por la segunda prórroga.

La organización que agrupa a los inquilinos evalúa una convocatoria a Plaza de Mayo, en los próximos días, para reclamar por un plazo más largo de extensión de la medida.

Mientras, el Colegio Profesional de Corredores Inmobiliarios de la ciudad de Buenos Aires (Cucicba) cuestionó el congelamiento: “Los corredores vemos con preocupación las diversas medidas oficiales que dificultan el normal funcionamiento del sector y reafirmamos nuestra postura a favor de la libertad de mercado”, señaló Marta Liotto, vicepresidenta del colegio a Infobae.

Créditos UVA

Lo que podría llegar a su fin es el congelamiento para los hipotecados con crédito UVA, que a partir del mes próximo deberán adherirse a un plan de convergencia para retomar el pago de las cuotas. 

Dado el atraso acumulado, las cuotas de los créditos subirían 51% en pesos de un mes para otro, lo que mantiene preocupados a los deudores hipotecarios, quienes ya han gozado de dos congelamientos.

Los deudores UVA pagan todos los meses la misma cuota desde marzo 2020 y, sin la extensión de la medida, retomarían el pago en febrero.

En noviembre pasado el Banco Central explicó lo siguiente:

El valor mensual de las cuotas en pesos de los créditos otorgados en Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) se mantendrá sin variación hasta febrero de 2021 respecto de la vigente al mes de marzo del corriente año” dijo la entidad en un comunicado en el que recordó además que los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) 319/2020 y 767/2020 establecieron que las financiaciones ajustables por UVA deben cumplir tres condiciones:

1. Las cuotas a pagar por los deudores hasta el 1 de febrero de 2021 no podrán superar el importe de la cuota correspondiente al mes de marzo de 2020.

2. Las deudas por diferencias entre el valor de las cuotas de los contratos y las resultantes del congelamiento establecido desde marzo pasado (a raíz de los decretos 319 y 767) deberán ser refinanciadas para su pago a la finalización de la vida del crédito, “salvo indicación explícita en contrario del deudor”. Esto es, si por algún motivo la persona deudora prefiere saldar el crédito, puede acordar con la entidad crediticia respectiva la cancelación en fecha anterior a los plazos establecidos por las normas oficiales.

3. Las deudas por falta de pago o pagos fuera de plazo que pudieran generarse hasta el 31 de enero del año 2021 deberán también ser refinanciadas para su pago a la finalización de la vida del crédito. En este caso, aclaró el BCRA, la entidad otorgante del crédito podrá aplicar intereses compensatorios, pero estos no podrán exceder la tasa de interés del préstamo original. Además, todas las diferencias generadas durante el congelamiento de las cuotas, falta de pago o pagos fuera de plazo, mantendrán su denominación en UVA y pasan al final del período.