icon

México dio un ejemplo medioambiental, ¿aprenderá la Argentina?

El país gobernado por AMLO prohibió finalmente el uso del herbicida glifosato y dispuso la eliminación total hacia el 2024. Aunque aún queda mucho camino por recorrer, la medida es una lección para toda Latinoamérica.

El gobierno de López Obrador busca sustituir herbicidas y granos de maíz que estén genéticamente modificados.

El glifosato no podrá usarse en México a partir del año 2024 por los daños que genera a la salud y al medioambiente.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) el glifosato es "probablemente cancerígeno para los humanos".

En las últimas horas del 2020, se publicó el decreto presidencial en México que prohíbe el glifosato en todo el país y ordena la eliminación progresiva hacia el 2024.


Será penado el uso, la adquisición, distribución, promoción e importación de los agroquímicos que contengan la sustancia hasta lograr su erradicación total.

 

El logro se festeja luego de más de 20 años de militancia ambientalista, de la mano de Greenpeace México, la Campaña Nacional Sin Maíz No Hay País, entre otros. 


De esta forma, la nación liderada por Andrés Manuel López Obrador (AMLO) da un ejemplo y una lección de soberanía y autosuficiencia alimentaria a todo Latinoamérica. 


No obstante, aunque la medida es un gran paso para México, todavía se permite el uso de más de 80 plaguicidas ilegales en otros países. 


De ahora en adelante, se espera que la transición hacia la agroecología sea progresiva. En este proceso, tanto el gobierno como los productores, deberán adecuarse a nuevas técnicas que aseguren la producción y cuiden la salud y el ambiente al mismo tiempo.  


Mientras tanto, en Argentina, el uso de todo tipo de herbicidas está ampliamente permitido. El tiempo dirá si la ciudadanía y las autoridades aprenden la lección mexicana.