icon

“¡Que se joda! ¡Saca el video ahora!”: Keiko necesita una foto con Kenji

Tal como en otras ocasiones, Keiko Fujimori luce con posibilidades en el inicio de la campaña presidencial, aunque en esta ocasión tiene a George Forsyth arriba. Entonces, han comenzando las dificultades, en este caso porque ella dijo, por 1ra. vez, que si gana indultará a su padre Alberto, y si pierde se lo pedirá a quien haya ganado. Entonces, le arrojaron, sin piedad, al archivo de sus propias palabras. La conclusión que ella tendrá que contrarrestar: "Excongresistas de Fuerza Popular recuerdan que la candidata presidencial consiguió desaforar a su hermano para que sea enjuiciado por la supuesta compra de votos a cambio de la excarcelación de Alberto Fujimori. Afirman que siempre se opuso al indulto porque temía que su progenitor le arrebatara el liderazgo del fujimorismo." Es inevitable que la fotografía familiar de la paz restaurada en la familia Fujimori es lo único que podría rescatar a Keiko del incendio.

Los hermanos Fujimori viven de tiempo atrás una relación tensa, de disputas y desencuentros. Keiko perdió por un margen muy cerrado las elecciones presidenciales frente a Pedro Pablo Kuczynski pero reclamaba el liderazgo del clan. Desde diciembre de 2017, el tono de la discusión se elevó. El punto de no retorno fue la declaratoria de indulto a Alberto Fujimori, que llegó luego de que 10 congresistas de Fuerza Popular, el partido que dirige Keiko, se abstuvieran de votar en un plenario para destiruir al presidente PPK, acusado por mentir acerca de su relación con Odebrecht. Estos 10 congresistas fueron liderados por Kenji, y fue una derrota política para Keiko. Esta desobediencia llevó a que el partido Fuerza Popular expulsara a Kenji. Luego circuló en las redes y los principales medios de comunicación un video en el que aparecía Kenji Fujimori aparentemente ofreciendo dádivas del gobierno a los congresistas que se abstuvieron del voto. Él se defendió indicando que se trataba de un video fuera de contexto y manipulado.

Alberto Fujimori ha marcado la historia de Perú en el final del siglo 20 pero sigue impactando en lo que del siglo 21. En algún momento, Perú debería cerrar esa etapa porque, de lo contrario, seguirá mirando hacia atrás.

Julio Guzmán, candidato y líder del Partido Morado, aseguró que de llegar a la Presidencia no indultaría al exmandatario Alberto Fujimori, quien cumple una condena de 25 años por las matanzas en Barrios Altos y La Cantuta. “Al margen del tema legal si es posible o no (indultar a Alberto Fujimori). Acá hay un problema ético. El indulto al señor Fujimori es un insulto a todos los peruanos y lo que me preocupa es que cuando han estado muriendo miles de peruanos (...) aparece una candidata (Keiko Fujimori) que pone en agenda el indulto a su papá”, declaró al Canal N. Según él, la decisión de Keiko Fujimori “es egoísta”, ya que está poniendo “a su familia por encima de los peruanos”. Y remató: “Me sorprende porque la señora Keiko Fujimori se ha disculpado hasta 3 veces, pero solo se disculpa en campañas electorales. La disculpa viene cuando cometes un error y reflexionas, y pides perdón en cualquier momento, pero Keiko Fujimori siempre escoge una campaña presidencial para disculparse”.

Ángel Páez en el diario La República, de Lima (Perú):

Uno de los más sorprendidos por el anuncio de Keiko Fujimori sobre el indulto a su padre en caso gane las elecciones presidenciales fue su hermano Kenji Fujimori, quien podría recibir una sentencia de 12 años de cárcel por haber conseguido la excarcelación de su progenitor Alberto Fujimori.

El domingo 17/01, en el programa Cuarto Poder, la candidata Keiko Fujimori afirmó: “(De ser elegida presidenta), sí indultaría a mi padre. (Y de no serlo), le pediría al nuevo presidente que lo indulte, también”. Alberto Fujimori fue sentenciado a 25 años de prisión por los delitos de homicidio calificado y secuestro agravado, condena que se cumplirá el 10 de febrero de 2032. Hace un año, el expresidente alcanzó la mitad de la totalidad de la carcelería.

Allegados a Kenji Fujimori recordaron que Keiko Fujimori junto con la bancada de la mayoría fujimorista montó una emboscada a su hermano al descubrir que coordinaba con el expresidente Pedro Pablo Kuczynski el indulto humanitario de Alberto Fujimori. Congresistas fujimoristas a órdenes de Keiko Fujimori filmaron a Kenji Fujimori cuando supuestamente “compraba” votos para rechazar el pedido de vacancia de Kuczynski. Keiko Fujimori no solo consiguió el desafuero de Kenji Fujimori sino también la anulación del indulto otorgado por Kuczynski, por lo que tuvo que regresar al penal de la Diroes.

La vida por un voto

El expresidente del Congreso Daniel Salaverry, a quien Keiko Fujimori le pidió que presentara en una conferencia los videos incriminatorios -y que luego renunció al partido por estos hechos-, advirtió sobre la conducta de la candidata de Fuerza Popular: “Keiko Fujimori por votos es capaz de hacer que su padre regrese a la cárcel, como lo hizo en 2018, o de indultarlo, como lo propone ahora en campaña. Esa es la verdadera Keiko Fujimori, que es capaz de cualquier cosa. Por eso me alejé de ella”, explicó Salaverry a La República.

La excongresista fujimorista Maritza García, muy cercana a Kenji Fujimori, señaló que el anuncio de Keiko Fujimori es una farsa porque nunca quiso que su padre saliera en libertad porque era una amenaza para su liderazgo.

Keiko Fujimori destruyó a su hermano, hizo devolver a la cárcel a su padre y ahora Kenji Fujimori podría ir preso por lo que ella le hizo. ¿Y ahora entre lágrimas dice que si gana las elecciones indultará a su papá? Son lágrimas de cocodrilo. Es un cuento chino que va a indultar a su padre, si ella se opuso a un proyecto de ley de la bancada para que Alberto Fujimori cumpliera arresto domiciliario. Ella no quería que su padre fuera su sombra”, arguyó Maritza García.

Preguntada si había alguna posibilidad de reconciliación entre los hermanos durante la campaña electoral, respondió: “La Fiscalía ha pedido 12 años de cárcel para Kenji Fujimori, resultado de una venganza de su hermana Keiko Fujimori. ¿Usted cree que Kenji Fujimori está barajando esa posibilidad? De ninguna manera. Esto parece una broma. ¿Con qué cara Keiko Fujimori anuncia el indulto a su papá, si desgració a su hermano Kenji Fujimori por haber logrado que Kuczynski le diera el indulto humanitario a su papá?”.

“¡Que se joda! ¡Saca el video ahora!”

Una investigación de La República reveló que el excongresista Moisés Mamani llevó a Keiko Fujimori los videos que había registrado de una reunión con Kenji Fujimori y un grupo de congresistas de su entorno. Después de que los observó, Keiko Fujimori se puso muy contenta y ordenó difundir todo. Daniel Salaverry, que llegó a la reunión con Mamani, le dijo: “Es tu hermano, Keiko. Tienes que tener cuidado. Puede ir preso”.

“¡Que se joda! ¡Saca el video ahora!”, contestó la ahora candidata presidencial.

Keiko Fujimori monitoreó la divulgación de los videos y de los audios y promovió la acusación de Kenji Fujimori, en represalia por haber conseguido el indulto para Alberto Fujimori. Ahora, en campaña, promete que ella excarcelará a su progenitor.

Hay un dicho aquí que dice: Cuando las personas te dicen quiénes son, créeles. Keiko Fujimori nos ha dicho siempre que ella representa y encarna el legado de su padre, Alberto Fujimori (1990-2000), quien rompió el orden constitucional el 5 de abril de 1992 y orquestó un fraude electoral en el año 2000 para perpetuarse en el poder y seguir robando al país.

Keiko Fujimori insiste en que Alberto Fujimori es el “padre” de la democracia, lo cual es abiertamente falso.

Su padre, Alberto Fujimori, mató la democracia en 1992 y la remató en 2000. Sin embargo, lo que hizo revivir la democracia fueron los miles de peruanos y peruanas que se manifestaron, de manera constante y creativa, contra Alberto Fujimori y todos sus secuaces.

Ahora bien, perdonar a Fujimori es una imposibilidad jurídica. Eso ha sido demostrado una y otra vez. Insistir en el indulto es una muestra clara de que Keiko Fujimori, así como su padre, no se preocupa por la ley, sino solo por lo que le conviene personalmente.