icon

Noruega, el país más preparado para la crisis climática

El país se destaca por prohibir la deforestación, generar energías limpias y planear un futuro amigable con el ambiente. Todo un ejemplo de consciencia y compromiso.

Noruega es el primer país que prohibió la deforestación.

El 98% de la energía que producen proviene de fuentes renovables.

Planea la neutralidad en su huella de carbono para el año 2030.

Noruega es frecuentemente citado como un país ejemplar en términos educativos, económicos y sociales. No obstante, los últimos años agregó otro aspecto que la hace una de las naciones más sobresalientes del mundo en materia medioambiental.


Hace años sigue una línea de compromiso con la sostenibilidad y desde 2014 es el segundo país con mejor desempeño ecológico.


En primer lugar, es uno de los sitios más verdes ya que, en junio del año pasado, se transformó en el primer país en eliminar la deforestación completamente. 


Además, actualmente analiza la idea de prohibir los automóviles a base de combustibles fósiles hacia el 2025.  


Pero estas dos características no son las únicas de la nación más ecológica del mundo, sino que planea la neutralidad de las emisiones de dióxido de carbono hacia el 2030. El desafío no es menor, dado que el petróleo sigue siendo uno de sus mercados principales. 


Por último, Noruega es un claro ejemplo de la efectividad y posibilidad de obtener energía a partir de fuentes limpias. El país anunció que el 98% del total es energía renovable.