icon

Ferrari está en Caracas desde 2010 y Porsche también

La apertura de un concesionario Porsche en Venezuela no provocó la repercusión que sí ocurrió con la apertura de un concesionario Ferrari. Algo más: los negocios de Maranello Motorsport en Venezuela comenzaron en 2010 pero nadie le había prestado atención hasta 2021. Muy sospechoso. Podría afirmarse que fue una 'fake news' porque el lugar donde se abriría aún está en construcción y se utilizaron fotografías de Madrid en Caracas.

Una opinión es: "En ese concesionario de Altamira se vendieron los primeros Masserati y tambien hubo un circuito de carreras Ferrari aqui en Venezuela y esos carros eran transportados por Aerocav o habia un equipo Aerocav". Lo contrario es: "Todo muy bonito. Era la misma Venezuela? El concesionario puede tener 300 años de antigüedad. La pregunta que hay que hacerse es, con un bloqueo cómo puedes importar carros de lujo,al país con más inflación del mundo y con el salario más bajo del planeta? O es normal todo?".

Porsche en Caracas.

El equipo de la web Caraota Digital intentó contactar a Maranello Motorsport, sin embargo, no recibió respuesta. En las redes sociales se difundió una imagen, supuestamente de la Torre Jalisco, en la que presuntamente funcionará el concesionario, sin embargo, aún está en construcción.

Antes del presente revuelo con Ferrari en Caracas, resulta que funciona Porsche, bajo la persona jurídica Corporación Germán Cars, y no ocurrió un debate tan dramático. 

El New Porsche Servicio Center Caracas funciona en el Edificio VAS Caracas, de Avenida. Principal de Los Ruices (Don Diego Cisneros), con Segunda Transversal, Los Ruices.

Sus representantes principales son Luis Peraza (gerente de Marcas) y José Luis Cabré (gerente de Servicio).

El periodismo que informó sobre la apertura del local de Ferrari, lo confirmó:

"(...) La sede se encuentra en la avenida Jalisco, de Las Mercedes, municipio Baruta. El horario para el showroom (sala de exposición) será de lunes a viernes de 8:00 am a 12:00 pm y de 2:00 pm a 8:00 pm. 

Sin embargo, hasta el momento, en la ubicación señalada no se encuentra abierto el establecimiento de ventas de autos Ferrari. Cerca al lugar señalado se ubica un concesionario de automóviles Porsche. (...)".

Ferrari

Ahora se anuncia un concesionario de automóviles deportivos Ferrari en la ciudad de Caracas. Tras conocerse la información, las reacciones en las redes sociales no se hicieron esperar.

¿Novedad? Hay algunas cuestiones que hay que tener en cuenta para no caer en la desinformación, que sí cometieron sitios como Infobae.

El periodista Arnaldo Espinoza explicó la noche del sábado 16/01 en Twitter, y el tema se volvió tendencia, que al menos desde 2010 Maranello Motorsport C.A. es un concesionario oficial de Ferrari en Venezuela.

Antes, el establecimiento estaba en Altamira, en la avenida San Juan Bosco. Espinoza reveló que la empresa lleva a cabo importaciones y exportaciones desde 2010.

Sus negocios los tenían tanto con empresas y particulares de Colombia como sus clientes registrados. Por lo tanto, Espinoza subrayó que un concesionario Ferrari en Caracas no es algo nuevo.

La información

La mayor parte de los comentarios son críticas, ya que la apertura de una tienda de vehículos de lujo choca con la realidad económica del país, confirmando la existencia de dos sociedades bien diferenciadas.

En la página web del concesionario Ferrari Maranello Motorsport señalan que tendrán a la venta una amplia gama de coches usados y nuevos, al tiempo que ofrecerán servicios de mantenimiento, taller y asistencia al cliente.

En una página de compra venta de autos de lujo en Venezuela se señala que un Ferrari se cotiza en los siguientes precios: "desde los 212.350 € que corresponden a su modelo de acceso, el Ferrari Portofino, llegando hasta los 339.000 € que sería el precio de su buque insignia, el Ferrari F812 Superfast".

La pregunta que reiteran los usuarios de las redes sociales es: ¿quiénes, en un país afligido por una crisis histórica, con una hiperinflación indetenible y en medio de una emergencia humanitaria, tiene la posibilidad de darse estos lujos? 

Exageración

En los días del peso convertible en dólar estadounidense y 1 a 1, en la Argentina hubo un concesionario Ferrari, luego cerrado, cuando llegó la inestabilidad cambiaria e inflacionaria.

En esos días, el concesionario Ferrari consideraba que era una buena temporada la venta de 4 unidades en el año. El ejemplo es concreto: ningún concesionario Ferrari o Lamborghini, y menos en Latinoamérica, se abre para vender la cantidad de vehículos que debe comercializar un concesionario Toyota o Volkswagen o General Motors.

Es importante para ubicar en contexto estas informaciones, y que no se convierta en 'fake news'. 

La desigualdad de la economía venezolana está más expresada en su condición bimonetaria, o sea la circulación simultánea del bolívar y el dólar estadounidense, ya que no todos los venezolanos pueden acceder a ingresos dolarizados. Pero, a su vez, ha sido la única herramienta para intentar una estabilización ante el descalabro inflacionario. 

Sin embargo, este acontecimiento no mereció un debate que sí parece que provoca la novedad de Ferrari, lo que ratifica la endeblez intelectual de los opositores al muy endeble Nicolás Maduro.

Maranello Motorsport 

En la página web, el concesionario oficial Ferrari llamado Maranello Motorsport informó que disponen de una amplia gama de coches usados y nuevos de esta marca. Además, ofrecerán servicios de asistencia y reparación de carrocería. 

Los 3 rostros individualizados son los de la posventa:

Laura Calzadilla.
Claudia Pita.
Raúl Menéndez.

El debate

La hiperinflación, que estalló en noviembre de 2017, debilitó en extremo al bolívar y originó una dolarización en la que la moneda estadounidense gana espacio en la economía y se emplea para fijar precios, tarifas o como medio de pago.

Pero la mayoría de los venezolanos no tiene ingresos en dólares o gana un salario exiguo. Además, si bien hay dólares en circulación, escasean los de denominaciones pequeñas.

Como los bolívares en efectivo escasean, ocurre la distorsión que denuncia la web runrun.es/ ya que los choferes de las busetas aplican un descuento severo para recibir dólares y dar cambio en bolívares. “Hoy el dólar está a un millón y medio de bolívares y si pagas un pasaje de 150 mil bolívares con un dólar te lo reciben a un millón”.