icon

Furia china porque "USA nos critica pero usan inteligencia artificial contra sus manifestantes"

u24news siempre sostuvo que la hipocresía era el denominador común en la guerra comercial que Donald Trump, en nombre de una porción de la sociedad estadounidense, inició contra China. Precisamente desde Beijing hay furia hoy día porque uno de los motivos por los cuales se aplicaron sanciones en USA contra China fue la supuesta vigencia de un Estado policial que aplicaba tecnología no convencional contra sus disidentes. Por ejemplo, inteligencia artificial. Pero los sucesos en Washington DC, junto al Capitolio, y el temor a nuevos hechos violentos muestran a USA utilizando a diario en su territorio las mismas tecnologías que condena que China aplique, insiste Beijing.

"A pesar de su frecuente difamación contra el uso de la tecnología por parte de China para proteger la seguridad pública, a la autoridad estadounidense no le importó examinar a sus propios ciudadanos con Clearview AI después del motín. La aplicación de información facial tuvo "un aumento del 26% en las búsquedas", dijo el director ejecutivo de Clearview AI, Hoan Ton-Tha, según el The New York Times. "

Donald Trump y Peter Thiel, empresario, administrador de fondos de inversión libre y capitalista de riesgo. Thiel cofundó PayPal, junto con Elon Musk, y fue su director ejecutivo. Él cofinanció la expansión de Clearview AI.

La famosa nota del The New York Times que reveló la existencia de Clearview AI, la aplicación de inteligencia artificial para rastrear personas en redes sociales y la posible ilegalidad de lo que estaba ocurriendo.


"La hipocresía occidental y el doble rasero, que generalmente apuntan con el dedo a la seguridad de la información de China y la aplicación de la tecnología de inteligencia artificial, han sido completamente expuestos, con Estados Unidos lidiando con los alborotadores del Capitolio.

A pesar de su frecuente difamación contra el uso de la tecnología por parte de China para proteger la seguridad pública, a la autoridad estadounidense no le importó examinar a sus propios ciudadanos con Clearview AI después del motín. La aplicación de información facial tuvo "un aumento del 26% en las búsquedas", dijo el director ejecutivo de Clearview AI, Hoan Ton-Tha, según el The New York Times. (...)"

Clearview AI

Clearview AI es una empresa de tecnología estadounidense que ofrece software de reconocimiento facial utilizado por gobiernos, empresas privadas, agencias policiales, universidades e individuos. La compañía ha desarrollado una tecnología que puede hacer coincidir rostros con una base de datos de más de 3.000 millones de imágenes indexadas de Internet, incluidas las aplicaciones de redes sociales. 

Fundada por Hoan Ton-That y Richard Schwartz, la compañía mantuvo un perfil bajo hasta finales que The New York Times tituló "La empresa secreta que podría acabar con la privacidad como la conocemos" en enero de 2020. 

Entonces, más de 40 organizaciones de tecnología y derechos civiles, incluido Color of Change, Council on American-Islamic Relations, Demand Progress, Electronic Frontier Foundation, Electronic Privacy Information Center, Fight for the Future , Freedom of the Press Foundation, Media Alliance, National Center for Transgender Equality, National Hispanic Media Coalition, National LGBTQ Task Force , Project On Government Oversight, Restore the Fourth , y Woodhull Freedom Foundation escribieron a la Junta de Supervisión de Privacidad y Libertades Civiles (PCLOB) y 4 comités del Congreso, describiendo sus preocupaciones por el reconocimiento facial contratado a Clearview, reclamando la suspensión del uso del reconocimiento facial. 

The New York Times identificó Peter Thiel (cofundador de PayPal y un emprendedor que celebró el arribo de Donald Trump a la Casa Blanca) entre los financistas del software. 

Después de descubrir que Clearview AI estaba 'raspando' imágenes de su sitio, Twitter envió una carta de cese y desistimiento, insistiendo en que eliminaran todas las imágenes, ya que estaba en contra de las políticas de Twitter. 

En febrero de 2020, Google, YouTube, Facebook y Venmo enviaron cartas de cese y desistimiento por ir en contra de sus políticas. 

Luego ocurrió un ataque hacker a Clearview, que sufrió una violación de datos, exponiendo su lista de clientes. Más tarde, el abogado de Clearview, Tor Ekeland, declaró que la falla había sido reparada. 

Pero en abril de 2020, TechCrunch informó que Mossab Hussein, de SpiderSilk, una empresa de seguridad, descubrió que los repositorios de código fuente de Clearview habían sido expuestos por una configuración de seguridad de usuario mal programada. 

Una historia del Huffington Post publicada en abril de 2020 identificó un canal de Slack de 2016, creado por Charles C. Johnson y Pax Dickinson llamado WeSearchr, y que incluyó a Ton-That, Schwartz, Marko Jukic, Tyler Bass y Douglass Mackey, vinculados a Smartcheckr, el nombre original de Clearview. 

Mackey se asoció al candidato al Congreso de extrema derecha supremacista blanca Paul Nehlen.

En septiembre de 2020, se informó que Clearview había recaudado US$ 8.625 millones en ventas de acciones durante una ronda de financiación. Por un pedido de la compañía a la SEC, no se identificó a los inversores en la ronda. 

Antes, Clearview había recaudado US$ 8.400 de inversionistas, incluidos Kirenaga Partners y Peter Thiel. 

Después del asalto al Capitolio, días atrás, el Departamento de Policía de Oxford, en Alabama, reconoció utilizar el software de Clearview para buscar en aglomeraciones a personas con captura pedida por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI). 

Otra vez Beijing

Regresemos al texto de Global Times:

"(...) La policía estadounidense estaba identificando y buscando a los alborotadores del Capitolio a través del reconocimiento facial, dijeron medios estadounidenses. Constituye un fuerte contraste con los políticos estadounidenses que han estado atacando implacablemente a las empresas chinas de inteligencia artificial acusándolas de violar los derechos humanos e infringir la privacidad, dijo un representante de la industria de reconocimiento facial de China. 

Para las firmas chinas de inteligencia artificial que han sido incluidas en las listas de sanciones de Washington, es obvio un "doble rasero", como dice el refrán "Puedo hacerlo, pero usted no puede", dijo el representante que habló bajo condición de anonimato.

Mientras tanto, los políticos británicos se han involucrado en una pelea verbal en línea después de que la canciller alemana, Angela Merkel, llamara a la variante COVID-19 en el Reino Unido el "virus británico".

El "virus británico" también recordó a los cibernautas chinos la estigmatización de China por parte de Washington durante el brote de COVID-19 cuando los halcones anti-China como el presidente Donald Trump y el secretario de Estado Mike Pompeo usaron el término "virus chino".

Roger Helmer, un ex miembro del Parlamento Europeo que una vez apoyó llamar a COVID-19 "el virus chino" en Twitter, fue objeto de burlas por parte de los usuarios de Internet después de que pidió que dejara de referirse a la cepa COVID-19 como "originaria del Reino Unido".

"¿Hay un hipócrita más grande que Roger Helmer?" dijo un usuario en la cuenta de Helmer, adjuntando una captura de pantalla de su anterior tweet que decía, "¿por qué no 'virus chino'?"

Detrás de la mentalidad de doble rasero como Helmer hay una escasez de alfabetización científica y atención humanista, dijo Li Haidong, profesor del Instituto de Relaciones Internacionales de la Universidad de Asuntos Exteriores de China, al Global Times el jueves. 

"Rara vez se preocupan por la trazabilidad científica del virus; solo quieren aumentar su exposición politizando la pandemia", dijo. 

La mentalidad también revela el odio profundamente arraigado y la mentalidad colonial del mundo occidental hacia China, agregó Li. "Son como intentar dominar a China, gritando con arrogancia lo que China puede o no puede hacer"."