icon

Los productos de limpieza podrían estar afectando tu salud vía intestinos

La investigación estadounidense se publicó en la revista científica Environmental Science and Technology Letters. Los hallazgos son particularmente preocupantes en medio de la pandemia que fomenta la obsesión por la desinfección de superficies.

Una investigación encontró un correlato entre el mayor uso de sustancias químicas de uso común y una menor presencia de bacterias y hongos en la microbiota.

En la microbiota intestinal habitan cien billones de bacterias que componen una comunidad viva. Actualmente es considerada como un “nuevo órgano” cuyas funciones específicas son claves en el mantenimiento de la salud humana.

Los más expuestos al peligro de los químicos son los niños y niñas, dado que suelen llevarse objetos no alimenticios a la boca y pasan más tiempo en alfombras y el suelo.

La microbiota o microbioma intestinal es una comunidad de billones de hongos, virus y bacterias que viven naturalmente en el tracto intestinal.


Durante los últimos años la ciencia ha demostrado su papel determinante para la salud integral de la persona, desde el estado emocional hasta enfermedades como el asma, la obesidad y la demencia.  


Dentro de las múltiples funciones de este nuevo “órgano”, son claves la absorción de nutrientes y la inmunidad. Sin embargo, en esos procesos se detectó una interferencia relacionada a químicos presentes en productos de limpieza comunes. 


Así lo demostró una investigación tras observar la correlación entre la cantidad de bacterias y hongos y la presencia de sustancias químicas de uso común en el entorno doméstico. 


Los científicos estadounidenses midieron la sangre y orina de 69 niños en edad preescolar junto a los niveles de compuestos químicos. Asimismo, analizaron la composición intestinal con muestras de heces.


En efecto, se sorprendieron por la cantidad de ftalatos (usados para detergentes, indumentaria, elementos del hogar y de cuidado personal como jabón y champú), de perfluoroalquilados polifluoroalquilados (presentes en alfombras, muebles, enseres antiadherentes, pinturas y otros). 


Frente a estos resultados, vieron que los niños con niveles más altos de los productos químicos tenían menor diversidad y cantidad de microorganismos en su microbioma intestinal. 


A pesar de no ser visible, el problema podría estar acarreando consecuencias graves para el organismo de las personas, sobre todo en el contexto actual de pandemia y el incremento de las acciones de desinfección. 


El estudio fue denominado “Exposures to Semivolatile Organic Compounds in Indoor Environments and Associations with the Gut Microbiomes of Children” y se publicó en la revista académica Environmental Science and Technology Letters