icon

El humor de la película “Soul” sería más para adultos que para niños

“Soul”, estrenada recientemente en Disney+, nos deja un hermoso mensaje final para toda la familia, aunque “el humor en ‘Soul’ es más para adultos que para niños, al igual que su exploración de la metafísica y el funcionamiento interno del espíritu humano” según una crítica de Adam Graham en The Detroit News. A pesar de ello, el diseño de producción y la música de jazz de la banda sonora compuesto por Trent Reznor y Atticus Ross y las partituras de Jonathan Batiste son excelentes y complementan la historia.

Cabe destacar que es la primera película del estudio que fue protagonizada por un personaje afrodescendiente, y a su vez retrata parte de la cultura afroamericana en Estados Unidos. “Soul” trata la historia de Joe Gardner, un músico de jazz frustrado que trabaja como profesor de música en una escuela secundaria. Cuando se le presenta la oportunidad de tocar en una banda musical y una serie de acontecimientos lo ponen muy cerca de cumplir su sueño, accidentalmente acaba en el más allá.

Asimismo, Pixar eligió muy bien las voces de Jamie Foxx y Tina Fey para los dos personajes principales de “Soul”, que lograron una química entre ambos y que sirve como eje de la historia. Con una reflexión final interesante, Disney+ nos ofrece lo que puede ser la mejor película de 2020 que luego de disfrutarla, te dan ganas de volver a ver.

El veterano Pete Docter y el debutante Kemp Powers trabajan juntos para producir esta animación sobre el existencialismo y el propósito de la vida. Docter declaró que esta película “mira hacia fuera para descubrir cómo encajo en el mundo”.

“Soul” es la última película de Pixar que se estrenó el 25 de diciembre de 2020 en la plataforma de Disney+, que nos invita a una reflexión posterior sobre los conceptos que se han planteado. El veterano Pete Docter y el debutante Kemp Powers trabajan juntos para producir esta animación sobre el existencialismo y el propósito de la vida.

“Soul” es el trabajo esperado de Docter desde “Del revés”, una de las películas de Pixar favoritas del público. Se pueden vincular a estas dos películas, pero “Soul” y “Del revés” no son secuelas. El mismo Docter aclaró que “Del revés” es una película que “mira hacia dentro para entender por qué siento emociones”, por otro lado “Soul” “mira hacia fuera para descubrir cómo encajo en el mundo”.

Docter y Powers plantean un dinámico juego reflexivo existencialista que combina con tres pilares: el jazz, el buen cine y la grandeza de la ciudad de Nueva York con elementos que trascienden la pantalla. La historia fluye con ritmo y con la facilidad para la risa como también para que reflexiones sobre las ideas que aborda.

Dirigida a un público más adulto 

Ya con el hecho de que su protagonista es un hombre cuarentón con ciertas frustraciones laborales y vitales, vemos una película que podría ser más bien dirigida a los adultos que a los niños que pueden perderse en la trama. 

En el mismo sentido, Adam Graham en The Detroit News hace una crítica en donde escribe que: “el humor en ‘Soul’ es más para adultos que para niños, al igual que su exploración de la metafísica y el funcionamiento interno del espíritu humano. Los niños pueden sentirse adormecidos por su presentación dulce, pero a pesar de sus grandes ideas, ‘Soul’ es ambiciosa pero defectuosa, un acto de alto concepto que es demasiado inestable para su propio bien. Sin embargo, probablemente venderá muchos juguetes”.

“Soul” trata la historia de Joe Gardner, un músico de jazz frustrado que trabaja como profesor de música en una escuela secundaria. Cuando se le presenta la oportunidad de tocar en una banda musical y una serie de acontecimientos lo ponen muy cerca de cumplir su sueño, accidentalmente acaba en el más allá y en “el gran antes”.


Cabe destacar que es la primera película del estudio que fue protagonizada por un personaje afrodescendiente, y a su vez retrata parte de la cultura afroamericana en Estados Unidos. 
Diseño de producción, música y voces

“Soul” juega de forma constante con los contrastes, y lo hace desde los diseños, más vivos y dinámicos en el escenario de la Tierra y más sencillos, pero igualmente atractivos en el más allá. La combinación de entornos y personajes 3D con algunos secundarios bidimensionales es maravillosa, como así también el impecable diseño de producción.

El jazz juega un papel primordial en el relato, y podemos afirmar que la banda sonora es excelente tanto en sus pasajes electrónicos compuestos por Trent Reznor y Atticus Ross, como en las partituras de Jonathan Batiste en clave de jazz que le dan alma y sentimiento auténticos al largometraje.

Asimismo, Pixar eligió muy bien las voces de Jamie Foxx y Tina Fey para los dos personajes principales de “Soul”, que lograron una química entre ambos y que sirve como eje de la historia.

Con una reflexión final interesante, Disney+ nos ofrece lo que puede ser la mejor película de 2020 que luego de disfrutarla, te dan ganas de volver a ver.