icon

La vacuna china CoronaVac solicita autorización en Brasil, que llegó a 200.000 muertos

El Instituto Butantan formalizó hoy (08/01) a las 09:34, ante Anvisa (Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria), la solicitud de uso de emergencia de la vacuna CoronaVac contra el covid-19. La agencia anticipa que el análisis de la solicitud de emergencia demorará como máximo 10 días. Si se aprueba, se autorizará la inmunización de grupos de riesgo como ancianos y profesionales de la salud. La presentación es la 1ra. para la vacunación contra el nuevo coronavirus en Brasil. En tanto, el ministro del STF (Tribunal Supremo Federal), Ricardo Lewandowski, prohibió a la Unión (el Gobierno federal) solicitar las jeringas y agujas compradas por el estado de São Paulo para la vacunación contra el covid-19 para redistribuirlos en Brasil. La decisión respondió a una solicitud del gobierno de São Paulo, comandado por João Doria (PSDB). "Estoy a favor de la medida cautelar, ad referéndum del Pleno de la Suprema Corte Federal, para evitar que la Unión solicite insumos contratados por el Estado de São Paulo, cuyos pagos ya están comprometidos, destinados a la ejecución del plan estatal de inmunización", determinó Lewandowski. Una estupidez más del gobierno de Jair Bolsonaro pretender quitarle a São Paulo para 'socializar' sus recursos cuando la Unión (él) no hizo las previsiones del caso.

El Instituto Butantan es un centro de investigación en las áreas de biología y biomedicina localizado en el distrito de Butantã, en la ciudad de São Paulo. Fue fundado el 23 de febrero de 1901 y es responsable de la producción de más del 80% del total de sueros y vacunas consumidos en Brasil.

João Agripino da Costa Doria Junior es un empresario y político brasileño, gobernador del estado de São Paulo por el Partido de la Social Democracia Brasileña, y para la mayoría un muy fuerte presidenciable. Tuvo el acierto del acuerdo para garantizar vacunas y equipamiento sanitario para Sao Paulo cuando Jair Bolsonaro dejó desguarnecido a todo Brasil..

Enrique Ricardo Lewandowski, ministro de la Corte Suprema de Justicia de Brasil desde el 16/03/2006, y fue el presidente entre 2014 y 2016, y titular del Senado Federal en el proceso de acusación de la presidenta Dilma Rousseff. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociales de la Facultad de Sociología y Política de São Paulo (1971) y Licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales de la Facultad de Derecho de São Bernardo do Campo (1973), luego logró la maestría (1980) y y el doctorado (1982) de la Facultad de Derecho en la Universidad de São Paulo, y una maestría (1981) en relaciones internacionales en The Fletcher School of Law and Diplomacy, de Tufts University, USA.

Pese a todos los obstáculos que promovió el pésimo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, el viernes 08/01 y con Brasil en 200.000 muertos oficiales (en verdad, son más pero se desconoce cuántos más porque sólo se contabilizan los reportes de hospitales), la vacuna china CoronaVac, que ayuda a desarrollar y producir el paulista Instituto Butantan, se encuentra a las puertas de iniciar la inmunización en el país sudamericano.

El Instituto Butantan remitió oficialmente a la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) la solicitud de autorización temporal para el uso de emergencia, de forma experimental, de la vacuna CoronaVac. El agente inmunizante es producido por Butantan en sociedad con la compañía farmacéutica china SinoVac.

Anvisa debe realizar el análisis completo en 10 días, plazo máximo que permite la ley para las emergencias, "descontando cualquier momento en que el proceso pueda estar pendiente de información, que será presentada por el laboratorio", según Anvisa. 

La selección de los documentos presentes en la solicitud y la propuesta de uso de emergencia ya ha comenzado. 

Según Anvisa, "las primeras 24 horas se utilizarán para filtrar el proceso y comprobar si están disponibles todos los documentos necesarios". 

Si falta alguna información importante, Anvisa puede pausar el plazo y solicitar información adicional al laboratorio.

La agencia dijo que para hacer su valoración, "utilizará la información presentada con la solicitud y también la información ya analizada por Anvisa a través de Presentación Continua". Esto se debe a que durante todo el proceso, Butantan envió documentos a la agencia a medida que se realizaban los estudios.

"El análisis de la solicitud de uso de emergencia lo realiza un equipo multidisciplinario, que involucra a un especialista en las áreas de registro, seguimiento e inspección. El equipo ha venido actuando de manera integrada, con las acciones optimizadas y monitoreadas por la Comisión, que involucra a 3 direcciones de la agencia", informó.

Resistencia

La vacuna enfrentó una gran resistencia del presidente Jair Bolsonaro. En octubre de 2020, el Ministerio de Salud anunció que compraría 46 millones de dosis de la vacuna, luego de la reunión del ministro Eduardo Pazuello con los gobernadores. 

Sin embargo, este anuncio fue rechazado por el presidente de la República. 

En ese momento, Bolsonaro dijo que no se compraría la "vacuna china de João Doria", gobernador de São Paulo. 

El jueves 07/01/2021, horas después de que el gobierno de São Paulo y Butantan presentaran el anuncio de 78% de efectividad de la vacuna para casos leves de covid-19 y del 100% para casos severos, el ministro Eduardo Pazuello anunció que había firmado, el mismo día, un contrato para la adquisición de 100 millones de dosis de la vacuna, con entrega de 46 millones de dosis (la misma cantidad anunciada en octubre) hasta abril y otros 56 millones de unidades hasta diciembre.

El Presidente ha dicho que no se vacunará y que la vacuna no es obligatoria. 

En noviembre 2020, cuando las pruebas de vacunas se detuvieron, Bolsonaro dijo que "ganó" en la disputa contra Doria.

Las pruebas se reanudaron días después. Bolsonaro dijo que pensaba que menos de la mitad de la población brasileña recibiría el inmunizador covid-19.

Orden de emergencia

El jueves 07/01, al anunciar la efectividad de la vacuna, el director del Instituto Butantan, Dimas Covas, dijo que había iniciado la solicitud de uso de emergencia de CoronaVac. 

Él señaló que se había realizado una reunión por la mañana y que otra estaba prevista para la tarde. 

"Esperamos poder iniciar formalmente esta solicitud para su procesamiento después de esta reunión a última hora de la tarde o, a más tardar, mañana", dijo.

En una nota, Anvisa informó que las reuniones fueron un "pre-envío" de datos. 

"La reunión previa a la presentación se lleva a cabo a discreción de la empresa / institución antes de enviar una solicitud formal de registro o autorización para uso de emergencia", dijo.

Otro boicot

El ministro de la Suprema Corte Federal (STF), Ricardo Lewandowski, aceptó una solicitud del gobierno de São Paulo para "impedir que la Unión solicite suministros contratados, especialmente agujas y jeringas, cuyos pagos ya se han comprometido, para la ejecución de la inmunización”. 

La demanda se interpuso poco después de que el gobierno federal solicitara la entrega de los suministros adquiridos por João Doria, otro intento de boicot del impresentable Bolsonaro. 

En la decisión, tomada el viernes por la mañana (08/01), destacó Lewandowski, la Unión tendrá que devolver los insumos dentro de 48 horas, si ya fueron entregados, bajo pena de una multa diaria de R$ 100.000 (US$ 18.500). El caso debe ser analizado por el Pleno de la Corte luego del receso judicial.

"La negligencia del Gobierno Federal no puede sancionar la diligencia del estado de São Paulo, que trató de prepararse de manera expedita para la actual crisis de salud", dijo el ministro. 

La decisión de Lewandowski se basó en la jurisprudencia del propio STF, que establece que "Una solicitud administrativa no puede volverse contra el bien o servicio de otra entidad federativa, por lo que existe una injerencia indebida en la autonomía de una sobre otra ”.

El ministro también señaló que en otro caso similar, el ministro Luís Roberto Barroso suspendió un acto "por el cual la Unión solicitó 50 ventiladores pulmonares adquiridos (por el Estado de Mato Grosso) a una empresa privada".