icon

Google es investigado por los reguladores antimonopólicos del Reino Unido

El organismo de control de la competencia del Reino Unido dijo hoy 8/1 que inició una investigación sobre las propuestas de Google para eliminar las cookies de terceros y otras funciones de su navegador Chrome, tras las preocupaciones de que frenaría la publicidad digital rival.

Google está siendo investigado en el Reino Unido luego de que decidiera eliminar las cookies de terceros.

La investigación evaluará si las propuestas podrían hacer que el gasto publicitario se concentre aún más en el ecosistema de Google a expensas de sus competidores, dijo la Autoridad de Competencia y Mercados.

La idea de Google

Google ha dicho que la tecnología, conocida como el proyecto 'Privacy Sandbox', permitirá a las personas recibir anuncios relevantes, lo que ayudará a mantener el modelo de publicidad actual sin rastrear a los usuarios a nivel individual.

Como descubrió la CMA en su reciente estudio de mercado, las propuestas de la zona de pruebas de privacidad de Google potencialmente tendrán un impacto muy significativo en editores como los periódicos y el mercado de publicidad digital”, dijo Andrea Coscelli, directora ejecutiva de CMA.

Google no respondió de inmediato a la solicitud de comentarios.

La CMA dijo que había recibido quejas de Marketers for an Open Web (MOW), una coalición de empresas de tecnología y editoriales, que alegan que Google está "abusando de su posición dominante" a través de las propuestas.

El papel de las cookies

Las cookies de terceros juegan un papel clave en la publicidad digital al ayudar a los anunciantes a dirigirse de manera efectiva y financiar contenido en línea gratuito para los consumidores, como los periódicos, dijo el regulador.

¿Rompe con la privacidad?

Dijo que también presentan preocupaciones de privacidad al permitir que el comportamiento de los consumidores sea rastreado a través de la web de una manera que muchos consumidores pueden sentirse incómodos y pueden resultar difíciles de entender.

La CMA dijo que trabajará con el organismo de control de datos de Gran Bretaña en la investigación.