icon

Cuando hay rebelión, se demora el decreto del toque de queda

Argentina está a la espera del decreto sobre el toque de queda sanitario. Todavía no ha sido publicado el texto en el Boletín Oficial. Hay polémica, algunos desacuerdos y  modificaciones. El Presidente le dejará la decisión final a los gobernadores. Córdoba, Mendoza y Ciudad de Buenos Aires se resisten a prohibir la circulación nocturna. Todos los detalles.

Crece la expectativa. Argentina pasa de la cuarentena al toque de queda que todavía no ha sido publicado. Mendoza, Córdoba y Ciudad de Buenos Aires habían adelantado que no lo acompañarían. Marcaron sus diferencias. Se hicieron cambios para evitar fracturas. Finalmente, se decidió que no será obligatoria la prohibición. Los detalles. Foto: NA

Alberto Fernández: "La única intención que tengo es evitar que el COVID-19 nos complique aún más la vida", así defendió su propuesta, aunque también admitió que hubo reparos a la misma. Foto: AFP

Ciudad de Buenos Aires fue una de las primeras en asomar que no aplicaría el toque de queda. La propuesta en el territorio porteño sería cerrar los bares a la noche, y dejar libre la circulación.

Hay demoras en la publicación del decreto del toque de queda sanitario en la Argentina.

Ya Mendoza, Córdoba y Ciudad de Buenos Aires dijeron que no acompañarán la veda nocturna. 

Hubo modificaciones de último momento tras la resistencia. Justamente, lo que se busca es evitar la fractura. De ahí que, el presidente Alberto Fernández haya decidido que cada mandatario se haga responsable de aplicar o no las restricciones.

No será obligatorio.

Aunque sí, deberán seguir un criterio técnico que será detallado en el decreto, al momento de tomar la decisión final. Todo dependerá de las circunstancias de cada provincia.

La propuesta

El decreto -que ha tardado más de lo que se creía- que firmará hoy el presidente Alberto Fernández, junto al jefe de Gabinete Santiago Cafiero y el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, establecería lo siguiente:

“LÍMITES A LA CIRCULACIÓN: en atención a las condiciones epidemiológicas y a la evaluación de riesgo en los distintos aglomerados, departamentos o partidos de la Jurisdicción a su cargo, las autoridades provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires podrán dictar normas reglamentarias para limitar la circulación por horarios y por zonas, con el fin de evitar situaciones que puedan favorecer la propagación del virus SARS-CoV-2″, así lo detalló Infobae.

Ya Alberto Fernández había dicho desde Olivos:

“La única intención que tengo es evitar que el COVID-19 nos complique aún más la vida. Entonces, como hubo reparos respecto a mi propuesta original, voy a firmar mañana (por hoy) un decreto reglamentario que establece dos requisitos técnicos que cumplidos traslada a los gobernadores la responsabilidad de restringir las actividades y la circulación nocturna".

La resistencia

La Ciudad de Buenos Aires fue una de las primeras en asomar que no acompañará la veda nocturna.

"No creen en la necesidad de restringir la circulación y, además, afirman que la ocupación del sistema sanitario sigue siendo estable", aseguraron fuentes porteñas a Télam.

Por estas horas, la propuesta sería cerrar bares en la noche y dejar libre la circulación.

Desde la casa de Gobierno de Mendoza también dieron a conocer que no aplicarán el toque de queda sanitario, pues consideran que los casos de coronavirus se han mantenido estables en los últimos días y no ven necesario una medida de ese estilo.

La tercera en resistirse en Córdoba.

Juan Shiaretti, gobernador de dicha provincia precisó en su cuenta de Twitter.

"La actividad productiva industrial está las 24 horas abierta, los comercios pueden funcionar hasta las 23 horas y los bares y restaurantes continúan con posibilidad de funcionar desde las 6 de la mañana hasta la 1 de la mañana (...) En ese sentido, hemos decidido seguir con el sistema de trabajo con el cual veníamos hasta hoy".

Recordemos que la prohibición propuesta por el Ejecutivo para circular será de 23 a 6 horas.