icon

Bolsonaro habla y deja a Brasil a la deriva

El presidente Jair Bolsonaro dijo el martes (05/01) que "Brasil está roto y no puede hacer nada". Él también volvió a atacar a la prensa, diciendo que "el covid-19 es un virus que ha sido potenciado por los medios". La declaración fue hecha a los simpatizantes a la salida del Palácio da Alvorada. Bolsonaro también afirmó que le gustaría hacer cambios en la tabla del Impuesto a la Renta, pero que tiene las manos atadas. El gobierno no fijó aún la fecha de inicio de la vacunación y dejó a los gobernadores frustrados.

Jair Bolsonaro es corresponsable de casi 200.000 muertos ya en Brasil.

El gobernador de Amapá, Waldez Goes (PDT), quien estuvo en la reunión, publicó en su cuenta en Twitter que lamentaba que el gobierno federal aún no tuviera una fecha para el inicio de la vacunación.

El PT indicó que ya existen 10,8 millones de dosis de vacunas de CoronaVac, en alianza con el Instituto Butantan (Sao Paulo), y hasta la fecha no hay un cronograma.

"Brasil está roto. No puedo hacer nada. Quería cambiar el nomenclador del Impuesto sobre la Renta. Este virus se ve potenciado por los medios que tenemos, estos medios sin carácter que tenemos. Hacen un trabajo incesante de tratar de desgastarnos para sacarnos de aquí, para regresar a alguien que atienda los intereses creados de los medios. Además, Brasil no tiene una cultura”, señaló Jair Bolsonaro.

Así fue como Bolsonaro logró la hazaña de unir a un nutrido grupo de líderes de opinión para pedir su renuncia. 

El grupo incluye parlamentarios, periodistas y otros formadores de opinión.

Bolsonaro señaló: “Me tendrán que aguantar hasta fines de 2022. De eso pueden estar seguros”. 

Antes, había vuelto a defender el uso de Ivermectina y Annita en el tratamiento temprano contra el nuevo coronavirus. 

Horas antes, el lunes (04/01), él se burló del uso de la mascarilla facial, una ayuda higiénica para contener la proliferación de casos de coronavirus recomendada por todas las agencias científicas y de salud del mundo. 

Al saludar a los simpatizantes que lo esperaban en la entrada del Palácio do Alvorada, regresando de su descanso de fin de año en Forte dos Andradas, en São Paulo, y luego de tomarse una foto con un niño, el gran imbécil dijo en tono de broma que se metió al agua con una mascarilla para evitar el contagio de covid-19 con el pez. Según datos del Ministerio de Salud, Brasil cuenta más de 195.000 muertes por el virus.

Bolsonaro se refería al que, el día 01/01, desde una lancha se arrojó al agua y nadó hacia los bañistas que estaban en la playa. La acción de Bolsonaro terminó provocando una aglomeración de bañistas, que nadaron para encontrarse con el Presidente. Después de hablar con los bolsonaristas y ser aplaudido, él nadó de regreso a la embarcación.

Gobernadores

En tanto, los gobernadores se reunieron con el gobierno federal el martes (05/01) para discutir el Plan de Vacunación contra el covid-19, pero se fueron frustrados, sin una definición en el cronograma. 

En la reunión, los jefes de los estados fueron informados, por el Ministerio de Salud, sobre la importación de 2 millones de dosis de la vacuna Oxford / AstraZeneca desde India.

El gobernador de Amapá, Waldez Goes (PDT), quien estuvo en la reunión, publicó en su cuenta en Twitter que lamentaba que el gobierno federal aún no tuviera una fecha para el inicio de la vacunación.

“Es preocupante que el gobierno federal no esté cumpliendo con los plazos ni garantizando las cantidades necesarias para la vacunación de nuestra población. Lamento que aún no se haya informado la fecha para el inicio de la vacunación, pero presenté la propuesta de instalar un centro de distribución e inmunización para concentrar las operaciones según cada región”, escribió Goes.

El gobernador de Pará, Helder Barbalho (MDB), al ser consultado sobre cómo fue el encuentro, resumió diciendo que era “incierto”, sin que se presentara una fecha a los gobernadores.

Además de Barbalho y Goes, participaron los gobernadores de Goiás, Ronaldo Caiado (DEM); de Rio Grande do Sul, Eduardo Leite (PSDB); de Espírito Santo, Renato Casagrande (PSB); y de Piauí, Wellington Dias (PT), quien coordina la estrategia de vacunación covid-19 en el Foro Nacional de Gobernadores y es presidente del Consorcio Noreste, que agrupa a 9 gobernadores.

La próxima semana, el Frente Nacional de Gobernadores se reunirá con la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), participarán líderes del Congreso, miembros del Tribunal Supremo Federal (STF) y representantes del Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz) e Instituto Butantan. El objetivo es formar un comité nacional que organice el inicio de la inmunización.

La idea de la reunión fue del gobernador Wellington Dias, dada la falta de un calendario de vacunación. Él discutió el asunto con el alcalde, Rodrigo Maia (DEM-Rio de Janeiro). 

El objetivo, según él, es que en el encuentro puedan, "junto con Anvisa, tener una solución. Brasil está muy, muy tarde en relación al proceso de vacunación. La consecuencia de esto es que tenemos un riesgo mayor que otros países”, dijo Dias.

El PT indicó que ya existen 10,8 millones de dosis de vacunas de CoronaVac, en alianza con el Instituto Butantan (Sao Paulo), y hasta la fecha no hay un cronograma. El Comité de Científicos del Nordeste, coordinado por el médico Miguel Nicolelis, alertó a Brasil acerca de un grave riesgo, según el gobernador.

En Twitter, el médico escribió: “Brasil necesita crear una Comisión Nacional de Salvación para ayer. Hemos superado todos los límites aceptables de estupidez. Corremos el riesgo de entrar en un colapso sanitario, social y económico en 2021. Brasil está en la UCI y el diagnóstico es falla terminal de múltiples órganos”.