icon

El escáner reveló algo irregular, revisaron la carga y eran migrantes venezolanos

El conductor aseguró que desconocía la carga. Las autoridades dudaron. Es habitual que eso ocurra tratándose de la zona fronteriza de Laredo, entre Estados Unidos y México. Procedieron entonces a la revisión y encontraron una carga muy sospechosa, irregular, ilegal y, en parte, venezolana. El total del éxodo venezolano podría llegar a 7 millones de personas en 2021, se advierte.

La patrulla fronteriza descubrió que la carga del camión pesado era 150 migrantes ilegales, entre ellos, venezolanos. Declararon que pagaron sumas de dinero, no reveladas, para llegar a Estados Unidos. Ahora, todos permanecen detenidos. La crisis por la migración se recrudece aún en pandemia.

La Organización de Estados Americanos (OEA) ya ha advertido que en 2021 el número de refugiados y migrantes venezolanos podría ascender a 7 millones si los países de la región vuelven a abrir sus fronteras y “el régimen en Venezuela se mantiene”.

En noviembre 2020, último mes con datos oficiales, se detuvieron a 67.101 inmigrantes en Estados Unidos, cuando en septiembre fueron 54.771 y en mayo la cifra ascendió a 30.836, indica EFE.

El problema de la migración ilegal se hace cada vez más severo.

Hace un mes atrás, ocurrió un naufragio de migrantes venezolanos en el mar que lleva a Trinidad y Tobago. Fueron más de 20 víctimas. Y aunque se ha advertido acerca de los peligros que se corre tras el tráfico de migrantes, la situación empeora.

Esta vez, el drama fue en la frontera con Estados Unidos. Afortunadamente no hay muertes que lamentar.

Ocurrió el pasado 30 de diciembre, cuando en un camión fue descubierta una extraña carga. No fue sino, hasta estos últimos días que se pudo revelar de qué se trataba.

En la agencia EFE, contaron que la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos descubrió a 150 migrantes, algunos originarios de Venezuela y México, que estaban escondidos en un camión en la ciudad fronteriza de Laredo, en Texas, Estados Unidos, según documentos judiciales revelados por El Nuevo Herald.


Revisen la carga

Así ocurrió. El camión en el que viajaban los migrantes llegó a un puesto de control situado en una carretera en Texas y agentes fronterizos lo pararon, se relata en EFE.

Cuestionado por un uniformado, el conductor del vehículo pesado, identificado como Joseph Winslow, aseguró que desconocía la carga que transportaba.

Según el documento judicial, Winslow indicó que en Laredo le entregaron un teléfono celular y dinero en efectivo y que su destino final era San Antonio, también en Texas.

El agente le remitió entonces a una revisión especial.

El escáner reveló ciertas irregularidades, por lo que los agentes fronterizos procedieron a inspeccionar su interior. Así detectaron la presencia de los migrantes, quienes declararon que habían pagado altas sumas de dinero, en cantidades no reveladas, para llegar a Estados Unidos.

Actualmente, todas estas personas se encuentran detenidas, al igual que el conductor.


Los datos

Pese a la pandemia del coronavirus, en los últimos meses ha aumentado notablemente el número de migrantes indocumentados detenidos en la frontera de Estados Unidos tras cruzar ilegalmente la línea divisoria con México.

En noviembre, último mes con datos oficiales, se detuvieron a 67.101 inmigrantes, cuando en septiembre fueron 54.771 y en mayo la cifra ascendió a 30.836.

Por su parte, la Organización de Estados Americanos (OEA) ya ha advertido que en 2021 el número de refugiados y migrantes venezolanos podría ascender a siete millones si los países de la región vuelven a abrir sus fronteras y “el régimen en Venezuela se mantiene”.

Y asegura: “Las condiciones de vulnerabilidad en las cuales llegan los migrantes venezolanos a los países de acogida son cada vez más críticas tras la profundización de la crisis en Venezuela”.