icon

La fuerte teoría de un 2021 'ni-ni'

Así como los jóvenes que ni estudian, ni trabajan, ni sueñan, la llamada teoría 'ni-ni', cobra fuerza entre los comerciantes luego de la caída de las ventas en diciembre. Ahora, para 2021, no esperan mayores cambios y desde la Confederación Argentina de la Empresa Mediana se muestran cautelosos. La mayoría considera que ni subirán las ventas, ni bajarán. La tragedia no ha pasado. En detalle, los resultados y pronósticos.

En estos últimos días se ha hablado bastante de los jóvenes 'ni-ni': ni estudian, ni trabajan... pero el término también puede encajar en el pronóstico del sector comercio para 2021. ¿Qué predicen? Todos los detalles de las expectativas que cobran fuerza tras un diciembre con resultados tristes. Foto: Télam

Los retrocesos en las ventas minoristas fueron más profundos para relojerías y joyerías (-16,5%), neumáticos y repuestos para autos y motos (-14,3%), mueblerías, decoración y artículos para el hogar (-13,9%), según informe de CAME. Foto: NA

Para los próximos seis meses, las expectativas son muy cautas. La mayoría de los comerciantes consultados por CAME (51%) cree que las ventas se mantendrán sin cambio. Foto: Télam

Tras un año catastrófico por la pandemia, el sector comercio (uno de los más afectados) depositó su confianza en el mes de diciembre, pero las ventas tuvieron una caída -naturalmente- respecto a años anteriores.


Muy predecible.

Según el informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, las ventas cayeron 8% anual en el último mes del año.

De ahí que, para los próximos seis meses, las expectativas sean muy cautas, al menos por ahora.

** Sólo el 17,1% de los comerciantes de la muestra creen que las ventas subirán.
** La mayoría (51%) cree que se mantendrán sin cambio.

Con ello, cobra fuerza la teoría 'ni-ni' entre los comerciantes, ni subirán las ventas, ni bajarán... también se usa para el grupo de jóvenes que también ha crecido en esta última temporada: ni trabajan, ni estudian, ni sueñan.

CAME, el informe

En el último mes del año, las ventas cayeron 8% anual, medidas en cantidades. Incluyendo tanto modalidad online como en locales físicos. El año finalizó con un descenso anual de 21,4% y para 2021 las expectativas vienen muy cautas.

Las cantidades vendidas por los comercios minoristas bajaron 8% en diciembre frente a igual mes de 2019 y finalizaron el año con un retroceso anual de 21,4%.

El declive en los ingresos reales de las familias, la explosión de la venta informal y la escasez de mercadería en negocios como indumentaria, calzados o materiales de la construcción impactaron en la demanda del mes. “Podría haber vendido más, pero no tenía mercadería”, informó la propietaria de un local de indumentaria.

Así surge de la medición de CAME en base a 1000 comercios de todo el país relevados entre el lunes 28 y el jueves 31 por un equipo de 30 encuestadores localizados en las capitales del país, GBA y CABA.

Diciembre no fue como se esperaba, porque si bien las ventas se recuperaron en relación con lo que fue el año, siguieron disminuyendo frente a 2019, que de por sí fue un año malo.

De todos modos, el 33,5% de los negocios relevados finalizaron el mes con alzas anuales, aunque el 60% finalizó en baja.

Para los próximos seis meses, las expectativas son muy cautas por ahora: solo el 17,1% de los comerciantes de la muestra creen que las ventas subirán. La mayoría (51%) cree que se mantendrán sin cambio.

Sector, por sector

Los rubros con menos caídas interanuales en el mes fueron Alimentos y Bebidas (-3,2%), Farmacias (-2,3%), Electrodomésticos y artículos electrónicos (-3,6%), Ropa y artículos deportivos (-5,3%) y Ferreterías, materiales eléctricos y para la construcción (-7%). Los cinco sectores declinaron por debajo del promedio general.

Los retrocesos fueron más profundos para Relojerías, Joyerías y bijouterie (-16,5%), Neumáticos y repuestos para autos y motos (-14,3%), Mueblerías, decoración y artículos para el hogar (-13,9%) y Calzado y marroquinería (-13,8%).

En Librerías y Jugueterías los negocios finalizaron el mes con cierta decepción, tras una Navidad bastante pobre en regalos terminaron diciembre con un descenso anual de 11,2%, siempre hablando de cantidades vendidas. Hubo muchas quejas de los comerciantes por la venta informal, tanto en las calles como por redes. También en algunas ciudades relevadas, destacaron el daño que hacen las saladitas regularizadas por el municipio que venden ilegalmente.

En Indumentaria, donde las ventas se achicaron 11,9% anual en el mes, los más afectados fueron los locales de galerías y los orientados a ropa de fiesta. Entre los demás, algunos destacaron la falta de stock, las ventas fuera de horario o informal

En Perfumerías y Cosméticas, las ventas bajaron 12,6% anual. Acá el comercio ilegal se sintió menos que en otros ramos, pero sí se percibió el menor poder adquisitivo de las familias y la menor cantidad de regalos. Lo que más salió, según los negocios consultados, fueron artículos de tocador y perfumes nacionales. También se sintió el faltante de mercadería, especialmente de artículos importados.